Des­pla­za­mien­to la­te­ral

Cuál es la ma­nio­bra co­rrec­ta de re­ma­da cuan­do nos acer­ca­mos a la cos­ta o pre­ten­de­mos ale­jar­nos del pa­so de una lan­cha.ha.

Weekend - - ARMAS -

En mu­chas oca­sio­nes los pa­lis­tas de­ben re­mar la­te­ral­men­te por di­fe­ren­tes mo­ti­vos: cuan­do se acer­can a la cos­ta, res­ca­tan a un ami­go o bien pa­ra ale­jar­se del pa­so de una lan­cha u otro ka­yak de ma­ne­ra sú­bi­ta. Lo pri­me­ro que ten­dre­mos en cuen­ta es la pos­tu­ra: es acon­se­ja­ble sen­tar­se en el cock­pit a 45 gra­dos y con el cuer­po gi­ra­do ha­cia el la­do que uno pien­sa mo­ver­se. Es im­por­tan­te que la pa­la­da co­mien­ce bien per­pen­di­cu­lar al cock­pit, pa­ra lo­grar una ma­yor trac­ción. Al mo­men­to de la pa­la­da hay que ayu­dar con el tor­so del cuer­po, ro­tán­do­lo, pa­ra no efec­tuar una ma­nio­bra for­za­da. Du­ran­te to­da la re­ma­da se su­je­ta la pa­la en la po­si­ción nor­mal de pa­leo. Mien­tras se lle­va el ka­yak ha­cia la pa­la, la rodilla del la­do opues­to pre­sio­na ba­jo la par­te in­fe­rior del ka­yak. El re­co­rri­do de la pa­la­da fi­na­li­za ca­si a la al­tu­ra del cock­pit, es de­cir, en la par­te me­dia del ka­yak. No de­be­mos re­car­gar la re­ma­da en la cin­tu­ra apo­yán­do­nos exa­ge­ra­da­men­te en la ri­ño­ne­ra (to­pe ba­jo del ka­yak).

Pa­leo efi­cien­te. Con­tra lo que mu­chos su­po­nen, la re­ma­da no re­quie­re de mu­cha fuer­za de la pa r te su­pe­rior del cuer­po. Sí, en cam­bio, de un mo­vi­mien­to di­ná­mi­co en don­de to­do el tor­so ac­túe al uní­sono. El cuer­po siem­pre tie­ne que es­tar re­la­ja­do, aún las ma­nos, el tra­pe­cio y an­te­bra­zos, pa­ra evi­tar las con­trac­tu­ras. Un ejer­ci­cio muy útil pa­ra prac­ti­car la pa­la­da la­te­ral es re­mar con las ma­nos por un lap­so de tiem­po al­ter­na­da­men­te por am­bas ban­das, in­ten­tan­do des­pla­zar la­te­ral­men­te el ka­yak cui­dan­do de pa­lar pa­re­jo. No­ta­re­mos que al prin­ci­pio per­de­re­mos el rum­bo del ka­yak, pe­ro con al­go de prác­ti­ca po­dre­mos re­mar la­te­ral­men­te con sol­tu­ra. Con el tiem­po po­de­mos ha­cer el des­pla­za­mien­to em­plean­do la ma­nio­bra de ocho en el agua, es de­cir, un mo­vi­mien­to en for­ma de ocho con la pa­la (ver gráfico) pa­ra que la sus­ten­ta­ción que ge­ne­ra el mo­vi­mien­to des­pla­ce el ka­yak la­te­ral­men­te.

La ca­ja del pa­lis­ta. Pue­de ay uda r en la re­ma­da el con­cep­to del pa­lis­ta es­pa­ñol Es­te­ban Vi­cen­te, que con­sis­te en ubi­car en el cock­pit una c aja c uad r ad a i m ag i n a r i a don­de pon­dre­mos el tor­so del cuer­po pa­ra evi­tar los mo­vi­mien­tos de ba­lan­ceo. To­dos los mo­vi­mien­tos que efec­túa el tri­pu­lan­te de­ben rea­li­zar­se den­tro de es­te lí­mi­te. Uno de los erro­res tí­pi­cos es ro­tar en de­ma­sía el cuer­po al mo­men­to de pa­lear, lo que ge­ne­ra una ex­ten­sión anor­mal del hom­bro que, con el tiem­po, pro­vo­ca le­sio­nes. De­be que­dar cla­ro que nin­gún mo­vi­mien­to en la re­ma­da se reali­ce por fue­ra de la a ca­ja.

Co­mo apli­car la fuer­za. E st stos os pr i nci­pios ge­ne­ra les son aplic apli­ca­bles pa­ra la pa lad a l at e era r a l . L os k ay a k ist a s prin­ci­pian­tes prin­ci­pian uti­li­zan en de­ma­sía la fuer­za f de los bí­ceps y an­te­bra an­te­bra­zos. Nor­mal­men­te ti­ra ti­ran t n de la pér ti­ga a tra­vés del de agua ca­si sin uti­li­zar los otros gru­pos mus­cu­la­res. Re­man Re de una ma­ne­ra r rí íg id a , con pa l ad a s cor­tas y enér­gi­cas y ca­si si n t or­sión del cu cuer­po. Hay que pro­cur cu­rar usar pa­la­das más lar­gas y sua­ves. El pa­lis­ta ex­per­to a ade­más em­plea to­do sus mús­cu múscu­los y rota el tor­so. Es­ta pa pa­la­da la es usa­da co­mo pa­lan­ca pa­ra mo­ver el ka­yak la­te­ral­men­te.

Los tips bá­si­cos son dos. El pri­me­ro, sen­tar­se en el cock­pit con el tor­so a 45 gra­dos y es­tar bien tra­ba­do en las mus­le­ras. Se­gun­do, co­lo­car la pa­la en el agua lo más le­jos que se pue­da de la ban­da, con una li­ge­ra in­cli­na­ción. Nú­me­ro tres, em­pu­jar la­te­ral­men­te ha­cia el cock­pit con el bra­zo in­fe­rior, has­ta que el bra­zo que em­pu­ja que­de ca­si pe­ga­do al ka­yak. Cua­tro: man­te­ner el cuer­po den­tro de la “ca­ja del pa­lis­ta” ubi­ca­da en el cock­pit, de ma­ne­ra que nin­gún mo­vi­mien­to ba­lan­cee el ka­yak. Cin­co: uti­li­zar el bra­zo que es­tá trac­cio­nan­do co­mo pun­to de apo­yo. Y seis, úl­ti­mo, man­te­ner los pies apo­ya­dos y los mus­los su­je­tos mien­tras se re­ma. Re­cor­dar que la pa­la­da en re­ver­sa de­be­ría ser tan flui­da co­mo la de­lan­te­ra. *Es­pe­cia­lis­ta en ka­ya­kis­mo.

La pos­tu­ra co­rrec­ta es sen­tar­se sen­tar­ser­se a 45 gra­dos y con el cuer­po gi­ra­do­gi gi­ra­do ha­cia el la­do en que uno pien­sa mo­ver­se. Pa­ra lo­grar una ma­yor trac­ción, la pa­la­da de­be co­men­zar bien per­pen­di­cu­lar al cock­pit.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.