El pa­raí­so que re­cu­pe­ró su es­plen­dor

Weekend - - NOVEDADES -

BO­RA­CAY, Fi­li­pi­nas. Las pla­yas de Bo­ra­cay, uno de los gran­des des­ti­nos tu­rís­ti­cos de Fi­li­pi­nas, vol­vie­ron a re­ci­bir tu­ris­tas tras es­tar seis me­ses ce­rra­das pa­ra ser lim­pia­das. El gra­do de con­ta­mi­na­ción fue tan al­to que el pro­pio pre­si­den­te, Ro­dri­go Du­ter­te, las ca­li­fi­có de “cloa­ca” al or­de­nar su clau­su­ra el 26 de abril de es­te año. Bo­ra­cay, que aho­ra re­cu­pe­ró sus aguas cris­ta­li­nas y are­nas blan­cas, su­frió las con­se­cuen­cias de una ac­ti­vi­dad turística des­con­tro­la­da. El año pa­sa­do re­ci­bió más de dos mi­llo­nes de vi­si­tan­tes en po­co más de mil hec­tá­reas de te­rri­to­rio. La pe­que­ña is­la se hi­zo fa­mo­sa por las gran­des fies­tas noc­tur­nas y la abun­dan­te prác­ti­ca de deportes acuá­ti­cos du­ran­te el día. A eso se su­mó una ex­pan­sión ho­te­le­ra des­me­su­ra­da; en el ca­so de la pla­ya de Bu­la­bog, va­rios ho­te­les cons­tru­ye­ron tu­be­rías ile­ga­les pa­ra ver­ter di­rec­ta­men­te sus aguas re­si­dua­les al mar. Es­ta reaper­tu­ra tie­ne la fi­na­li­dad de trans­for­mar Bo­ra­cay en un ejem­plo de tu­ris­mo sos­te­ni­ble pa­ra otros des­ti­nos de Fi­li­pi­nas. Pa­ra ello se han apli­ca­do nor­mas muy es­tric­tas, por ejem­plo ya no se pue­de fu­mar o to­mar be­bi­das al­cohó­li­cas en la pla­ya; tam­po­co es­tá per­mi­ti­do co­lo­car hamacas y som­bri­llas. La ven­ta am­bu­lan­te es­tá prohi­bi­da, mien­tras que los deportes acuá­ti­cos só­lo se po­drán prac­ti­car a más de cien me­tros de la ori­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.