In­mor­tal

Es­ta se­ma­na lle­gó a los ci­nes “Bohe­mian Rhap­sody”, la pe­lí­cu­la que ce­le­bra el le­ga­do de Fred­die Mer­cury.

VOS - - Vos + Destacados - por Juan Del­fi­ni José Heinz jheinz@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

La vi­da de Fred­die Mer­cury pa­re­cía des­ti­na­da a con­ver­tir­se en le­yen­da. De allí a la pan­ta­lla gran­de me­dian po­cos pa­sos. Sin em­bar­go, de­bie­ron pa­sar 27 años pa­ra que fi­nal­men­te ocu­rrie­ra. Es de­cir, el tiem­po que di­vi­de su muer­te, ocu­rri­da en no­viem­bre de 1991, y el es­treno de Bohe­mian Rhap­sody, la pe­lí­cu­la que ho­me­na­jea su le­ga­do y el de su ban­da, Queen, y que lle­gó a los ci­nes lo­ca­les es­ta se­ma­na.

Mer­cury no só­lo fue un can­tan­te ex­tra­or­di­na­rio (mu­chos lo con­si­de­ran el me­jor vo­ca­lis­ta en la his­to­ria del rock) y el au­tor de can­cio­nes que ocu­pan des­de ha­ce tiem­po la ba­tea de los gran­des clá­si­cos in­mor­ta­les. Aun­que eso so­lo le bas­ta­ría pa­ra que­dar en la me­mo­ria co­lec­ti­va, su fi­gu­ra tam­bién fue un signo de su tiem­po. Sus adic­cio­nes, su ho­mo­se­xua­li­dad y su en­fer­me­dad, el si­da, ocu­pa­ron un es­pa­cio im­por­tan­te en su de­rro­te­ro emo­cio­nal (y tam­bién las por­ta­das de las re­vis­tas).

Se­gún al­gu­nas crí­ti­cas, el fil­me no re­fle­ja del to­do esas zo­nas os­cu­ras y tris­tes del per­so­na­je. Pre­fie­re más bien ocu­par­se de su vi­da jun­to a Queen, agru­pa­ción le­gen­da­ria que com­par­tía con Brian May, John Dea­con y Ro­ger Tay­lor. En lo que sí con­cuer­dan es en la ma­ra­vi­llo­sa ta­rea de Ra­mi Ma­lek, el en­car­ga­do de in­ter­pre­tar a Fred­die.

Los me­jo­res mo­men­tos del fil­me se cen­tran en sus ac­tua­cio­nes, por­que el can­tan­te bri­lla­ba con luz pro­pia so­bre el es­ce­na­rio. “Si no se ce­le­bra la vi­da de Fred­die y sus ba­ta­llas y lo com­pli­ca­do que era y lo in­flu­yen­te, pa­ra con­cen­trar­se en cam­bio en la tris­te­za de su trán­si­to a la muer­te, en­ton­ces se co­rre el ries­go de des­me­re­cer lo pro­fun­do, ra­dian­te y vi­bran­te que era él co­mo ser hu­mano”, de­cla­ró Ma­lek en la pre­via al es­treno.

Los fa­ná­ti­cos de Queen no po­drían es­tar más agra­de­ci­dos con su ta­rea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.