“Ex­po­ner mi ca­so de abu­so fue la úni­ca sa­li­da”

La víc­ti­ma ha­bía ido a aten­der­se a Pacheco. El trau­ma­tó­lo­go acu­sa­do fue se­pa­ra­do de sus fun­cio­nes.

Clarín - Zonal San Fernando - - PORTADA -

La víc­ti­ma fue al Hos­pi­tal de Pacheco por un gol­pe tras una caí­da. Y de­nun­ció al trau­ma­tó­lo­go que la tra­tó, que ha­cía la re­si­den­cia. Fue se­pa­ra­do.

Una jo­ven de 24 años fue al Hos­pi­tal Zo­nal Mag­da­le­na V. de Mar­tí­nez en Pacheco pa­ra aten­der­se por unos gol­pes tras ha­ber­se caí­do mien­tras an­da­ba en bi­ci­le­ta. Y allí, le­jos de re­ci­bir el diag­nós­ti­co es­pe­ra­do, vi­vió una de sus peo­res pe­sa­di­llas: des­pués de la aten­ción mé­di­ca de­nun­ció ha­ber si­do abu­sa­da por el trau­ma­tó­lo­go. Has­ta el mar­tes, al cie­rre de es­ta edi­ción, el acu­sa­do se en­con­tra­ba se­pa­ra­do de sus fun­cio­nes. La jo­ven pi­dió que “no atien­da más”.

“Aho­ra es­toy acom­pa­ña­da por mis pa­dres y her­ma­nos. Ex­po­ner mi ca­so fue la úni­ca sa­li­da que en­con­tré pa­ra que ha­gan al­go con es­te hom­bre”, sos­tie­ne Na­ta­lia, quien pa­ra al­zar su voz de in­dig­na­ción dio a co­no­cer los he­chos la se­ma­na pa­sa­da en una pú­bli­ca­ción de Fa­ce­book. Fue com­par­ti­da más de 2.000 ve­ces y re­ci­bió unos 400 co­men­ta­rios.

Se­gún co­mu­ni­ca­ron des­de el Mi­nis­te­rio de Sa­lud de la Pro­vin­cia, el trau­ma­tó­lo­go de­nun­cia­do, Jo­nat­han D’Ales­san­dro (30), fue se­pa­ra­do de sus ta­reas ha­bi­tua­les. Ase­gu­ra­ron que no se tra­ta de un mé­di­co de plan­ta sino que es con­cu­rren­te (si­mi­lar a re­si­den­te) de se­gun­do año.

“Fui a re­vi­sar­me por una caí­da que tu­ve con la bi­ci­cle­ta, y me las­ti­mé las cos­ti­llas y la mano. En el hos­pi­tal me aten­dió un mé­di­co que me en­vió a ha­cer­me unas pla­cas y des­pués me re­vi­só Jo­nat­han D’ Ales­san­dro, quien me pi­dió que re­gre­sa­ra a los dos días pa­ra un con­trol. Fue ahí que me di­jo que me sa­ca­ra el pan­ta­lón pa­ra re­vi­sar­me las ro­di­llas y em­pe­zó a to­car­me de una ma­ne­ra in­có­mo­da”, re­la­tó Na­ta­lia. Y afir­mó: “El mé­di­co abu­só de mí. Me to­có la in­gle y me­tió los de­dos en mi va­gi­na co­mo si fue­se par­te de la re­vi­sa­ción. Tra­té de ir­me lo más rá­pi­do po­si­ble”.

Al día si­guien­te de ha­ber con­cu­rri­do al hos­pi­tal, Na­ta­lia ra­di­có la de­nun­cia en la Co­mi­sa­ría de la Mu­jer de Ti­gre. En la cau­sa in­ter­vino la Fis­ca­lía es­pe­cia­li­za­da en Vio­len­cia de Gé­ne­ro y Abu­so Se­xual de Ti­gre. Y la jo­ven de­nun­cian­te con­ti­núa el ca­so por vía ju­di­cial con la ase­so­ría le­gal de su abo­ga­da.

Has­ta el epi­so­dio con Na­ta­lia, ase­gu­ran que D’Ales­san­dro no ha­bía re­ci­bi­do de­nun­cias en su con­tra. Sin em­bar­go, lue­go de ha­cer el des­car­go en su cuen­ta de Fa­ce­book, la ve­ci­na re­ve­ló que dos mu­je­res le co­men­ta­ron que ha­bían vi­vi­do si­tua­cio­nes si­mi­la­res en sus con­sul­tas mé­di­cas con el trau­ma­tó­lo­go acu­sa­do, aun­que no efec­tua­ron la de­nun­cia.

De acuer­do a la in­ves­ti­ga­ción, el acu­sa­do no pue­de brin­dar aten­ción al pú­bli­co. “Nos pu­si­mos a dis­po­si­ción de la víc­ti­ma y se ac­ti­vó el pro­to­co­lo con­tra la vio­len­cia ex­ter­na e in­ter­na con una red de psi­có­lo­gos y co­la­bo­ra­do­res pa­ra es­tar cer­ca de la jo­ven agre­di­da”, in­di­ca­ron des­de el Mi­nis­te­rio de Sa­lud pro­vin­cial.

En ca­so de ser víc­ti­ma o co­no­cer a al­guien que su­fra vio­len­cia de gé­ne­ro, co­mu­ni­car­se por la lí­nea 114, dis­po­ni­ble las 24 ho­ras.

En la cau­sa in­ter­vino la Fis­ca­lía es­pe­cia­li­za­da en Vio­len­cia de Gé­ne­ro y Abu­so Se­xual de Ti­gre.

Cen­tro de sa­lud. El hos­pi­tal pro­vin­cial de Pacheco don­de Na­ta­lia fue a con­sul­tar por una do­len­cia.

Se­ña­la­do. Jo­nat­han D’Ales­san­dro, el mé­di­co de­nun­cia­do por abu­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.