Se pren­den las alar­mas en el Taj Mahal

Weekend - - NOVEDADES -

AGRA, In­dia. El ex­ce­so de tu­ris­tas es una si­tua­ción que es­tá em­pe­zan­do a vol­ver­se un pro­ble­ma, in­clu­so en va­rios lu­ga­res del mun­do ya se han to­ma­do me­di­das pa­ra con­tro­lar­lo, co­mo en Ma­chu Pic­chu o Ve­ne­cia. Un ca­so si­mi­lar se es­tá dan­do en el Taj Mahal, una de las sie­te ma­ra­vi­llas del mun­do. Las pri­me­ras se­ña­les de alar­ma se pren­die­ron tras un in­for­me pre­sen­ta­do por la UNES­CO, que ad­vier­te so­bre la to­na­li­dad ama­ri­lla y ver­de que es­ta­ba ad­qui­rien­do el mau­so­leo, de­bi­do a “par­tí­cu­las sus­pen­di­das y pol­vo en la su­per­fi­cie”. Por su par­te, otro in­for­me aler­tó so­bre la pre­sen­cia de un im­por­tan­te bro­te de in­sec­tos, que se­ría el cau­san­te de la to­na­li­dad ver­do­sa. Se­gún una or­ga­ni­za­ción ac­ti­vis­ta de Agra, es­ta si­tua­ción es pro­duc­to de la con­ta­mi­na­ción del río Ya­mu­na, que ha per­mi­ti­do la ex­ce­si­va re­pro­duc­ción y pre­sen­cia de los in­sec­tos. To­do es­to ha de­ri­va­do en que ya se es­tén apli­can­do me­di­das pa­ra re­du­cir la can­ti­dad de vi­si­tan­tes por día. Va­le re­cor­dar que el Taj Mahal fue cons­trui­do en el si­glo XVII por en­car­go del em­pe­ra­dor Shah Jahan. El re­co­no­ci­do edi­fi­cio fue un mau­so­leo pa­ra su rei­na fa­vo­ri­ta, Mum­taz Mahal, quien mu­rió al dar a luz al de­ci­mo­cuar­to hi­jo de la pa­re­ja. Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­ta ma­ra­vi­lla es su már­mol de Ra­jas­tán, que su­pues­ta­men­te se veía ro­sa por la ma­ña­na, blan­co por la tar­de y por la no­che re­fle­ja­ba el co­lor del cie­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.