Pi­dió ayu­da en Fa­ce­book y le fes­te­jó los 15 a su hi­ja

La mo­vi­da de Ro­dri­go Mar­tí­nez su­peró to­das las ex­pec­ta­ti­vas. Y creó una pá­gi­na pa­ra que otros tam­bién lo lo­gren.

Clarín - Zonal San Fernando - - PORTADA - Tif­fany Del Mas­tro tdel­mas­[email protected]­rin.com

Ro­dri­go Mar­tí­nez de­ci­dió re­cu­rrir a los ve­ci­nos de Don Tor­cua­to. Co­mo lo­gró cum­plir el sue­ño de Oria­na y la mo­vi­da su­peró to­das las ex­pec­ta­ti­vas, jun­to a su mu­jer creó la pá­gi­na “Sue­ños En­ca­mi­na­dos” pa­ra que otros pa­pás tam­bién lo lo­gren.

“Mi hi­ja siem­pre so­ñó con la fies­ta de 15. Co­mo pa­dre me sen­tía obli­ga­do a cum­plir su ilu­sión, por­que nun­ca ha­bía te­ni­do una ce­le­bra­ción. Fue un gran lo­gro ver­la tan fe­liz”, con­fie­sa Ro­dri­go Mar­tí­nez, quien tu­vo la idea de pe­dir­le ayu­da a los ve­ci­nos de Don Tor­cua­to pa­ra no de­cep­cio­nar a su hi­ja Oria­na. Con su mu­jer Va­nes­sa rea­li­za­ron una pu­bli­ca­ción en Fa­ce­book y la re­per­cu­sión fue tal que el pe­di­do se vol­vió vi­ral y la fies­ta, una reali­dad gra­cias a la so­li­da­ri­dad.

El fes­te­jo fue en ma­yo y su­peró to­das a las ex­pec­ta­ti­vas. Ro­dri­go cuen­ta que la idea ori­gi­nal era ha­cer un asa­do con los más ín­ti­mos y que su hi­ja se die­ra el gus­to de usar un lin­do ves­ti­do. Pe­ro co­mo la fe­cha se acer­ca­ba y no po­dían afron­tar los gas­tos, Ro­dri­go le di­jo a su mu­jer que pi­de­ran ayu­da en las re­des. “Da­das las cir­cuns­tan­cias, he te­ni­do que acu­dir a us­te­des que tal vez ten­gan al­go pa­ra pres­tar­nos o do­nar­nos”, es­cri­be­ron en Fa­ce­book. Mi­les de co­la­bo­ra­do­res ofre­cie­ron tor­tas, sou­ve­nirs, tar­je­tas de in­vi­ta­ción y la ofer­ta más sor­pren­den­te fue la de Ca­ro­li­na Ros­si, una re­co­no­ci­da di­se­ña­do­ra de ce­le­bri­da­des co­mo Ju­lie­ta Pran­di, quien con­fec­cio­nó un ves­ti­do ideal pa­ra la pro­ta­go­nis­ta de la fies­ta que re­ci­bió a 140 in­vi­ta­dos. Se hi­zo eco por un ve­cino que en­vió la his­to­ria a los me­dios y rá­pi­da­men­te la fa­mi­lia Mar­tí­nez apa­re­ció en la pan­ta­lla chi­ca, in­clu­so en Ru­sia por un co­rres­pon­sal ar­gen­tino ra­di­ca­do allá. “Apa­re­ció una fa­mi­lia des­co­no­ci­da que te­nía otra san­gre y el co­ra­zón in­men­so”, re­co­no­ce Ro­dri­go, tras re­ci­bir mi­les de men­sa­jes, del in­te­rior del país y de otros co­mo Co­lom­bia y Uru­guay.

“Re­ci­bi­mos tan­tas pro­pues­tas que me pre­gun­té qué ha­cer con to­do lo que so­bra­ba. Ima­gi­né a mi­les de pa­pás en la mis­ma si­tua­ción”, ase­gu­ra Ro­dri­go, quien creó la pá­gi­na de Fa­ce­book “Sue­ños En­ca­mi­na­dos” pa­ra que otros pa­dres pue­dan te­ner la mis­ma opor­tu­ni­dad y so­li­ci­tar co­la­bo­ra­cio­nes a aque­llos que ofre­cen sus ser­vi­cios a pre­cios eco­nó­mi­cos. “Hay un fo­tó­gra­fo que pi­de $200, pe­ro se con­for­ma con biz­co­chos. Nos en­con­tra­mos con gen­te muy ama­ble y ge­ne­ro­sa”, con­fie­sa el ve­cino de Ti­gre. Fue tal el cli­ma de con­mo­ción que la fa­mi­lia es­ta­ble­ció una re­la­ción es­tre­cha con el fo­tó­gra­fo del fes­te­jo: “Se que­dó a dor­mir en ca­sa co­mo tres días por­que ve­nía des­de Men­do­za”, ase­gu­ra.

Ro­dri­go tra­ba­ja ha­ce tres años co­mo se­reno en una em­pre­sa y en su tiem­po li­bre ad­mi­nis­tra “Sue­ños En­ca­mi­na­dos”, que fun­cio­na des­de enero y ya cuen­ta con más de mil miem­bros. “Ya se hi­cie­ron 39 fes­te­jos gra­cias a la pá­gi­na”, re­ve­la. Oria­na le agra

Re­ci­bi­mos tan­tas pro­pues­tas que me pre­gun­té qué ha­cer con to­do lo que so­bra­ba. Ima­gi­né a mi­les de pa­pás en la mis­ma si­tua­ción”.

Ro­drí­go Mar­tí­nez

de­ce, has­ta el día de hoy, a su pa­dre por las ini­cia­ti­vas y a su ma­dre por lle­var­las a ca­bo a su la­do. “Fui el pro­duc­tor de to­do, me en­car­gué de los de­ta­lles del de­trás de es­ce­na”, con­fie­sa el pa­pá. Y agre­ga: “Apren­di­mos co­mo lec­ción que el no ya lo te­ne­mos y que siem­pre hay que ir por el sí. ¿Qué per­dés con pre­gun­tar? ¡Só­lo la ver­güen­za!”, sos­tie­ne con en­tu­sias­mo.

Sus hi­jos son su gran amor: “Los ma­yo­res, Lu­cas y Oria­na, son mi gran crea­ción por ser los pri­me­ros. León (3) es el te­rre­mo­to de la ca­sa, Lean­dro (2) es un pan de Dios e In­dia (1) es el con­jun­to de la per­so­na­li­dad de to­dos”, ase­gu­ra quien cons­tru­yó con su com­pa­ñe­ra de vi­da una fa­mi­lia uni­da. “To­dos son fi­gu­ri­tas di­fí­ci­les de con­se­guir y las ten­go en el ál­bum de mi vi­da. Soy muy fe­liz, pa­ra mí el Día del Pa­dre es to­dos los días”, re­ve­la con una son­ri­sa.

Día del Pa­dre. Tras el mo­men­to de bai­lar el vals, Ro­dri­go po­sa jun­to a Oria­na. El do­min­go ce­le­bra­rá tam­bién con sus otros cua­tro hi­jos.

Vals. El ca­rac­te­rís­ti­co bai­le en­tre pa­pá Ro­dri­go y Oria­na du­ran­te la fies­ta. Fue un mo­men­to úni­co y es­pe­ra­do.

Pa­ra un mar­co. Oria­na, en­tre pa­pá y ma­má. La fies­ta fue un éxi­to.

Di­ver­sión. To­dos los in­vi­ta­dos por la ve­ci­na pa­ra su fies­ta de 15.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.