Pi­chón Bal­di­nu lle­ga a Car­los Paz.

Pi­chón Bal­di­nu po­ne en pers­pec­ti­va el le­ga­do de Or­ga­ni­za­ción Ne­gra y De La Guar­da. Y ade­lan­ta de qué va “Hom­bre”, una ver­sión su­pe­ra­do­ra de una an­ti­gua crea­ción con la que ha­rá tem­po­ra­da en Vi­lla Car­los Paz.

VOS - - Página Delantera - Ger­mán Arras­cae­ta ga­rras­cae­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Pi­chón Bal­di­nu fue miem­bro fun­da­dor de com­pa­ñías rup­tu­ris­tas del tea­tro na­cio­nal co­mo Or­ga­ni­za­ción Ne­gra y De La Guar­da, cu­yo prin­ci­pal le­ga­do era ca­pi­ta­li­zar el ai­re, las al­tu­ras, co­mo es­pa­cio de la es­ce­na y alar­dear con es­té­ti­ca punk pa­ra acom­pa­ñar si­tua­cio­nes de elec­tro­cho­que.

La no­ti­cia es que el ar­tis­ta ha­rá tem­po­ra­da en Vi­lla Car­los Paz con Hom­bre, ver­sión me­jo­ra­da de lo que se co­no­ció co­mo Hom­bre ver­tien­te, una (a)pues­ta que se es­tre­nó en la ex­po de Za­ra­go­za en 2008 y que se re­creó por va­rios años en el por­te­ño Cen­tro Cul­tu­ral Re­co­le­ta.

La bue­na nue­va no que­da ahí: Bal­di­nú afron­ta­rá el desafío de la re­pre­sen­ta­ción con una com­pa­ñía cor­do­be­sa aún no for­ma­da.

“Es­ta­mos pre­pa­ran­do la téc­ni­ca y es­te fin de se­ma­na (por hoy) via­ja­mos pa­ra ha­cer las au­di­cio­nes, el cas­ting”, di­ce des­de Bue­nos Ai­res el di­rec­tor en con­tac­to con VOS.

“Ocu­pa­re­mos el es­pa­cio Mó­na­co, ubi­ca­do al la­do del ho­tel del mis­mo nom­bre. Va­mos a cons­truir to­da nues­tra sa­la, a mon­tar to­da nues­tra in­fra­es­truc­tu­ra téc­ni­ca pa­ra po­der desa­rro­llar el es­pec­tácu­lo... Va­mos a ha­cer fun­cio­nes de miér­co­les a lu­nes. Es­ta­mos cal­cu­lan­do el es­treno en­tre el 3 y el 4 de enero”, aña­de.

–¿Qué bus­cás en el cas­ting, es­pe­cí­fi­ca­men­te?

–Más allá de que se lla­me Hom­bre, en nues­tro es­pec­tácu­lo tra­ba­jan mi­tad mu­je­res y mi­tad hom­bres. En reali­dad, son cin­co mu­je­res y sie­te hom­bres. Bus­co un ti­po de ac­tor o ac­triz que sea mul­ti­dis­ci­pli­na­rio/a. De­be te­ner mu­cho ma­ne­jo del fí­si­co, ya que nues­tro es­pec­tácu­lo in­vo­lu­cra dis­ci­pli­nas aé­reas, al­gu­nas bas­tan­te exi­gen­tes. Ne­ce­si­tás al­gún ti­po de ex­pe­rien­cia en tra­ba­jos en ar­ne­ses. Tie­ne que te­ner co­no­ci­mien­tos en dan­za y en ac­tua­ción. Ne­ce­si­ta­mos ar­tis­tas com­ple­ti­tos. Y que­re­mos crear una com­pa­ñía cor­do­be­sa por­que es una pla­za fuer­te que ya ha desa­rro­lla­do una iden­ti­dad muy gran­de en lo que es el en­tre­te­ni­mien­to. Hay que aten­der una de­man­da.

In­mer­si­vo y fí­si­co

Se­gún Bal­di­nu, Hom­bre es un es­pec­tácu­lo con un án­gu­lo no­ve­do­so pa­ra Vi­lla Car­los Paz. “Se­rá una bue­na ex­pe­rien­cia lle­var un show shoc­kean­te en lo vi­sual, in­mer­si­vo y fí­si­co... Pre­sien­to un pú­bli­co se­dien­to por ver al­go así”, di­ce.

–¿Por qué pa­sás de “Hom­bre ver­tien­te” a “Hom­bre”? ¿Es una adap­ta­ción, una ver­sión me­jo­ra­da o, di­rec­ta­men­te, al­go dis­tin­to?

–He­mos re­va­lua­do el guion y desa­rro­lla­do nue­vas es­ce­nas. Y fui­mos dán­do­le una nue­va iden­ti­dad. Se si­gue ba­san­do en la his­to­ria de un ar­tis­ta que es ab­du­ci­do por sus pro­pias crea­cio­nes, y nun­ca sa­bés cuán­do es­tá en el plano real y cuán­do en el de su fan­ta­sía. El es­pec­ta­dor es­tá den­tro de esa ab­duc­ción, vi­ve lo que vi­ve el cha­bón. A ve­ces lo ob­ser­va y a ve­ces es­tá for­man­do par­te del ám­bi­to que es­te crea. Tie­ne un len­gua­je vi­sual muy fan­tás­ti­co, por así de­cir­lo. El per­so­na­je prin­ci­pal te­je un ti­po dis­tin­to de re­la­ción con ca­da es­pec­ta­dor. Eso ha­ce que sea al­go in­mer­si­vo y to­tal­men­te adre­na­lí­ni­co.

–El le­ga­do de Or­ga­ni­za­ción Ne­gra y De La Guar­da fue dis­rup­ti­vo en su mo­men­to y lue­go, de al­gu­na ma­ne­ra, se es­tan­da­ri­zó. ¿Có­mo lo ves con la pers­pec­ti­va que da el tiem­po?

–Creo que esas ex­pe­rien­cias for­ma­ron no só­lo al es­pec­ta­dor sino tam­bién al ar­tis­ta de hoy. A me­di­da que avan­za­mos con es­te ti­po de tea­tro, y que in­cor­po­ra­mos al ai­re pa­ra trans­for­mar­lo en una he­rra­mien­ta de re­la­to, lo­gra­mos tras­cen­der nues­tro país y lle­gar a afec­tar has­ta el en­tre­te­ni­mien­to glo­bal. Cuan­do trabajamos con De La Guar­da en Estados Unidos, a las fun­cio­nes caían Madonna, (Mick) Jagger o Michael Jackson... Y con el tiem­po veías que ellos no só­lo in­cor­po­ra­ban al­gu­nas ideas en sus shows, sino que, a ve­ces, lo ha­cían con nues­tros in­tér­pre­tes. Lo que ha­bía­mos des­cu­bier­to co­mo len­gua­je, te­nía un efec­to en ar­tis­tas con­sa­gra­dos. En­ton­ces en­ten­di­mos que lo nues­tro era más que tea­tro de gue­rri­lla. Tras­cen­dió y se po­pu­la­ri­zó. Mu­chí­si­mos de nues­tros ac­to­res se trans­for­ma­ron en pro­fe­so­res de tea­tro aé­reo, de dan­zas aé­reas. Ca­da uno de ellos ha­brá re­in­ter­pre­ta­do esa téc­ni­ca y la ha­brá apli­ca­do a su ma­ne­ra.

–A la ho­ra del cas­ting, ¿qué re­le­van­cia le das a la cues­tión ges­tual?

–No la pon­go en un se­gun­do plano. El per­so­na­je cen­tral de Hom­bre es­tá mu­cho más vin­cu­la­do al tea­tro, a la in­ter­pre­ta­ción de un per­so­na­je en el mun­do del tea­tro tra­di­cio­nal. No só­lo se eva­lua­rá la ha­bi­li­dad fí­si­ca. Hay que transmitir des­de el rostro, te­ner un ca­rác­ter, una pre­sen­cia. Los in­tere­sa­dos deben interpretar personajes que, cuan­do los mi­res, deben transmitir un montón de subtextos. Si bien hay una in­fra­es­truc­tu­ra má­gi­ca que po­ten­cia al fac­tor hu­mano, el ges­to re­sul­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra ce­rrar el sen­ti­do. Los in­tér­pre­tes le dan vi­da y sen­ti­do a los personajes en to­dos los ni­ve­les. Si nos que­dá­ra­mos en cues­tión de la des­tre­za, se­ría un show de cir­co.

–A pro­pó­si­to, del cir­co vie­ne Fla­vio Men­do­za, un per­so­na­je cen­tral del en­tre­te­ni­mien­to ar­gen­tino. ¿Has ha­bla­do con él, lo res­pe­tás?

–No tu­ve la opor­tu­ni­dad de char­lar con él, pe­ro sé que se­re­mos co­le­gas en la tem­po­ra­da y que va­mos a com­par­tir pro­duc­tor (Mi­guel Par­do). Res­pe­to a to­da la gen­te que se ha pues­to a crear... O que ha si­do ins­pi­ra­da por al­go y que lue­go in­ten­ta re­in­ter­pre­tar­lo con su pro­pia vi­sión. En su ca­so, creo que ha si­do muy ins­pi­ra­do por el Cir­que du So­leil y lue­go le pu­so su im­pron­ta. Fla­vio Men­do­za es un ar­tis­ta que no só­lo cum­plió su sue­ño en ese ran­go, tam­bién es un pro­duc­tor, un ha­ce­dor. Yo sé lo que sig­ni­fi­ca pro­du­cir, in­ven­tar al­go de la na­da, ge­ne­rar tu pro­pio ám­bi­to, ir a fon­do... Así que sí, por su­pues­to que res­pe­to a Fla­vio Men­do­za.

“CUAN­DO TRABAJAMOS CON DE LA GUAR­DA EN ESTADOS UNIDOS, A LAS FUN­CIO­NES NOS VENÍAN A VER MADONNA, JAGGER, MICHAEL JACKSON”.

“HAY QUE TRANSMITIR DES­DE EL ROSTRO. DEBEN INTERPRETAR PERSONAJES QUE TRANSMITAN UN MONTÓN DE SUBTEXTOS”.

GENTILEZA LA NACIÓN

Al­to im­pac­to. “Es un show im­pac­tan­te des­de lo vi­sual, in­mer­si­vo y fí­si­co”, di­ce el di­rec­tor. (GENTILEZA T&T)

Pa­ra el ve­rano. La obra se pre­sen­ta­rá a par­tir del 3 de enero en Car­los Paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.