Tan­go que me hi­cis­te bien

Por ter­cer año con­se­cu­ti­vo, el es­pec­tácu­lo “Tan­go co­rrup­to” se pre­sen­ta en la tem­po­ra­da de Car­los Paz. Es­te año es con “Por­que se nos can­ta así”, un show mu­si­cal que vuel­ve a trans­for­mar un re­per­to­rio de can­cio­nes po­pu­la­res al rit­mo del 2 x 4.

VOS - - Verano - Ro­dri­go Ro­jas rro­[email protected]­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Quie­nes ya vie­ron Tan­go co­rrup­to en al­gu­na de sus dos tem­po­ra­das an­te­rio­res sa­ben bien que la idea del show es rom­per con los es­te­reo­ti­pos del gé­ne­ro tradicional al ver­sio­nar to­do ti­po de pie­zas de la música po­pu­lar, yen­do así de la cum­bia al cuar­te­to o del pop al dis­co, pe­ro siem­pre ca­yen­do en aguas rio­pla­ten­ses.

Y es­te año, “Por­que se nos can­ta así” vuel­ve a gi­rar en torno de esa pre­cio­sa idea, y vuel­ve a pro­po­ner eso de lle­var al te­rreno del arra­bal aque­llas can­cio­nes que es­tán me­ti­das en el in­cons­cien­te de to­dos, ya sea por gus­to o por re­pe­ti­ción.

“Gra­cias por vol­ver a los que nos co­no­cen, y por la cu­rio­si­dad a los nue­vos”, di­ce con po­se gar­de­lia­na su men­tor Os­car La­jad lue­go de abrir la pri­me­ra fun­ción del ve­rano in­ter­pre­tan­do una arries­ga­da ver­sión de Des­pa­ci­to, hit mun­dial que po­si­ble­men­te ya se ha­ya des­gas­ta­do des­pués de tan­ta ro­ta­ción, pe­ro que má­gi­ca­men­te so­por­ta es­ta nue­va for­ma.

Y La­jad, que en­tre can­ción y can­ción ame­ni­za há­bil­men­te la ve­la­da con su re­la­to de in­fan­cia sal­te­ña, lo su­bra­ya: “De­cir dis­tin­to. De eso tra­ta Tan­go co­rrup­to”, sin­te­ti­za per­fec­ta­men­te.

La no­che avanza y La Des­ve­la­da, agru­pa­ción de piano, ban­do­neón con­tra­ba­jo y vio­lín que sos­tie­ne al can­tan­te, arre­me­te con otro tan­ga­zo. Pe­ro una vez más es un en­ga­ño: de a po­co el ve­lo se va des­cu­brien­do y apa­re­cen “La Mo­na” Ji­mé­nez y Ro­dri­go Bueno en un en­gan­cha­do sen­sa­cio­nal.

Más allá de que el jue­go es­tá plan­tea­do del co­mien­zo, la in­ter­pre­ta­ción de las can­cio­nes no se re­mi­te simplemente a lle­var a los te­mas al 2x4, los arre­glos que pro­po­ne el cuar­te­to son más que in­tere­san­tes y pro­po­nen nue­vas lu­ces y som­bras so­bre te­mas que to­dos co­no­cen al de­di­llo.

Si bien la so­lem­ni­dad ga­na la es­ce­na, la ri­sa (cóm­pli­ce) en­tre los asis­ten­tes es un fac­tor de­ci­si­vo en la ho­ra y me­dia que du­ra el es­pec­tácu­lo. Oír a Xu­xa o a Gaby, Fo­fó y Mi­li­ki, por ejem­plo, des­pier­ta tan­to asom­bro co­mo pal­mas y son­ri­sas en­tre los pre­sen­tes.

Pro­me­dian­do el show, y so­bre una ver­sión ins­tru­men­tal de Bad Ro­man­ce de Lady Ga­ga, los bai­la­ri­nes Ro­sa­lía Ál­va­rez y Ale­jan­dro An­drian (que in­ter­ca­la pre­sen­ta­cio­nes con Ni­co­lás To­ba­res) ga­nan el es­ce­na­rio a pu­ro fi­ru­le­te y ele­van ins­tan­tá­nea­men­te la ca­li­dad de la propuesta. En­tre gi­ro y gi­ro, ella pa­re­ce que con­si­guie­ra ca­mi­nar en el ai­re.

Y en es­ta es­ca­la­da, la apa­ri­ción de la can­tan­te Lu­ci­la Juá­rez vuel­ve a ele­var la apues­ta. Pa­sa Thalía por su voz, pe­ro la in­ter­pre­ta­ción de Li­vin’ la vi­da lo­ca de Ricky Mar­tin (se­rá la úl­ti­ma can­ción que de­ve­la­re­mos) es tan profunda e in­ten­sa que re­sig­ni­fi­ca ca­da lí­nea que se can­ta.

En es­te mis­mo sen­ti­do, y en dúo con La­jad, un te­ma de Mi­ran­da! y otro de Chi­qui­ti­tas adquieren una fi­so­no­mía y un co­lor úni­co en las in­ter­pre­ta­cio­nes.

En la rec­ta fi­nal hay mucha más música de au­to­res y es­ti­los di­ver­sos y bue­nas par­ti­ci­pa­cio­nes de la pa­re­ja de bai­le, to­do re­don­dean­do una pues­ta de al­ta ca­li­dad in­ter­pre­ta­ti­va que se sos­tie­ne de prin­ci­pio a fin y que permite el dis­fru­te de los que ya co­no­cen la idea, tan­to co­mo los que se sor­pren­de­rán des­cu­brien­do ca­da can­ción ocul­ta ba­jo la pá­ti­na me­lan­có­li­ca del tan­go.

(LA VOZ)

Re­ver­sio­na­dos. Os­car La­jad y Lu­ci­la Juá­rez, acom­pa­ña­dos de la agru­pa­ción La Des­ve­la­da, en ple­na in­ter­pre­ta­ción arra­ba­le­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.