BIEN­VE­NI­DOS

Ecos - - Sumario - Che­fre­dak­teu­rin, e.mo­go­llon@spotlight-ver­lag.de

Lei­tar­ti­kel

Que­ri­dos lec­to­res:

Pri­me­ro es­ta­ba el mar. En sus aguas se fue for­man­do la vi­da. Di­mi­nu­ta, trans­pa­ren­te, apa­ren­te­men­te in­sig­ni­fi­can­te. La mar, co­mo la lla­man los poe­tas y quie­nes vi­ven y tra­ba­jan en sus aguas, es el vien­tre ma­terno de to­dos los se­res vi­vos. Tal vez por eso nos lle­na­mos de una in­men­sa ale­gría y nos sen­ti­mos pro­te­gi­dos, abri­ga­dos, cuan­do la ve­mos y per­de­mos la vis­ta en el ho­ri­zon­te.

Pue­do es­tar ho­ras mi­ran­do el mar. No ne­ce­si­to na­da más pa­ra sen­tir­me li­bre. La vis­ta del ho­ri­zon­te in­fi­ni­to lle­na de paz mi es­pí­ri­tu y le re­ga­la alas a mis sue­ños. Su sa­bor sa­la­do en la bo­ca, el arru­llo de sus olas y la ca­li­dez de sus aguas me de­vuel­ven siem­pre a la ni­ñez, y me re­cuer­dan tam­bién que so­mos un gra­ni­to de are­na en su in­men­si­dad.

El mar es to­do lo que so­mos y lo que pen­sa­mos; en él se dan los in­ter­cam­bios de cul­tu­ra, bie­nes o per­so­nas; a tra­vés de él nos co­mu­ni­ca­mos con los otros y por él los otros lle­gan a nues­tra ori­lla. Su su­per­fi­cie azul co­bal­to, azul ma­rino, ver­de agua­ma­ri­na, res­plan­de­ce y nos mues­tra su be­lle­za so­bre­co­ge­do­ra, pe­ro tam­bién sus in­son­da­bles pe­li­gros. Creo que ese enor­me des­plie­gue del po­der de la na­tu­ra­le­za que ve­mos cuan­do es­ta­mos fren­te al mar nos ayu­da a ser me­jo­res se­res hu­ma­nos.

Es­te mes ECOS de­di­ca sus pá­gi­nas al mar Mediterráneo, fuen­te de amor y desamor en­tre los pue­blos que lo ha­bi­tan, ge­ne­ra­dor de pros­pe­ri­dad y muer­te, for­ja­dor de Eu­ro­pa y mo­ti­vo tam­bién de dis­cor­dia. Mer­ce­des Abad, es­cri­to­ra; Che­ma Mon­real, téc­ni­co de sal­va­men­to; Gus­ta­vo San­tos, pes­ca­dor; Jo­sé Ma­ría Do­mín­guez, his­to­ria­dor; y Joan Ma­nuel Se­rrat, can­tau­tor, nos ha­blan de sus ex­pe­rien­cias en el mar. Cin­co his­to­rias so­bre el Mediterráneo. Cin­co mi­ra­das ín­ti­mas a un mar que lo ha vis­to to­do, que lo ha su­fri­do to­do, que lo ha mar­ca­do to­do. Un mar que es más que sus aguas o sus ori­llas, un mar que lle­va en sí mis­mo an­sias de la li­ber­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Austria

© PressReader. All rights reserved.