Re­cla­mar tras vol­ver a ca­sa.

Weekend - - CONTENIDO - Ase­so­ra­mien­to: Abo­ga­dos en Tu­ris­mo Web: www.abo­ga­do­sen­tu­ris­mo.com.ar Correo:con­tac­to @abo­ga­do­sen tu­ris­mo. com.ar

Qué de­re­chos te­ne­mos a la ho­ra de via­jar y con­tra­tar un ser­vi­cio. Con­se­jos e in­for­ma­ción im­pres­cin­di­ble pa­ra ha­cer­nos va­ler co­mo con­su­mi­do­res y no arrui­nar nues­tras va­ca­cio­nes.

Mo­ver­se por ai­re, tie­rra o agua es al­go im­plí­ci­to den­tro de cual­quier ac­ti­vi­dad tu­rís­ti­ca. Es­to im­pli­ca tras­la­dar­se, con­tra­tar ser­vi­cios y usar ins­ta­la­cio­nes con cier­tas con­di­cio­nes. Du­ran­te es­tas si­tua­cio­nes, so­le­mos asu­mir obli­ga­cio­nes co­mo tam­bién de­re­chos, por lo que es re­co­men­da­ble co­no­cer en qué mo­men­to y por qué vías se pue­de re­cla­mar an­te el in­cum­pli­mien­to de un ser­vi­cio con­tra­ta­do. Hay que es­tar pre­ve­ni­do y sa­ber có­mo reac­cio­nar cuan­do ocu­rre un in­con­ve­nien­te ines­pe­ra­do.

Ca­da co­nt­rato de trans­por­te tie­ne una le­gis­la­ción es­pe­cí­fi­ca, el Dr. Ma­rio Ariel Le­vin, miem­bro de la fir­ma Abo­ga­dos en Tu­ris­mo, ex­pli­ca que “si to­ma­mos un trans­por­te aé­reo, ve­re­mos que el Có­di­go Ae­ro­náu­ti­co Ar­gen­tino es­ta­ble­ce los de­re­chos del pa­sa­je­ro en el ám­bi­to na­cio­nal, mien­tras que la Con­ven­ción de Mon­treal de 1999 ha­ce lo mis­mo en el plano in­ter­na­cio­nal. Por ejem­plo, pa­ra re­cla­mar por da­ños su­fri­dos al equi­pa­je, el pa­sa­je­ro tie­ne tres días pa­ra ha­cer­lo en el ám­bi­to na­cio­nal y sie­te en el in­ter­na­cio­nal. En cam­bio, si hu­bo pér­di­da, des­truc­ción o re­tra­so, los pla­zos se amplían a 10 y 21, res­pec­ti­va­men­te”.

En to­dos los ca­sos, la pro­tes­ta de­be for­mu­lar­se por es­cri­to. Lo me­jor es ha­cer­lo tras el de­sem­bar­co de la ae­ro­na­ve y en pre­sen­cia del trans­por­tis­ta, quien es­tá obli­ga­do a acep­tar­lo. El Dr. Le­vin ex­pli­ca que “la le­gis­la­ción ac­tual am­pa­ra el em­bar­que, tras­la­do y des­em­bar­que, tan­to de la per­so­na co­mo de su equi­pa­je, por da­ños fí­si­cos o psí­qui­cos; por pér­di­da, avería o des­truc­ción. In­clu­so el re­tra­so, el ca­so más co­mún, tam­bién es com­pen­sa­ble”.

Una si­tua­ción si­mi­lar ocu­rre con el trans­por­te ma­rí­ti­mo: “Si se con­tra­ta un cru­ce­ro, tan­to la per­so­na co­mo el equi­pa­je es­tán pro­te­gi­dos du­ran­te to­do el via­je, por lo que se pue­de re­cla­mar por los da­ños su­fri­dos du­ran­te la tra­ve­sía. Si hay da­ños vi­si­bles en las va­li­jas, hay que de­nun­ciar­lo in­me­dia­ta­men­te y an­tes del de­sem­bar­co. Los no vi­si­bles de­ben ser re­por­ta­dos den­tro de los si­guien­tes 15 días, si no pue­de exis­tir la pre­sun­ción de que el equi­pa­je es­ta­ba en per­fec­tas con­di­cio­nes”, afir­ma el abogado. Asi­mis­mo, en el ca­so de ac­ci­den­tes per­so­na­les ocu­rri­dos a bor­do, se de­be in­for­mar in­me­dia­ta­men­te de la si­tua­ción y, si sur­gie­ran se­cue­las, la le­gis­la­ción dis­po­ne de un pla­zo de has­ta 15 días pa­ra co­mu­ni­car­lo”.

En cuan­to al hos­pe­da­je, el Có­di­go Ci­vil y Co­mer­cial ar­gen­tino re­gu­la el co­nt­rato de ho­te­le­ría, es­ta­ble­cien­do la res­pon­sa­bi­li­dad del pro­pie­ta­rio con res­pec­to al hués­ped y sus per­te­nen­cias des­de el check-in, du­ran­te la es­ta­día y has­ta el check-out en to­das las ins­ta­la­cio­nes del ho­tel. “La ley 19.128 de Agen­cias de Via­jes y su de­cre­to re­gla­men­ta­rio es­ta­ble­cen que siem­pre se de­be brin­dar la ca­te­go­ría ho­te­le­ra con­tra­ta­da y, de ser im­po­si­ble, una su­pe­rior”, ase­gu­ra el ex­per­to.

Otro pro­ble­ma co­mún es no po­der uti­li­zar al­gún ser­vi­cio con­ve­ni­do, pa­ra lo cual se re­co­mien­da re­cla­mar a la agen­cia de via­jes, que es­tá obli­ga­da a rea­li­zar y ges­tio­nar el re­em­bol­so de los ser­vi­cios no pres­ta­dos, pu­dien­do re­te­ner pa­ra sí un 10 % del mon­to que de­be­ría de­vol­ver en con­cep­to de gas­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos.

Por úl­ti­mo, al con­tra­tar ex­cur­sio­nes hay que es­tar aten­to a la in­for­ma­ción brin­da­da por el pres­ta­dor. Ade­más, hay que co­la­bo­rar apor­tan­do la do­cu­men­ta­ción re­que­ri­da y acla­rar cual­quier im­pe­di­men­to de sa­lud y/o edad que sea ne­ce­sa­rio pa­ra lle­var a ca­bo la ex­cur­sión desea­da; es­tar siem­pre aten­to a las me­di­das de se­gu­ri­dad y leer de­te­ni­da­men­te la in­for­ma­ción so­bre los ries­gos de la ac­ti­vi­dad pa­ra de­ci­dir si con­vie­ne ha­cer­la.

En el ca­so de rea­li­zar la con­tra­ta­ción del via­je a tra­vés de la web –lo más co­mún en la ac­tua­li­dad–, el con­su­mi­dor tie­ne el de­re­cho a re­vo­car el co­nt­rato en un pla­zo de 10 días des­de la fir­ma, sin car­go al­guno pa­ra el con­su­mi­dor. “No se de­be ol­vi­dar que no­so­tros, co­mo tu­ris­tas, so­mos usua­rios y es­ta­mos am­pa­ra­dos en el ar­tícu­lo 42 de la Cons­ti­tu­ción Na­cio­nal y en la Ley de De­fen­sa del Con­su­mi­dor. Por lo tan­to, to­do pres­ta­dor, agen­cia, ho­te­le­ro o trans­por­tis­ta es­tá obli­ga­do a cum­plir con dos de­be­res fun­da­men­ta­les: in­for­mar y brin­dar se­gu­ri­dad. Por ello se pue­de re­cla­mar an­te la ofi­ci­na de De­fen­sa del Con­su­mi­dor sin cos­to al­guno fren­te a cual­quier in­cum­pli­mien­to”, de­ta­lla el le­tra­do.

En ma­te­ria de trans­por­te aé­reo, es la ANAC, en­te re­gu­la­dor de la avia­ción ci­vil, el or­ga­nis­mo com­pe­ten­te en nues­tro país pa­ra re­ci­bir to­das las que­jas y re­cla­mos, las cua­les se pue­den for­mu­lar di­rec­ta­men­te en su pá­gi­na web: www.anac.gov.ar

“Tam­bién es importante acla­rar que la pu­bli­ci­dad he­cha por los di­fe­ren­tes pres­ta­do­res con­tan­do su ofer­ta de ser­vi­cios for­ma par­te del co­nt­rato de via­je, así que es­tán obli­ga­dos a cum­plir con lo ofre­ci­do tal co­mo fue co­mu­ni­ca­do. Su vio­la­ción ge­ne­ra el de­re­cho a un re­sar­ci­mien­to por ha­ber frus­tra­do las ex­pec­ta­ti­vas del tu­ris­ta con una pu­bli­ci­dad en­ga­ño­sa”, fi­na­li­za el Dr. Le­vin.

La le­gis­la­ción am­pa­ra el em­bar­que, tras­la­do y des em­bar­que del aper­so­na y su equi­pa­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.