El “pa­dre” de Te­vez: “Yo de pi­be tam­bién es­ta­ba en la ca­lle”

El ac­tor, que tra­ba­jó en la se­rie Apa­che, cre­ció en Ra­mos y re­cuer­da que en su in­fan­cia iba siem­pre a Ciudadela.

Clarín - Zonal Moron - - PORTADA - Fe­de­ri­ca Fon­ta­na ffon­ta­[email protected]

Al­ber­to Aja­ka tra­ba­jó en la se­rie “Apa­che: la vi­da de Car­los Te­vez”. Cre­ció en Ra­mos, y sus aven­tu­ras de pi­be lo acer­ca­ron a Ciudadela, don­de vi­vió el fut­bo­lis­ta. “Iba mu­cho al ba­rrio, por­que la ma­yo­ría de mis com­pa­ñe­ros de co­le­gio eran de ahí”, di­ce.

“Vi­vir en Ra­mos era la bue­na vi­da”, di­ce el re­co­no­ci­do ac­tor Al­ber­to Aja­ka, que in­ter­pre­tó al pa­pá de Te­vez en la se­rie “Apa­che: la vi­da de Car­los Te­vez”. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en es­ta pro­duc­ción de Net­flix, su desafío fue re­pre­sen­tar a un per­so­na­je que vi­vía en el Co­n­ur­bano, al­go que lo lle­vó a recordar sus vi­ven­cias en los lu­ga­res don­de se crió.

“Siem­pre es­ta­ba en la ca­lle. Me gus­ta­ba mu­cho ju­gar a la pe­lo­ta y an­dar en bi­ci, que era mi com­pa­ñe­ra eter­na”, se­ña­la Al­ber­to, quien ac­tual­men­te vi­ve en Villa del Par­que.

Aja­ka tie­ne 46 años. Sin em­bar­go, los re­cuer­dos de su in­fan­cia y ado­les­cen­cia si­guen to­tal­men­te in­tac­tos y gra­ba­dos en su me­mo­ria.

Prue­ba de ello son sus año­ran­zas de chi­co, cuan­do se la pa­sa­ba re­co­rrien­do otros ba­rrios en bi­ci­cle­ta. “Iba pa­ra to­dos la­dos. Prin­ci­pal­men­te vi­si­ta­ba mu­cho Ciudadela, por­que la ma­yo­ría de mis com­pa­ñe­ros del co­le­gio eran de ahí y or­ga­ni­zá­ba­mos par­ti­dos de fút­bol to­dos los días”, re­la­ta.

“Éra­mos una ba­rra de 40 pibes que ju­ga­ban a la pe­lo­ta en la ca­lle por­que pa­sa­ba un au­to ca­da 10 o 15 mi­nu­tos”, di­ce, y agre­ga que por es­te mo­ti­vo las in­te­rrup­cio­nes en el par­ti­do eran muy pocas. “Era una vi­da to­tal­men­te li­bre”, agre­ga.

A su vez, re­cuer­da lo que su­ce­día ca­da que vez que al­gún ve­cino les pin­cha­ba la pe­lo­ta, o ca­da vez que és­ta se iba a la ca­sa de al­gu­na se­ño­ra: “los pu­teá­ba­mos o ti­rá­ba­mos co­sas a las ca­sas”, cuen­ta en­tre ri­sas. “Pa­sé to­da una vi­da en la zo­na, en los arra­ba­les. Allá vi­ví las pri­me­ras co­sas de un ado­les­cen­te, las pri­me­ras preo­cu­pa­cio­nes, las chi­cas, los ami­gos, y lo más di­ver­ti­do, los par­ti­dos de fút­bol en­tre cua­dras”, apun­ta y ex­pli­ca: “Yo vi­vía en la ca­lle Bal­car­ce y ju­gá­ba­mos con­tra los de la ca­lle Char­cas o La­rrea”.

Aja­ka es­tá muy con­for­me y or­gu­llo­so con to­das las opor­tu­ni­da­des que le dio el mun­do tea­tral, al que in­gre­só re­cién a sus 28 años. Aun­que no re­cuer­da el mo­men­to exac­to en el que se dio cuen­ta de que le in­tere­sa­ba ac­tuar, sien­te que “fue al­go que sur­gió”. “Siem­pre ac­tua­ba de chi­co en los ac­tos del co­le­gio, qui­zás era al­go que es­ta­ba la­ten­te. Su­pon­go que fue co­mo una es­pe­cie de car­tu­cho de pól­vo­ra que se fue cargando”, aña­de el ac­tor.

No obs­tan­te, ad­mi­te que año­ra su vi­da an­te­rior y “los pro­ble­mas más con­cre­tos”. “Al es­tar en la ac­tua­ción y dirigir, uno es­tá más li­ga­do a las abs­trac­cio­nes y así, los pro­ble­mas que tam­bién se vuel­ven abs­trac­tos. Es una vi­da más bohemia”, se­ña­la el ac­tor.

Al­ber­to pu­do triun­far en la ac­tua­ción, don­de in­ter­pre­tó per­so­na­jes im­por­tan­tes. Ejem­plo de ello fue el clá­si­co “Ham­let”, en la que re­pre­sen­tó el pa­pel prin­ci­pal. Y no so­lo tra­ba­jó en in­fi­ni­dad de obras tea­tra­les, sino que tam­bién se lu­ció en el ci­ne y la te­le­vi­sión, don­de for­mó par­te del elen­co de las te­le­no­ve­las “Gua­pas” y “Sig­nos”.

En la se­rie di­ri­gi­da por Adrián Cae­tano, que sin du­das con­mo­vió a los se­gui­do­res del crack de Bo­ca, Aja­ka lle­vó ade­lan­te el rol de su pa­pá adop­ti­vo, Se­gun­do Te­vez, al que de­fi­ne de la si­guien­te ma­ne­ra: “Un hom­bre par­co de pocas pa­la­bras, rústico, hos­co pe­ro buen pa­dre”. “Me gus­tó in­ter­pre­tar el per­so­na­je”, cie­rra. ■

GENTILEZA NET­FLIX

En la piel de Se­gun­do. Aja­ka, de 46 años, en una es­ce­na jun­to al ac­tor Balt­ha­zar Mu­ri­llo, el chi­co que per­so­ni­fi­có a Car­li­tos.

Tra­yec­to­ria. Aja­ka tu­vo un pa­pe­la pro­ta­gó­ni­co en el clá­si­co del tea­tro “Ham­let”. Y tam­bién tra­ba­jó en la te­le­no­ve­las Gua­pas y Sig­nos.

la piel del pa­dre. Una es­ce­na de “Apa­che: la vi­da de Car­los Te­vez”, jun­to al ac­tor Balt­ha­zar Mu­ri­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.