Un sue­ño en mo­vi­mien­to

La Or­ques­ta Ben­ja­mi­nos, co­no­ci­da co­mo la sin­fó­ni­ca de las vi­llas, tie­ne una lar­ga y con­mo­ve­do­ra his­to­ria que aho­ra se cuen­ta en el do­cu­men­tal “El ori­gen de las uto­pías”. El prees­treno ten­drá lu­gar es­ta tar­de en el au­di­to­rio ma­yor de la Ciu­dad de las Ar­tes

VOS - - + Pantallas - De­mian Orosz do­rosz@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

“Los chi­cos en enero y fe­bre­ro se que­da­ban sin co­mer”. La voz que se es­cu­cha, en off, es la de Wal­ter “el Po­llo” Díaz. Ha­bla de 2009. Te­nían que dar­les de mor­far a las chi­cas y chi­cos de Vi­lla La Te­la y to­ma­ron la de­ci­sión de cons­truir un sa­lón que fun­cio­na­ra co­mo co­me­dor. Una vez que tu­vie­ron el sa­lón, se­guía fal­tan­do la pla­ta pa­ra la co­mi­da. En­ton­ces ima­gi­na­ron al­go dis­tin­to. Po­ner el es­fuer­zo en otra co­sa.

Man­za­na por man­za­na, les fue­ron pre­gun­tan­do a las ma­más de Vi­lla La Te­la qué co­sa que­rían ha­cer los chi­cos y chi­cas en sus mo­men­tos li­bres. Fút­bol, ba­tu­ca­da, ac­ce­so a in­ter­net. Dos pi­bes de la man­za­na nú­me­ro ce­ro di­je­ron que les gus­ta­ría apren­der vio­lín. Ha­bían ido ha­cía po­co a una pre­sen­ta­ción de la Or­ques­ta Ma­yor en el Tea­tro del Li­ber­ta­dor. Esa fue la si­mien­te de una for­ma­ción de seis vio­li­nes que se creó en el ve­cin­da­rio de 13 man­za­nas don­de vi­ven unas 700 fa­mi­lias, un ba­rrio des­po­ja­do de ca­si to­do. Me­nos de los sue­ños y del pre­sen­te que pue­de cons­truir el es­fuer­zo co­lec­ti­vo.

La his­to­ria se cuen­ta con de­ta­lle y a pul­món en el do­cu­men­tal Poio y sus Ben­ja­mi­nos, pri­me­ra par­te de un tra­ba­jo más am­plio de­no­mi­na­do El ori­gen de las uto­pías, di­ri­gi­do por Fran­co Co­la­mar­tino y Ma­riano Sa­li­nas. El prees­treno de la pe­lí­cu­la se­rá hoy a las 17.45 en la Ciu­dad de las Ar­tes.

Los seis in­te­gran­tes de las pri­me­ras cuer­das de La Te­la de­bu­ta­ron en pú­bli­co el 24 de di­ciem­bre de 2009, en la ba­sí­li­ca de La Mer­ced. La or­ques­ta co­men­zó a to­mar cuer­po en 2014. Hu­bo un mo­men­to en el que te­nían, gra­cias a al­gu­nas do­na­cio­nes, más ins­tru­men­tos que chi­cos. Pe­ro el gru­po cre­ció sin des­can­so y hoy in­clu­ye al­re­de­dor de 150 in­te­gran­tes. Son 16 pro­fe­so­res y dos co­di­rec­to­res, Juan Tra­ver­so y Pe­dro Aba­llay, los que ayu­dan a em­pu­jar la uto­pía.

“To­do el mun­do nos de­cía que no iba a an­dar, los pa­dres de­cían que los chi­cos eran unos bru­tos”, cuen­ta en el do­cu­men­tal “El Po­llo” Díaz, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ci­vil Ben­ja­mi­nos, la en­ti­dad que tu­te­la es­te sue­ño cu­yo le­ma es “Chi­co que to­ca un ins­tru­men­to, ja­más to­ca­rá un ar­ma”.

El impacto a ni­vel per­so­nal, fa­mi­liar y so­cial es un as­pec­to cla­ve de es­te pro­yec­to de trans­for­ma­ción a tra­vés de la mú­si­ca, que na­ció en La Te­la pe­ro que ac­tual­men­te su­ma a chi­cas y chi­cos de 15 ba­rrios vul­ne­ra­bles de Cór­do­ba.

Ob­via­men­te, la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca Ben­ja­mi­nos se­rá de la par­ti­da es­te sá­ba­do con su mú­si­ca cuan­do se pre­sen­te El ori­gen de las uto­pías, un tra­ba­jo au­dio­vi­sual que tie­ne en mar­cha dos his­to­rias más. Una de ellas si­gue las andanzas de Fuer­za Ma­yor, una agru­pa­ción de adul­tos ma­yo­res que fa­bri­can ins­tru­men­tos y lue­go los en­tre­gan a quie­nes los ne­ce­si­tan. La otra abor­da la his­to­ria de Due­ños de la Ca­lle, un gru­po de per­cu­sión in­te­gra­do por per­so­nas que es­ta­ban en si­tua­ción vul­ne­ra­ble, vi­vien­do en la ca­lle, y que per­si­guen el sue­ño de gra­bar un dis­co.

A to­da or­ques­ta

Las ca­lles de tie­rra con char­cos, los alam­bra­dos tor­ci­dos y las cha­pas son par­te del re­gis­tro do­cu­men­tal, que sin em­bar­go evi­ta en­car­ni­zar­se con el con­tex­to o ha­cer fo­cos in­ne­ce­sa­rios en la po­bre­za pa­ra avan­zar en cam­bio con el re­la­to y los tes­ti­mo­nios.

A las chi­cas y chi­cos se les po­ne co­mo con­di­ción que no de­jen de con­cu­rrir al co­le­gio, y se cul­ti­va la trans­mi­sión de co­no­ci­mien­to. Se les en­se­ña a en­se­ñar. Es así que al­gu­nas chi­cas se con­vir­tie­ron en pro­fe­so­ras de ins­tru­men­tos de quie­nes van in­gre­san­do. Es el ca­so de Fia­ma Pe­der­ne­ra, la trom­pe­tis­ta, que em­pe­zó con vio­lín y des­pués se pa­só al che­lo. “So­mos una fa­mi­lia”, re­su­me pa­ra ex­pli­car có­mo fun­cio­na el mé­to­do de ayu­dar­se en­tre to­dos.

“En las vi­llas po­dés en­con­trar mur­gas, ban­das de cuar­te­to o ban­das de cum­bia, de fol­klo­re. Pe­ro en­con­trar en una vi­lla una or­ques­ta sin­fó­ni­ca es muy de lo­cos. Yo te ha­blo y se me po­ne la piel de ga­lli­na”, di­ce a cá­ma­ra con la voz tem­blo­ro­sa el Ne­gro Pe­der­ne­ra, pa­pá de Fia­ma.

Naho­mi, una de las ne­nas que to­ca­ba en la or­ques­ta, mu­rió re­pen­ti­na­men­te a cau­sa de la leu­ce­mia. Atra­ve­sar ese he­cho fue el mo­men­to más du­ro pa­ra la or­ques­ta. Ac­tual­men­te, el re­per­to­rio que sue­len to­car in­clu­ye el te­ma Dul­ce Naho­mi, com­pues­to por Pe­dro Aba­llay pa­ra re­cor­dar­la.

En­tre los “hi­tos” que el do­cu­men­tal re­sal­ta es­tá la pre­sen­ta­ción jun­to a Los Ca­li­ga­ris, en la Pla­za de la Mú­si­ca, cuan­do el gru­po cor­do­bés fes­te­jó sus 20 años, y el de­but de la Ben­ja­mi­nos co­mo for­ma­ción sin­fó­ni­ca en la Sa­la de las Amé­ri­cas, en sep­tiem­bre de 2017.

El pro­yec­to se sos­tie­ne re­man­do con­tra in­nu­me­ra­bles di­fi­cul­ta­des. A tra­vés de di­ver­sos apor­tes, se ma­ne­jan con un pre­su­pues­to de $ 29 mil al mes. “El Po­llo” Díaz bro­mea y lla­ma “be­cas cui­da­das” a las es­cue­tas su­mas de di­ne­ro que co­bran los pro­fe­so­res. Y usa una me­tá­fo­ra pa­ra que se en­tien­da cuál es el es­pí­ri­tu que los sos­tie­ne: “So­mos co­mo las ma­ri­po­sas. Na­ce­mos a la ma­ña­na, mo­ri­mos a la no­che. Al otro día vol­ve­mos a na­cer”.

Un pro­yec­to que cre­ce. Ac­tual­men­te, la Or­ques­ta cuen­ta con cer­ca de 150 in­te­gran­tes. Hoy ac­tua­rán en el prees­treno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.