De otros ríos

Im­por­tan­tes cap­tu­ras ob­te­ni­das en una ex­cur­sión la­cus­tre al río Con­cha, don­de e nos aven­tu­ra­mos tras gran­des tru­chas. El re­sul­ta­do: un tro­feo de más de 5,5 ki­los. los.

Weekend - - PESCA - Ju­lio 2020 Ju­lio 2020

An­tes de par­tir me de­di­qué a con­fec­cio­nar mu­chas mos­cas de to­dos los pa­tro­nes y va­rian­tes per­so­na­les, pa­ra tra­tar de en­gan­char al­gu­na ma­rrón que pu­die­se que­dar en mis re­gis­tros de pes­ca­dor. Me en­fo­qué mu­cho. Es­tá­ba­mos muy ilu­sio­na­dos con mi com­pa­ñe­ro de via­je: iría­mos a la la­gu­na Ca­yu­tue (río Con­cha), en la dé­ci­ma re­gión de los lagos de Chi­le. Era la pri­me­ra vez que vi­si­ta­ba ese lu­gar. Pa­ra lle­gar des­de Puer­to Va­ras son unos 70 km; arri­ba­mos al puen­te Ra­lun pa­ra pa­gar­le a un lu­ga­re­ño el arrien­do de su bo­te y allí no­más nos con­tó mil ru­mo­res de gen­te que de­cía sa­car ma­rro­nes enor­mes. Yo es­ta­ba ca­da vez más fas­ci­na­do y tra­tan­do de cal­mar mi an­sie­dad: so­lo que­ría lle­gar y co­no­cer el lu­gar. Car­ga­mos los re­mos y las lla­ves pa­ra sa­car­le la ca­de­na al bo­te, y con­ti­nua­mos nues­tro via­je.

4x4 + trek­king

La subida ha­cia Ca­yu­tue es un ca­mino muy com­pli­ca­do, so­lo de ac­ce­so en 4x4, co­mo nues­tro vehícu­lo. Una vez es­ta­cio­na­do, des­car­ga­mos los equi­pos, car­ga­mos to­do a la es­pal­da y co­men­za­mos con el trek­king de una ho­ra apro­xi­ma­da­men­te. La vis­ta es es­pec­ta­cu­lar: ro­dea­dos de ár­bo­les mi­le­na­rios (coihues, ca­ne­los, ol­mos); ade­más se cru­zan va­rios ria­chue­los; es ma­ra­vi­llo­so. Pe­se a lo agotados que ve­nía­mos por la car­ga de equi­pos en la es­pal­da, na­da nos im­por­ta­ba. Nues­tra me­ta era lle­gar a la la­gu­na en­tre mil men­ti­ras de pes­ca­dor, ri­sas y anéc­do­tas de dos guías y com­pa­ñe­ros. Así que dis­fru­ta­mos bas­tan­te de la ca­mi­na­ta.

Cuan­do por fin al­can­za­mos el es­pe­jo de agua, fui­mos a bus­car el bo­te y lo em­pu­ja­mos 150 m has­ta la ori­lla. El can­san­cio que sen­tía­mos era evi­den­te, aun­que ape­nas eran las 8:30 de la ma­ña­na. Pe­ro, una vez en la la­gu­na, con las ca­ñas ar­ma­das, fue co­mo si hu­bié­se­mos vuel­to a la vi­da. Lle­vé un equi­po de ca­ña mos­que­ra de cua­tro tra­mos N° 6, lí­nea de hun­di­mien­to de 200 gr y lí­der de flo­ru­ro car­bono del 0,20 pa­ra 7 kg. Es­ta la­gu­na tie­ne muy bue­na pes­ca de ma­rro­nes y ar­coí­ris, y pes­ca­mos con ro­ta­ción al re­mar ca­da ho­ra, pa­ra que am­bos pu­dié­ra­mos te­ner po­si­bi­li­da­des.

La pes­ca es­ta­ba muy ac­ti­va, el pro­ble­ma fue que las ho­ras pa­sa­ban vo­lan­do. Nues­tro prin­ci­pal ob­je­ti­vo era ir al río Con­cha, don­de to­dos co­men­ta­ban que exis­tían ma­rro­nes muy gran­des pe­ro di­fí­ci­les de en­ga­ñar. A las 14 co­men­za­mos a re­mar cru­zan­do la la­gu­na com­ple­ta, ha­bía un fuer­te vien­to, lo que nos di­fi­cul­tó lle­gar y nos atra­só bas­tan­te, tar­da­mos unos 40 mi­nu­tos en lle­gar has­ta ahí. Y cuan­do lo hi­ci­mos, el río era un es­pec­tácu­lo, ro­dea­do de ve­ge­ta­ción, se da­ban las con­di­cio­nes per­fec­tas pa­ra con­se­guir tru­chas.

Flor de tru­chón

Ini­cia­mos con una pes­ca muy ac­ti­va de ma­rro­nes y ar­coí­ris de to­dos los ta­ma­ños. Iba­mos re­mon­tan­do el río y sa­can­do ma­rro­nes muy lin­das, aun­que el bo­te era gran­de pa­ra el cau­ce, por lo que nos cos­ta­ba mu­cho pa­sar y se­guir avan­zan­do, pe­ro no nos de­tu­vi­mos. Em­pu­ja­mos e hi­ci­mos to­do lo po­si­ble pa­ra se­guir su­bien­do, con la in­ten­ción de lle­gar a lu­ga­res que sa­bía­mos que na­die ac­ce­día de for­ma fá­cil, so­lo pes­ca­do­res fa­ná­ti­cos y en­tu­sias­tas co­mo no­so­tros.

A me­di­da que lle­gá­ba­mos más le­jos, los ta­ma­ños de los pe­ces iban au­men­tan­do, has­ta que

me­dio del río. Ca­be re­cal­car que el Con­cha es pe­que­ño, tie­ne un má­xi­mo de 5 m de an­cho y es­tá lleno de ar­bus­tos, lo que di­fi­cul­ta pre­sen­tar una mos­ca. Pe­ro una vez que la de­jé en el agua, sen­tí un pi­que mons­truo­so que ba­rrió con mi lí­nea en co­sa de se­gun­dos. Tu­ve que sos­te­ner fir­me la ca­ña por­que es­ta­ba lleno de pa­los ba­jo el agua. La ma­rrón lu­chó mu­cho, dan­do sal­tos río aba­jo que fue­ron im­pre­sio­nan­tes. Es­ta­ba ner­vio­so, sa­bía que no la po­día per­der, era el tru­chón de mis sue­ños.

Fe­li­ci­dad y tor­men­ta

Lle­gó el mo­men­to en que lo­gré di­ri­gir­lo has­ta el bo­te, en una pe­lea muy agre­si­va da­do el ta­ma­ño del cau­ce, has­ta que lo­gra­mos sa­car­lo. El ma­rrón era es­té­ti­ca­men­te her­mo­so, de 5,5 kg apro­xi­ma­da­men­te, un ma­cho es­pec­ta­cu­lar que es­ta­ba muy sa­lu­da­ble y gor­do. Re­cuer­do que mi mano, al car­gar­lo, se cu­bría con su gran ta­ma­ño. ¡No lo po­día creer, me de­jó sin pa­la­bras! Sa­ca­mos un par de fo­tos y reali­cé la de­vo­lu­ción de for­ma exi­to­sa.

Sin dar­nos cuen­ta, ya eran las 20:30, es­ta­ba os­cu­ro y de­ci­di­mos vol­ver pa­ra ar­mar la car­pa. Pe­ro co­men­zó un fuer­te tem­po­ral. Nues­tra úni­ca preo­cu­pa­ción era el ce­lu­lar que con­te­nía to­das las fo­tos y vi­deos de la pes­ca. Se nos inun­dó la car­pa, dor­mi­mos pé­si­mo, fue du­ro, pe­ro na­da nos qui­tó la fe­li­ci­dad de esa jor­na­da.

Lo­gra­mos pa­sar la no­che y en la ma­ña­na re­gre­sa­mos a Puer­to Va­ras. Re­sul­tó una ex­pe­rien­cia in­creí­ble y muy re­co­men­da­ble pa­ra to­do pes­ca­dor que lle­gue a Chi­le. Aún que­dan ma­rro­nes de ta­ma­ño con­si­de­ra­ble, lo im­por­tan­te es se­guir cui­dan­do el re­cur­so pa­ra dis­fru­tar de es­ta ac­ti­vi­dad que nos apa­sio­na. La ma­rrón se­gui­rá cre­cien­do y, quién sa­be cuán­do, vol­ve­rá a to­mar una mos­ca y al­guien se­rá el nue­vo afor­tu­na­do. Soy mos­que­ro des­de los 10 años, hoy ten­go 25, se­gun­da ge­ne­ra­ción de guías y pes­ca­do­res que co­men­zó con un pio­ne­ro de es­ta ac­ti­vi­dad en Chi­le.

Ca­ña de cua­tro tra­mos, lí­nea de hun­di­mien­to de 200 grains y lí­der de fluo­ro­car­bono del 0,20 fue el equi­po ele­gi­do. a tru­cha ma­rrón fue pes­ca­da con una mos­ca strea­mer de co­lor ca­fé, ar­ti­cu­la­da y mon­ta­da en un an­zue­lo Nº 2.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.