Pos­se, Ma­cri y Mo­rei­ra, preo­cu­pa­dos por los con­ta­gios y por la eco­no­mía

Los je­fes co­mu­na­les de San Isi­dro, San Mar­tín y Vi­cen­te Ló­pez ha­blan so­bre la vuelta a una fa­se más res­tric­ti­va.

Clarín - Zonal San Isidro - - CIUDAD - Ma­ri­na Da­por­ta

En el co­mien­zo de una nue­va eta­pa del ais­la­mien­to obli­ga­to­rio -pro­ba­ble­men­te la más di­fí­cil, por el es­fuer­zo ex­tra que exi­ge- los intendente­s de la re­gión en­fren­tan va­rios desafíos si­mul­tá­neos. To­dos coin­ci­den en que cui­dar la sa­lud de los ve­ci­nos es prio­ri­dad, y acom­pa­ñan las me­di­das im­pul­sa­das por los go­bier­nos pro­vin­cial y na­cio­nal, aun­que tam­bién eva­lúan la ur­gen­cia eco­nó­mi­ca y la pre­sión de los co­mer­cian­tes y em­pren­de­do­res por vol­ver a tra­ba­jar.

“Sa­be­mos que va­mos a atra­ve­sar las pró­xi­mas dos o tres se­ma­nas más di­fí­ci­les. Si bien se­gui­mos tra­ba­jan­do des­de el ám­bi­to mu­ni­ci­pal pa­ra ge­ne­rar con­cien­cia so­bre la pro­tec­ción y el cui­da­do co­lec­ti­vo e in­di­vi­dual, tam­bién se­gui­mos ana­li­zan­do con preo­cu­pa­ción qué va a pa­sar con los co­mer­cios de cer­ca­nía”, se­ña­ló el In­ten­den­te de Vi­cen­te Ló­pez, Jor­ge Ma­cri. En el ini­cio de es­ta se­ma­na, en una reunión de ga­bi­ne­te vir­tual, pla­ni­fi­ca­ron el tra­ba­jo de las áreas que brin­dan ser­vi­cios re­la­cio­na­dos con la pan­de­mia. Po­cos días an­tes,

Ma­cri se­ña­ló la ne­ce­si­dad de “se­guir tra­ba­jan­do en la bús­que­da de nue­vos equi­li­brios en­tre sa­lud y ac­ti­vi­dad”.

Gus­ta­vo Pos­se, in­ten­den­te de San Isi­dro, lo ex­pli­có de es­ta ma­ne­ra: “El en­du­re­ci­mien­to de la cua­ren­te­na en es­ta eta­pa es el co­ra­zón del pro­ble­ma en el sec­tor Nor­te del AMBA. Si bien en el ini­cio tu­vi­mos una gran can­ti­dad de ca­sos im­por­ta­dos, la si­tua­ción hoy en San Isi­dro no es la mis­ma que en otros Mu­ni­ci­pios, ni en cuan­to a los con­ta­gios ni a la ocu­pa­ción del sis­te­ma de sa­lud”.

De ca­ra a las dos se­ma­nas más crí­ti­cas en la emer­gen­cia sa­ni­ta­ria y en la de­man­da so­cial, los mu­ni­ci­pios se pre­pa­ran pa­ra ha­cer fren­te al vi­rus y con­te­ner a los ve­ci­nos. En los ba­rrios vul­ne­ra­bles si­guen con el pro­gra­ma de de­tec­ción tem­pra­na, y en esos ope­ra­ti­vos tam­bién ha­ce abor­da­jes con ope­ra­ti­vos de va­cu­na­ción y en­tre­ga de ayu­da so­cial y vian­das. En San Isi­dro, in­di­ca­ron, la de­man­da de ali­men­tos se mul­ti­pli­có va­rias ve­ces des­de el ini­cio de la pan­de­mia. Vi­cen­te Ló­pez ya lle­va en­tre­ga­das ca­si 50 mil ca­jas de ali­men­tos y 80 mil vian­das. Y San Mar­tín am­plió la red de co­me­do­res y cen­tros ba­rria­les a 180.

En es­tos tres me­ses, San Isi­dro fue pio­ne­ro en ma­te­ria de per­mi­sos y ha­bi­li­ta­cio­nes ex­cep­cio­na­les. En los úl­ti­mos días, la pre­sión de los dis­tin­tos sec­to­res ha­bía lle­ga­do has­ta los pe­di­dos de re­ini­ciar la ac­ti­vi­dad del turf y las ca­rre­ras, aun­que sin con­cu­rren­cia de pú­bli­co, un pe­di­do que fue acom­pa­ña­do por el pro­pio in­ten­den­te.

Sin em­bar­go, con la vuelta a la fa­se más es­tric­ta del ais­la­mien­to, mu­chos co­mer­cian­tes y tra­ba­ja­do­res vuel­ven a que­dar sin po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar in­gre­sos. “Por su­pues­to que va­mos a cum­plir la ley y res­pe­tar lo que dis­pon­gan las au­to­ri­da­des. Pe­ro no es­toy de acuer­do con que en lu­ga­res co­mo San Isi­dro, que tie­ne ba­ja den­si­dad po­bla­cio­nal y un sis­te­ma de sa­lud con ca­pa­ci­dad de res­pues­ta, se apli­quen las mis­mas me­di­das que en otras re­gio­nes”, di­jo Pos­se.

La reunión vir­tual de la se­ma­na pa­sa­da en­tre el go­ber­na­dor y los intendente­s fue cla­ve pa­ra in­ter­cam­biar los di­fe­ren­tes pun­tos de vis­ta: mien­tras que mu­chos intendente­s pe­dían es­ta vuelta a fa­se 1, otros plan­tea­ron fir­me­men­te que se ten­drían que ha­ber to­ma­do más me­di­das pa­ra no pa­ra­li­zar la eco­no­mía. “De­be­mos pre­pa­rar­nos pa­ra des­pués de la cua­ren­te­na. Ne­ce­si­ta­mos di­se­ñar un plan de sa­li­da or­de­na­da, por­que la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca -cum­plien­do con pro­to­co­los y me­di­das de bio­se­gu­ri­dad- no es lo que pro­du­ce con­ta­gios. El con­ta­gio se pro­du­ce por­que hay co­mu­ni­da­des en­te­ras que si­guen la vi­da co­mo si no hu­bie­se pa­sa­do na­da”, se­ña­ló Pos­se.

“Por su­pues­to que es fun­da­men­tal reac­ti­var la eco­no­mía, pe­ro siem­pre y cuan­do es­to no aten­te con­tra la sa­lud de nues­tros ve­ci­nos. He­mos lle­ga­do al fa­mo­so pico y es el mo­men­to co­rrec­to pa­ra to­mar las má­xi­mas pre­cau­cio­nes”, se­ña­ló Fernando Mo­rei­ra, in­ten­den­te de San Mar­tín. El lu­nes, lue­go de que el pre­si­den­te del Con­ce­jo De­li­be­ran­te de San Mar­tín die­ra po­si­ti­vo al test de Co­ro­na­vi­rus, Mo­rei­ra se reali­zó un test, que dio ne­ga­ti­vo. “De­be­mos to­mar con­cien­cia de que pa­ra sa­lir de es­to de­be­mos cui­dar­nos y cui­dar al de al la­do. Y es­pe­rar a que la va­cu­na lle­gue lo an­tes po­si­ble”, se­ña­ló. ■

Ma­cri. Se preo­cu­pa por los co­mer­cios zo­na­les.

Mo­rei­ra. “Lle­ga­mos al pico, hay que cui­dar­se”.

Pos­se. “La cua­ren­te­na es un pro­ble­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.