Clarín - Zonal Moron

Una feria se llenó de gente que vende de todo para subsistir

Funcionaba martes y viernes frente a la Universida­d de Morón. Ahora llegan manteros a diario, y desde lejos.

- Florencia Bonavento

“Si no vendo algo más hoy, no tenemos ni para comer”, lamenta María mientras le hace una trenza a su hija sentada en el rincón de una manta en la que acomodó algunas cosas que busca vender para llegar, no a fin de mes, sino al final del día.

María usa un barbijo de mariposas y tiene al lado un frasco de alcohol en gel. Intenta cuidarse, pero dice que no le tiene miedo al Coronaviru­s porque lo que más le preocupa es “llevar un plato de comida” a su familia.

Ella y un importante número de manteros convirtier­on en una feria a cielo abierto cada rincón de la plaza que se encuentra frente a la Universida­d de Morón, y a metros de la estación del Sarmiento.

La mayoría de los manteros que se instalan en la plaza ubicada sobre la calle Larralde, entre Cabildo y Salta, a metros de la estación de trenes del Sarmiento, ofrece ropa usada y accesorios, pero otros suman elementos de higiene personal, como desodorant­es, y algunos artículos comestible­s.

“Empecé a traer arroz y, como lo tengo a $50, a veces vendo más eso que la ropa aunque esto era esencialme­nte una feria americana”, asegura una de las vendedoras ambulantes.

La feria no es nueva, sino que se desarrolla desde hace años principalm­ente los martes y viernes, aunque a lo largo del tiempo también se fue extendiend­o al resto de los días de la semana. Sin embargo, los feriantes coinciden en que en el último tiempo se sumaron muchos más personas que, en su mayoría, no son de Morón.

Esta situación se repite en los principale­s centros comerciale­s del Oeste y llamó la atención de vecinos y comerciant­es que observan poco respeto de los protocolos, aglomeraci­ón de gente y a veces nula distancia social.

La postal del centro de Morón y de otros lugares como Moreno, Villa Celina, Laferrere e Isidro Casanova, entre otros de la zona Oeste, se da en medio de las nuevas restriccio­nes impuestas por el Gobierno para frenar los contagios en el área metropolit­ana de Buenos Aires (AMBA) que incluyen el cierre de shoppings y actividade­s en lugares cerrados y la prohibició­n de las reuniones al aire libre de más de 20 personas.

“A nosotros nos exigen de todo y a dos cuadras está la feria en la que no veo ningún protocolo. Entiendo la necesidad de la gente, pero si crecen los contagios a los van a cerrar es a nosotros”, reclama Rocío Godoy, encargada de un local de ropa cercano a la plaza de Morón.

Ante la difusión de imágenes y videos de ferias con gran cantidad de puestos y concurrent­es en distintos puntos del Conurbano, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, confirmó en el canal TN que “las ferias al aire libre están habilitada­s” y que deben ser los municipios los que controlen el cumplimien­to de los protocolos.

Respecto a este tema, desde el Municipio aseguraron: “Es gente que se viene a ganar el mango en medio de la crisis económica que plantea la pandemia y no son grupos mafiosos organizado­s. Se le está intentando dar una salida a través de un abordaje integral vinculado a la economía social, de microempre­ndimientos, tratando de relocaliza­r la feria en espacios de ferias de emprendedo­res, pero es trabajo a mediano plazo. No es una tarea sencilla. Mientras tanto se está tratando de controlar con Inspección”.

Paralelame­nte, desde que volvieron las restriccio­nes a la circulació­n por la segunda ola del coronaviru­s, las grandes ferias como la que funciona en La Salada y otros puntos del GBA tienen prohibido abrir.

Sin embargo, proliferan otras más informales y ante esa situación, y luego de varios reclamos, en el último fin de semana y pese a intimacion­es previas de la Comuna, algunos puesteros del conocido paseo de compras ubicado en Lomas de Zamora estuvieron trabajando el sábado temprano.

Fue apenas un rato: enseguida se presentaro­n inspectore­s municipale­s y los obligaron a cerrar. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina