El ca­li­bre que más em­pu­ja

A los tres car­tu­chos más po­pu­la­res pa­ra la bra­ma de nues­tro país, se su­mó el .338 Win Mag en la pre­fe­ren­cia de mu­chos ca­za­do­res. Cuál es el mo­ti­vo.

Weekend - - CAZA - Tex­tos: PA­BLO CRES­PO

No h ha­ce mu­cho, h en é épo­ca de bra­ma, hi­ci­mos una com­pa­ra­ción de los ca­li­bres más po­pu­la­res en nues­tro país pa­ra la ca­za ma­yor. Ellos fue­ron el .308 Win­ches­ter, el .30-06 Spring­field y el .300 Win­ches­ter Mag­num. No obs­tan­te la uti­li­za­ción de otros car­tu­chos tam­bién muy efi­cien­tes, es in­ne­ga­ble la po­pu­la­ri­dad de los tres men­cio­na­dos. En los úl­ti­mos tiem­pos, un nue­vo in­te­gran­te ha ido ocu­pan­do un importante lu­gar en la pre­fe­ren­cia de los ca­za­do­res ver­nácu­los: el .338 Win­ches­ter Mag­num.

In­tro­du­ci­do por la Win­ches­ter en el año 1958, es una ver­sión re­du­ci­da del .375 Ho­lland & Ho­lland, del que de­ri­va su vai­na –con­ve­nien­te­men­te acor­ta­da– y con una pun­ta de 8,6 mm. Sus orí­ge­nes se re­mon­tan a los ex­pe­ri­men­tos rea­li­za­dos por Char­les O`Nel, El­mer Keith y Don Hop­kins, quie­nes acor­ta­ron vai­nas del .375 H&H a 63,5 mi­lí­me­tros, pro­ban­do pri­me­ro con pun­tas de .333 de diá­me­tro y dan­do ori­gen a un car­tu­cho de­no­mi­na­do .333 OKH (por las ini­cia­les de sus ape­lli­dos) que no ob­tu­vo el éxi­to es­pe­ra­do. Pos­te­rior­men­te, ya con su pun­ta de­fi­ni­ti­va de .338, vio la luz co­mo car­tu­cho co­mer­cial pro­du­ci­do por la Win­ches­ter.

Si bien los pri­me­ros tres men­cio­na­dos com­par­ten en­tre ellos el mis­mo diá­me­tro (.30 o 7,62 mm), es po­si­ble ha­cer una com­pa­ra­ción con el .338 Win Mag pa­ra te­ner una evaluación de sus per­for­man­ces, uti­li­zan­do el mis­mo pe­so de pun­ta: 180 grains. Los pa­rá­me­tros pu­bli­ca­dos fue­ron rea­li­za­dos uti­li­zan­do pun­tas Nos­ler Ba­lis­tic Tip del pe­so men­cio­na­do.

> .308 Win­ches­ter: desa­rro­lla una ve­lo­ci­dad en bo­ca de 2.600 pies por se­gun­do, con una ener­gía de 2.687 li­bras/pie cua­dra­do; lle­ga a una dis­tan­cia de 100 me­tros con una ve­lo­ci­dad de 2.418 pps y una ener­gía de 2.504 lb/p2.

> .30-06 Spring­field: la ve­lo­ci­dad en bo­ca pa­ra una pun­ta de 180 grains se in­cre­men­ta en re­la­ción al .308 Win., al­can­zan­do los 2.780 pies por se­gun­do en bo­ca, con una ener­gía de 2.873 li­bras/pie cua­dra­do. A una dis­tan­cia de 100 me­tros se re­du­ce a 2.597 pps y 2.715 lb/p2. > .300 Win­ches­ter Mag­num: si­guien­do los mis­mos pa­rá­me­tros, es­te po­ten­te car­tu­cho desa­rro­lla 3.060 pies por se­gun­do y una ener­gía de 3.743 li­bras/pie cua­dra­do en bo­ca, lle­gan­do a los 100 me­tros con 2.864 pps y 3.249 lb/ p2. > .338 Win­ches­ter Mag­num: es­te nue­vo in­te­gran­te de los ca­li­bres que po­de­mos con­si­de­rar po­pu­la­res (o en vías de ser­lo) desa­rro­lla una ve­lo­ci­dad en bo­ca de 3.190 pies por se­gun­do y una ener­gía de 3.940 li­bras por pie cua­dra­do. Lo que se re­du­ce a 2.895 pps y 3.298 lb/p2 a los 100 me­tros.

El re­tro­ce­so

Si bien el .308 Win­ches­ter y el .30-06 Spring­field es­tán con­si­de­ra­dos car­tu­chos con un re­tro­ce­so me­dio –per­fec­ta­men­te to­le­ra­ble por la ca­si to­ta­li­dad de los usua-

rios–, no su­ce­de así con el .300 Win­ches­ter Mag­num, que man­tie­ne su fa­ma de ca­li­bre pa­tea­dor.

¿Qué su­ce­de con el .338 Win­ches­ter Mag­num? Me­di­do en ri­fles del mis­mo pe­so (3.800 gra­mos) y uti­li­zan­do los di­fe­ren­tes ca­li­bres con el mis­mo pe­so de pun­ta, el .308 Win tie­ne un re­tro­ce­so con una ve­lo­ci­dad de 12 pies por se­gun­do, 13 pa­ra el .30-06 Sprg, 16 pa­ra el .300 Win Mag y 17 pa­ra el .338 Win Mag. Si con­si­de­ra­mos el re­tro­ce­so en li­bras por pie cua­dra­do, te­ne­mos pa­ra esos ca­li­bres 18, 20, 33 y 37 lb/p, res­pec­ti­va­men­te.

Con­clu­sio­nes

Es­tos cua­tro ca­li­bres son per­fec­ta­men­te ap­tos pa­ra la ca­za ma­yor en nues­tro país, con la sal­ve­dad de que, tan­to el .300 Win Mag y el .338 Win Mag, per­mi­ten desa­rro­llar ve­lo­ci­da­des si­mi­la­res a los otros dos pe­ro con ma­yor pe­so de pun­ta, lo que re­dun­da en más ener­gía. O, si uti­li­za­mos pun­tas li­via­nas en los dos mag­num, ob­ten­dre­mos tra­yec­to­rias más ten­di­das gra­cias a la ma­yor ve­lo­ci­dad.

Res­pec­to del re­tro­ce­so, hay un pa­rá­me­tro im­po­si­ble de me­dir, que es la per­cep­ción per­so­nal. Dis­pa­ran­do tan­to con .300 Win Mag co­mo con .338 Win Mag, me re­sul­tó más to­le­ra­ble es­te úl­ti­mo. Co­mo se di­ce co­mún­men­te… em­pu­ja más pe­ro gol­pea me­nos. Lo que no es muy cien­tí­fi­co pe­ro es una reali­dad.

Aba­jo: el .308 Win­ches­ter es muy ap­to pa­ra la ca­za ma­yor en la geo­gra­fía pam­pea­na e ideal pa­ra los re­cién ini­cia­dos por su es­ca­so re­tro­ce­so. Y los mag­num –con una ma­yor ve­lo­ci­dad fi­nal y tra­yec­to­ria más ten­di­da– se adap­tan me­jor a las dis­tan­cias me­dias...

De iz­quier­da a de­re­cha: .308 Win­ches­ter, .30-06 Spring­field y .300 Win­ches­ter Mag­num, los ca­li­bres 30 más di­fun­di­dos. Arri­ba, el .338 Win­ches­ter Mag­num que, a 60 años de su pre­sen­ta­ción, ha co­bra­do una inusi­ta­da po­pu­la­ri­dad en nues­tro país.

Izq.: la ven­ta­ja de los 30 es la gran can­ti­dad de mar­cas que lo pro­du­cen y la va­rie­dad de pe­sos y con­fi­gu­ra­cio­nes de sus pun­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.