Va­ria­da con mu­cho pro­to­co­lo

En tiem­pos de cua­ren­te­na, los po­bla­do­res de la bahía pue­den dis­fru­tar de pe­je­rre­yes y ró­ba­los. Dón­de y có­mo los pes­can. Guía de ser­vi­cios pa­ra ir agen­dan­do. Ade­más, pri­me­ra ex­pe­rien­cia de tem­po­ra­da con es­car­do­nes en Mar del Pla­ta.

Weekend - - PESCA - Tex­tos: GUS­TA­VO FRON­TO­NI. Fo­tos: DIE­GO Y GUILLERMO GORO

Aso­lo 900 km de la Ciu­dad Aut óno­ma de Bue­nos Ai­res, el pa­raí­so del pes­ca­dor si­gue dan­do mag­ní­fi­cas co­se­chas. En épo­ca de pan­de­mia y a fal­ta de lu­ga­res pa­ra la pes­ca de­por­ti­va, nues­tros ami­gos de la Bahía San Blas, los her­ma­nos Die­go y Guillermo Goro, ha­bi­tan­tes de la lo­ca­li­dad y ha­bi­li­ta­dos pa­ra pes­car con las me­di­das sa­ni­ta­rias res­pec­ti­vas, nos acer­can es­te mag­ní­fi­co ma­te­rial rea­li­za­do a fi­nes de ju­nio.

La zo­na es­tá con ri­ca va­ria­da y es un ex­ce­len­te pes­que­ro tan­to de cos­ta co­mo de em­bar­ca­do, que en es­ta oca­sión pre­sen­ta la de­no­mi­na­da pes­ca fi­na: pe­je­rre­yes, ró­ba­los, cor­vi­nas, pes­ca­di­llas, ga­tu­zos, ra­yas y pe­ces ele­fan­te, en­tre otros tan­tos.

Quié­nes pue­den pes­car

Las pes­cas cos­te­ras, a par­tir del úl­ti­mo mes, se ha­bi­li­ta­ron so­lo pa­ra pes­ca­do­res re­si­den­tes, y to­da­vía no es­tá per­mi­ti­da la pes­ca tu­rís­ti­ca pa­ra gen­te que no sea lo­cal. Es­to sig­ni­fi­ca que so­lo pes­can con pro­to­co­lo y dis­tan­cia­mien­to los re­si­den­tes de la bahía, de­bi­do a que el pue­blo es­ta ce­rra­do pa­ra el tu­ris­mo. Pe­ro ellos tam­bién tie­nen cier­tas res­tric­cio­nes: hay ho­ra­rios que cum­plir, zo­nas ha­bi­li­ta­das, dis­tan­cia­mien­to de 100 m mí­ni­mo en­tre ca­ñas, uso obli­ga­to­rio de bar­bi­jo y no com­par­tir equi­pos.

Un da­to que Die­go nos co

men­tó es que se acer­ca­ron mu­chas es­pe­cies a la cos­ta, de­bi­do a que las em­bar­ca­cio­nes lo­ca­les no sa­len a na­ve­gar, en­ton­ces no hay rui­do de mo­to­res. De es­ta for­ma las cap­tu­ras es­tán ca­si ase­gu­ra­das aun­que, co­mo ocu­rre en mu­chos la­dos, hay zo­nas me­jo­res que otras. Y en es­ta oca­sión las me­jo­res fue­ron: Bahía del Aras, La Re­ve­ca, Rin­cón del Bar­co, la Pla­ya de Are­na, Pa­so Se­co y El Cor­vi­ne­ro.

Las car­na­das pre­do­mi­nan­tes pa­ra es­tas zo­nas son el fi­let de ma­grú o pe­je­rrey, lan­gos­tino pe­la­do, an­choi­ta y ca­ma­rón cru­do chi­co. Pa­ra capturar pe­je­rrey es ideal tam­bién lle­var fi­let de li­sa sa­la­do.

Ca­ñas y lí­neas idea­les

En cuan­to a los equi­pos, se uti­li­zan ca­ñas de 3,90 a 4,20 m de ac­ción 8 co­mo má­xi­mo, de­bi­do a que las pie­zas de va­ria­da no su­pe­ran los tres ki­lo­gra­mos de pe­so. Re­eles: pue­den ser fron­ta­les con ca­rre­tes de cas­ting có­ni­co pa­ra ha­cer lan­ces lar­gos, co­mo así tam­bién se pue­den em­plear ro­ta­ti­vos sin de­va­na­dor, car­ga­dos con ny­lon del 0,30 al 0,35 mm, con el agre­ga­do de una sa­li­da tra­fi­la­da o chi­co­te, que pue­de ir del 0,35 al 0,60 mm, pa­ra no cor­tar en el lan­za­mien­to. Res­pec­to de los plo­mos, uti­li­zar pe­ras aca­na­la­das si hay vien­to y/o plo­mos con des­tra­be, des­de los 150 has­ta 220 gra­mos, se­gún

la co­rren­ta­da del lu­gar. An­zue­los: pa­ra el pe­je­rrey se uti­li­zan Nº 3 en la ría y, pa­ra la va­ria­da, 4/0. Otro da­to a te­ner en cuen­ta es usar el ru­le­ro ce­ba­dor, ele­men­to vi­tal pa­ra con­cen­trar los car­dú­me­nes de pe­je­rrey, co­mo así tam­bien la va­ria­da. Co­mo ce­ba pa­ra el ru­le­ro se uti­li­za ca­ba­lla de la­ta.

Si op­ta­mos por los pe­je­rre­yes, en la zo­na se pue­den en­con­trar es­car­do­nes co­mo pan­zo­nes, es­tos úl­ti­mos to­do el año, los otros so­lo en tem­po­ra­da fría. El corno es la ter­ce­ra es­pe­cie po­si­ble en­tre ma­yo y sep­tiem­bre. El es­car­dón ha­bi­ta en to­do el fren­te del mar, el pan­zón en aguas más os­cu­ras y en pla­yas de are­na, mien­tras que el corno fre­cuen­ta en mar abier­to en aguas cla­ras. El plus ex­tra de la zo­na es la la­gu­na que re­gen­tea Die­go Goro, ubi­ca­da en un cam­po ex­clu­si­vo en el que so­lo se pes­ca de cos­ta. Allí in­gre­sa el Odon­tes­tis ni­gri­cas, o pe­je­rrey de las Mal­vi­nas, que emi­gra de Chi­le: una es­pe­cie que no lle­ga a me­dir más de 15 cm de lar­go y que se la pue­de lo­ca­li­zar des­de allí has­ta las pla­yas de Are­nas Ver­des.

En cuan­to al ró­ba­lo, en es­ta zo­na se lo en­cuen­tra en la pla­ya de are­na y emi­gran­do des­de el sur. Siem­pre an­da en aguas ba­jas y con­vie­ne ale­jar­se de la cos­ta pa­ra ha­cer el lan­za­mien­to. Se lo pes­ca en ba­jan­te uti­li­zan­do os­tras co­mo car­na­da pre­do­mi­nan­te.

Tro­feos en can­ti­dad

En jor­na­das de pes­ca de so­lo cua­tro ho­ras, tan­to en ba­jan­te co­mo en cre­cien­te, se pue­den dar nu­me­ro­sas cap­tu­ras que al fi­nal del día dan co­mo fru­to gran can­ti­dad de pie­zas. Las bon­da­des de la bahía en ca­li­dad y vo­lu­men de es­pe­cies es una de

las ca­rac­te­rís­ti­cas del lu­gar, de ahí que lo bau­ti­za­ron el “pa­raí­so del pes­ca­dor de­por­ti­vo”.

En con­clu­sión, es­te ám­bi­to rin­de to­do el año y –en tiem­pos fue­ra de pan­de­mia y/o cua­ren­te­na– tie­ne las tres va­rian­tes de pes­ca: de em­bar­ca­do, de cos­ta a po­ca dis­tan­cia del pue­blo y tam­bién la la­gu­na del cam­po pri­va­do men­cio­na­da, que re­sul­ta ideal pa­ra los días de mu­cho vien­to o cuan­do el mar se rompe por las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas. Cuan­do to­do pa­se val­drá la pe­na ha­cer­se un via­je con ami­gos has­ta Re­ta: un lu­gar con to­das las co­mo­di­da­des que los pes­ca­do­res ne­ce­si­tan. Por aho­ra dis­fru­te­mos de las po­si­bi­li­da­des de pes­ca que tie­nen los lo­ca­les y que gra­ta­men­te com­par­ten con no­so­tros pa­ra ayu­dar­nos a so­ñar con lo que den­tro de po­co ven­drá pa­ra to­dos.

Agra­de­ci­mien­to: Da­niel Gi­mé­nez (en You­Tu­be: Da­niel Gi­mé­nez Pes­ca), gran co­no­ce­dor de es­ta zo­na y ale­da­ñas.

Die­go Goro jun­to al mar, sin pre­sen­cia de gen­te y con un do­ble­te de pes­ca­di­llas en su ha­ber.

De iz­quier­da a de­re­cha: Die­go con un tri­ple­te de pes­ca­di­llas; en­car­ne pa­ra va­ria­da lo­cal: ca­ma­rón y ti­ra de ma­grú; Fer­nan­do Riera con un pe­je­rrey es­car­dón re­cién cap­tu­ra­do; y (arri­ba) En­zo Goro mues­tra su ró­ba­lo, imi­tan­do a su pa­dre y a su tío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.