To­do lo que dio Nel­son

VOS - - Vos + Verano -

–¿Te dio mu­cho Nel­son?

–Se dis­fru­ta­ba mu­cho el ro­da­je, con un equipo de gran ni­vel. Fil­ma­mos mu­chas ho­ras, apren­dí la­bu­ran­do con un di­rec­tor que es uno de los me­jo­res que te­ne­mos. Bruno Stag­na­ro me fas­ci­na. Nun­ca ha­bía la­bu­ra­do con él. Des­pués de la pri­me­ra es­ce­na, me di cuen­ta de que te­nía una ca­be­za muy par­ti­cu­lar. Si bien sale pa­ra te­le­vi­sión, Un ga­llo pa­ra Es­cu­la­pio se fil­ma co­mo ci­ne. Es ci­ne. Se prue­ban es­ce­nas, pla­nos, la fo­to­gra­fía, se bus­ca el per­so­na­je o los lu­ga­res. To­do es una bús­que­da. Ese ti­po de proyectos se agra­de­ce. Pue­de pa­sar, en otros casos, que en un lu­gar el equipo no tie­ne ga­nas de la­bu­rar, se quie­re ir rá­pi­do o se sa­can las es­ce­nas de en­ci­ma pa­ra me­ter el plan (de gra­ba­ción). En Un ga­llo la es­ce­na se ha­cía pa­ra que fue­ra la me­jor es­ce­na del mun­do. Ahí se ali­men­ta la vo­ca­ción. Pa­ra fil­mar 13 ho­ras se­gui­das, real­men­te te tie­ne que gus­tar la ac­tua­ción.

Pe­ter ini­cia 2019 con la ex­pec­ta­ti­va pues­ta en la película 4x4 de Ma­riano Cohn (uno de los di­rec­to­res de El ciu­da­dano ilus­tre), sin fe­cha aún de es­treno. “Y voy a se­guir ex­pe­ri­men­tan­do con Ma­ta­de­ro, una ex­pe­rien­cia úni­ca y re­no­va­do­ra que me desafía co­mo ac­tor. Es un do­ble co­man­do ma­ra­vi­llo­so. Se lle­ne o no el tea­tro (y oja­lá lo ex­plo­te­mos y la gen­te se acer­que a ver­la) me ha­ce cre­cer, fun­ción a fun­ción, en­sa­yo a en­sa­yo”.

Pe­ter co­men­zó a actuar en te­le­vi­sión en la ado­les­cen­cia (Chi­qui­ti­tas sin fin, 2006). Al mis­mo tiem­po, ha de­mos­tra­do que to­mó las rien­das del ofi­cio muy tem­prano.

Él di­ce que se fue dan­do to­do. “Siem­pre es­tu­ve en la bús­que­da, pe­ro los desafíos se fue­ron pre­sen­tan­do. Al­gu­nas ve­ces tu­ve que dar una vuel­ta de tuer­ca pa­ra tra­tar de ir a lo que te­nía ga­nas de ha­cer, des­de Equus, al uni­per­so­nal de Ib­sen (El em­pe­ra­dor Gynt) o una obra de tea­tro fí­si­co que no tie­ne na­da que ver con lo que ha­cía. Soy afor­tu­na­do, por tra­ba­jar y vivir de lo que me gus­ta. Ese es el plus más gran­de. Aho­ra ten­go la po­si­bi­li­dad de ele­gir y ser más ta­jan­te en las de­ci­sio­nes y los per­so­na­jes. El ac­tor no lle­ga a un pun­to. Sien­to que mien­tras vas cre­cien­do, me­jor, co­mo un vino, y so­lo si uno po­ne la prio­ri­dad en la bús­que­da de ese ac­tor. Si no lo bus­cás, no lo en­con­trás. Si uno es­tá mal, no en­con­trás na­da. Ahí es­tá la pre­mi­sa, hoy, de mi ca­rre­ra. No ten­go na­da en cla­ro. No sé qué va a pa­sar, no sé si soy un buen o mal ac­tor. Sí sé que en esa bús­que­da voy en­con­tran­do ar­mas que son esen­cia­les”.

Amis­tad. “So­mos un gru­po de ami­gos”, di­ce Lan­za­ni so­bre Ben­tei­four (iz­quier­da) y Ca­ba­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.