Ar­mas de ver­dad pa­ra la fic­ción

El res­pon­sa­ble del ar­se­nal en la se­rie “Outlan­der” re­ve­la sus se­cre­tos y có­mo lo­gró que, en cua­tro

Weekend - - EN PANTALLA - Tex­to: PA­TRI­CIA DA­NIE­LE (des­de Glas­gow) Fotos: GEN­TI­LE­ZA FOX PRE­MIUM.

Una de las se­ries más atrac­ti­va de los úl­ti­mos años es “Outlan­der”, la his­to­ria de la en­fer­me­ra de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial que, por una si­tua­ción for­tui­ta, ter­mi­na en la Es­co­cia de 1743, ca­sa­da con un ague­rri­do je­fe de clan que es per­se­gui­do por los con­quis­ta­do­res bri­tá­ni­cos. Es­te lu­nes 5 de no­viem­bre, a la me­dia­no­che, co­mien­za en Fox Pre­mium la cuar ta tem­po­ra­da rea li­za­da, co­mo las an­te­rio­res, en ex­te­rio­res de Es­co­cia y en un me­ga­es­tu­dio cons­trui­do en las afue­ras de Glas­gow, don­de ade­más fa­bri­can mue­bles, ro­pa y has­ta las ar­mas que se usan en el pro­gra­ma.

En uno de los edi­fi­cios es­tá la ar­me­ría, te­rri­to­rio co­man­da­do por el es­pe­cia­lis­ta Jim Elliott. Tra­ba­ja ro­dea­do de es­pa­das, cu­chi­llos, es­cu­dos, ar­cos y fle­chas, y la no­ve­dad del es­treno: los mos­que­tes que él mis­mo hi­zo con su equi­po y que fun­cio­nan a la per­fec­ción.

“Es­toy pre­pa­ran­do las ar­mas des­de la tem­po­ra­da uno y avan­za­mos mu­cho en su desa­rro­llo. Mi tra­ba­jo es ha­cer­las, que fun­cio­nen y que pa­rez­can au­tén­ti­cas aun­que las ha­ya­mos cons­trui­do no­so­tros. Es­tu­vi­mos un año y me­dio an­ti­ci­pan­do lo que se ve­rá aho­ra. In­ves­ti­ga­mos y con­tac­ta­mos a los mu­seos pa­ra ha­cer las me­jo­res ré­pli­cas de la épo­ca po­si­bles. En 1768, los in­dí­ge­nas po­dían arro­jar unas fle­chas lar­gas, ador­na­das con plu­mas, que nos en­se­ña­ron a ha­cer unos mu­cha­chos que vi­nie­ron es­pe­cial­men­te de Ca­na­dá. Son bien afi­la­das, pun­tu­das, per­fec­tas pa­ra la ca­za. Tam­bien hi­ci­mos to­mahawks y mos­que­tes ca­li­bre 50 pa­ra los que tu­vi­mos que ex­te­mar las me­di­das de se­gu­ri­dad: dis­pa­ran a 100, 200 yar­das y no­so­tros pre­ci­sá­ba­mos que lo hi­cie­ran a 75 (unos 68 me­tros) pa­ra que die­ran bien en cá­ma­ra”.

An­te to­do pre­cau­ción

En la ar­me­ría­prue­ban­la­fun­cio­na­li­dad e, in­clu­so, ha­cen ré­pli­cas de go­ma de las ar­mas que lu­cen y se sien­ten igua­les que las reales. Las me­tá­li­cas son pa­ra co­rrer y las otras pa­ra ata­car sin las­ti­mar al otro ac­tor. Elliott es­tá or­gu­llo­so de su tra­ba­jo y se le no­ta cuan­do cuen­ta que To­bías Men­zies (Jack y Frank Ran­dall en la se­rie) “que­ría lle­var­se la es­pa­da que le hi­ci­mos co­mo sou­ve­nir cuan­do ter­mi­nó en el pro­gra­ma, por­que se enamo­ró de ella, del pe­so que te­nía pa­ra las es­ce­nas de lu­cha y de la for­ma en que le col­ga­ba del uni­for­me. Pe­ro no se la di­mos”, di­ce mien­tras la mues­tra.

Par­ti­cu­lar­men­te, pa­ra la san­grien­ta ba­ta­lla de Cu­llo­den (ori­gi­nal­men­te en 1746), que mar­có la ani­qui­la­ción de los cla­nes es­co­ce­ses a ma­nos de los “Ca­sa­cas Ro­jas”, tu­vie­ron que for­jar 700 es­pa­das y cu­chi­llos que lle­na­ron cua­tro ca­mio­nes al mo­men­to de ser trans­por­ta­dos. Ade­más, Elliott y su equi­po se en­car­gan de en­tre­nar a los ac­to­res en el uso de to­da es­ta pa­ra­fer­na­lia. Es­te año tu­vie­ron que en­se­ñar­les a ali­men­tar y dis­pa­rar los mos­que­tes (hay una ley en Gran Bre­ta­ña que obli­ga a cum­plir con es­to en un ro­da­je): “No con­fío en los

ase­gu­ra. En es­ta se­rie apor­ta en­tre­na­mien­to y co­no­ci­mien­to de las ar­mas de to­dos los pe­río­dos usa­dos en la pro­duc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.