Vi­sion 200 De­por­ti­va y fa­mi­liar

Su per­fil de lí­neas curvas des­ta­ca una ae­ro­di­ná­mi­ca mo­der­na. El in­te­rior fue di­se­ña­do pen­san­do en apro­ve­char los es­pa­cios.

Weekend - - NAUTICA - Tex­tos: MAR­TIN D’ELIA. Fo­tos: PA­RA­LE­LO CE­RO

Const onstr rui­da ui­da por el As­till A As sti­llet i l le e - ro Vi­sion Vi­sion, , la 20 0 es una em­ba em­bar­ca­ción rca­ción ideal idea l pa pa­ra ra la prác­ti­ca de de­por­tes náu­ti­cos y ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre jun­to a la fa­mi­lia. En sus 6 m de es­lo­ra pue­den con­vi­vir có­mo­da­men­te ocho per­so­nas, de­bi­do a que sus es­pa­cios res­pon­den a los de una em­bar­ca­ción ma­yor.

Ya en el agua, lu­ce un agra­da­ble di­se­ño ppor por so­bre la flo­ta­ción, de­bi­do a sus fi­nas f y ar­mo­nio­sas lí­neas, con una ten­den­cia ha­cia lo mo­derno y de­po de­por­ti­vo or­ti­vo a la vez, man­te­nien­do en cie cier­tos er­tos as­pec­tos sus lí­neas bien mar­ca­das. ma Po­see, ade­más, pla­ta­for­mas de po­pa in­te­gra­das al cas­co de gran­des di­men­sio­nes, las cua­les ex­tien­den la flo­ta­ción pa­ra me­jo­rar la na­ve­ga­ción y otor­gan una co­mo­di­dad adi­cio­nal pa­ra la prác­ti­ca de de­por­tes náu­ti­cos.

Su gran man­ga de 2,35 2, 35 m le pro­por­cio­na un am­plio es­pa­cio in­te­rior en­tre las bu­ta­cas, in­cre­men­tan­do tam­bién la es­ta­bi­li­dad al ro-

li­do. Por otra par­te, su al­to pun­tal de 1,10 m ga­ran­ti­za se­gu­ri­dad pa­ra los ocu­pan­tes y buen abri­go en las tra­ve­sías por aguas abier­tas.

Des­de el mue­lle, el in­gre­so al cock­pit se efec­túa por las ban­das, don­de hay dos ma­ni­jas de ace­ro inoxi­da­ble ubi­ca­das pa­ra te­ner un buen aga­rre de ac­ce­so y en na­ve­ga­ción. Una vez aden­tro, se apre­cia la bue­na ca­li­dad de las ter­mi­na­cio- nes de los ta­pi­za­dos y el pi­so, que es ín­te­gra­men­te de plás­ti­co re­for­za­do con an­ti­des­li­zan­te. Por otro la­do, los asien­tos del ti­po bu­ta­ca son gi­ra­to­rios, po­seen buen al­moha­dón y su­je­ción pa­ra el ti­mo­nel. Y un de­ta­lle: la bu­ta­ca de con­duc­ción se ele­va una par­te pa­ra po­der ma­ne­jar de pie más có­mo­do.

Si mi­ra­mos a po­pa, se des­ta­ca el di­se­ño del asien­to cen­tral, que ocu- p pa to­da la man­ga con un res­pal­do ba­jo que se guar­da en el bi­mi­ni ( (muy có­mo­do pa­ra na­ve­gar sin t te­ner­lo co­lo­ca­do). De­trás se ubi­ca e el gran bal­de por­ta­mo­tor, acomp pa­ña­do por am­bas ban­das con las am­plias pla­ta­for­mas de ba­ño. S So­bre és­tas se ins­ta­la, a ba­bor, un p por­ta­car­na­da vi­va y, a es­tri­bor ba­jo una ta­pa, la es­ca­le­ra pa­ra abord da­je. Más ha­cia proa, en el cen­tro,

se ge­ne­ra un gran es­pa­cio ba­jo el pi­so pa­ra la guar­da de es­quíes, al que se ac­ce­de le­van­tan­do una ta­pa rea­li­za­da en plás­ti­co re­for­za­do, ubi­ca­da en­tre las bu­ta­cas.

Man­dos con am­plia vi­sión

El sec­tor de man­do cons­ta de un ta­ble­ro mol­dea­do en plás­ti­co con fon­do en alu­mi­nio, con la par­te su­pe­rior ta­pi­za­da en cue­ro, al igual que el volante, que se ar­ma con di­ver­sos ins­tru­men­ta­les (pro­vis­tos por el fa­bri­can­te del mo­tor pro­pul­sor o por el as­ti­lle­ro).

Las po­si­cio­nes de ma­ne­jo son muy có­mo­das, mu­lli­das y con bue­na vi­sión en to­do mo­men­to, has­ta en el pla­neo ini­cial. Es­to se de­be a que la proa po­see un le­ve án­gu­lo de in­cli­na­ción ne­ga­ti­vo, que fa­vo­re­ce la vi­sión en to­do mo­men­to y le da una lí­nea más agre­si­va al con­jun­to. En el la­do del acom­pa­ñan­te te­ne­mos un am­plio ta­ble­ro con una guan­te­ra gran­de, tam­bién en alu­mi­nio, con la par­te su­pe­rior ta­pi­za­da al tono. De­ba­jo se en­cuen­tra ubi­ca­do el equi­po de au­dio de pri­me­ra mar­ca.

Al sec­tor de proa se ac­ce­de por me­dio de las dos con­so­las, abrien­do una puer­ta en el pa­ra­bri­sas. En es­ta zo­na se apre­cia una dis­tri­bu­ción de asien­tos en U de gran ta­ma­ño, com­ple­ta­men­te ta­pi­za­dos, con po­sa­va­sos la­te­ra­les em­bu­ti­dos y ma­ni­jas de su­je­ción en inoxi­da­ble pa­ra los ocu­pan­tes del in­te­rior. De­ba­jo de los asien­tos y en el sec­tor de proa dis­mi­nuir el con­su­mo de po­ten­cia ex­ce­si­va. Na­ve­gan­do, la Vi­sion 200 no pre­sen­ta al­te­ra­cio­nes ni gran­des so­bre­sal­tos en to­do ti­po de con­di­cio­nes.

En­tre las op­cio­nes pro­ba­das pu­di­mos ana­li­zar va­rias mo­to­ri­za­cio­nes. Con la po­ten­cia má­xi­ma de 250 HP se tor­na una em­bar­ca­ción picante y de al­tas pres­ta­cio­nes; con dos per­so - nas a bor­do, ero­gó ve­lo­ci­da­des má­xi­mas su­pe­rio­res a los 130 km/h; con un 200 HP y 2 per­so­nas, ro­zó los 120 km/h y con un 150 HP de 4 tiem­pos, que se­ría el equi­po ideal en re­la­ción pe­so/po­ten­cia/con­su­mo pa­ra es­ta em­bar­ca­ción, tu­vi­mos ve­lo­ci­da­des má­xi­mas cer­ca­nas a los 90 km/h. Fi­nal­men­te, a 2.400 RPM, lo­gró unos 33 km/h con ape­nas un con­su­mo de 11 l/h.

En lí­neas ge­ne­ra­les, es­ta nue­va pro­pues­ta del as­ti­lle­ro Vi­sion po­ne en el mer­ca­do un pro­duc­to de al­to ren­di­mien­to, ideal pa­ra dis­fru­tar en fa­mi­lia, sa­lir de aven­tu­ra o de pes­ca con ami­gos. Sin de­jar de la­do el ai­re de­por­ti­vo de la em­bar­ca­ción ni la am­plia ca­pa­ci­dad que ofre­ce an­te un ta­ma­ño me­diano. Un con­fort que se en­cuen­tra muy cer­cano al lu­jo de un cru­ce­ro.

En fran­co vi­ra­je se pue­de apre­ciar el gran cock­pit y es­ti­li­za­do di­se­ño de es­te nue­vo mo­de­lo. Arri­ba: sec­tor de man­do con bu­ta­ca có­mo­da y fren­te al­za­ble; y asien­to po­pel de ban­da a ban­da co­mo pa­ra cua­tro per­so­nas.

Den­tro del equi­pa­mien­to de se­rie, po­see un bi­mi­ni top al tono del ta­pi­za­do, que pue­de guar­dar­se ba­jo un sec­tor bien di­se­ña­do.

Pla­neo fran­co y sin sal­pi­da­du­ra con gran par­te del cas­co fue­ra del agua. Arri­ba: por­ta car­na­da vi­va en plan­cha­da de ba­bor; ta­ble­ro de ins­tru­men­tos mo­derno con alu­mi­nio y ta­pi­ce­ria de cue­ro; y es­ca­le­ra con ta­pa so­bre plan­cha­da de es­tri­bor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.