Vic­to­ria Ga­lín­dez Sus de­li­cias ya no se sa­bo­rean en Tor­tu­gui­tas sino en Mia­mi

La ve­ci­na ce­rró su lo­cal de pas­te­le­ría en la re­gión ha­ce más de una dé­ca­da y par­tió a Es­ta­dos Unidos.

Clarín - Zonal San Fernando - - PERSONAJES - Tif­fany Del Mas­tro tdel­mas­[email protected]­rin.com

“Eli­ge un tra­ba­jo que te gus­te y no ten­drás que tra­ba­jar ni un día de tu vi­da”. Es­ta fra­se es la ba­se de la fi­lo­so­fía de Vic­to­ria Ga­lín­dez (48), quien aún re­cuer­da la emo­ción que sin­tió al abrir con ape­nas 23 años su lo­cal de pas­te­le­ría, su pa­sión. Pe­ro tras una dé­ca­da en Mal­vi­nas Ar­gen­ti­nas, de­ci­dió ir­se con la fa­mi­lia a Es­ta­dos Unidos pa­ra vi­vir el sue­ño ame­ri­cano con su ar­te cu­li­na­rio.

La co­ci­na siem­pre fue su hobby, y no es ca­sual por­que lo lle­va en su ADN: es la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de pas­te­le­ras. Des­de chi­ca ayu­dó en Ma­mía, el em­pren­di­mien­to gas­tro­ní­mi­co que su abue­la creó con sus hi­jas.

Lue­go de tra­ba­jar cin­co años en el

Un se­ñor pre­gun­tó si te­nía­mos ‘Ap­ple Pay’. So­nó a ‘pas­tel de man­za­na’ en in­glés y le mos­tré op­cio­nes. Se rie­ron to­dos... era una app mó­vil de pa­go”.

área fi­nan­cie­ra de una em­pre­sa mul­ti­na­cio­nal, cues­tio­nó su fu­tu­ro: “Me sen­tí le­jos del mo­de­lo fa­mi­liar que me ha­bían in­cul­ca­do. No que­ría via­jar por el mun­do, le­jos de mis se­res que­ri­dos”, afir­ma la mu­jer que en 1996 sol­tó su pro­me­te­do­ra ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, de­ci­dió se­guir su pro­pio ca­mino em­pren­de­dor y abrió Clá­si­ca Vic­to­ria. El nom­bre sur­gió por sus “ga­nas de lo­grar que la gen­te via­je al pa­sa­do con sus re­ce­tas tra­di­cio­na­les y re­cuer­de a sus abue­las”.

Pron­to, su afi­ción se con­vir­tió en un es­ti­lo de vi­da y con­si­guió bue­nos re­sul­ta­dos. Re­ci­bió a ce­le­bri­da­des co­mo Cris Mo­re­na, Ber­nar­do Neus­tadt y Ju­lia­na Awa­da.

Su am­bi­ción la lle­vó a pro­yec­tar­se en otro ho­ri­zon­te y de­ci­dió mu­dar­se, con su ma­ri­do y sus tres hi­jos, a Es­ta­dos Unidos en 2014. Su ofer­ta en el lo­cal de Key Bis­cay­ne, Mia­mi, atrae a mu­chos ex­tran­je­ros: “Los al­fa­jo­res y los sand­wi­ches de mi­ga son muy so­li­ci­ta­dos”, agre­ga la co­ci­ne­ra que se ins­pi­ra en lo crio­llo.

Des­pués de 12 años, ce­rró su úl­ti­ma su­cur­sal de Tor­tu­gui­tas, don­de vi­vía con su fa­mi­lia. “Fue con fe­li­ci­dad, una eta­pa cum­pli­da”, ase­gu­ra quien en su tiem­po li­bre dis­fru­ta de ver se­ries y sa­lir a pa­sear.

Pa­ra ella, la adap­ta­ción a otra cul­tu­ra tie­ne su la­do di­ver­ti­do. “Una vez, un se­ñor pre­gun­tó si te­nía­mos ‘Ap­ple Pay’. Co­mo so­nó a ‘pas­tel de man­za­na’ en in­glés, le mos­tré las op­cio­nes. To­dos se rie­ron y en­ten­dí que no que­ría una tor­ta sino pa­gar con un app mó­vil”, re­cuer­da.

“La cla­ve es apren­der de los acier­tos y fra­ca­sos”, sos­tie­ne Ga­lín­dez. Por el mo­men­to, no se ve con gran­des cam­bios, pe­ro su es­pí­ri­tu em­pren­de­dor si­gue la­ten­te.

Em­pren­de­do­ra. La mu­jer abrió “Clá­si­ca Vic­to­ria” en Key Bis­cay­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.