EL ALFABETO DE NUES­TRO TIEM­PO

Ecos - - Sumario - POR MAR­TÍN CA­PA­RRÓS

Jor­ge Luis Bor­ges

Mar­tín Ca­pa­rrós über ein Ge­nie

JJor­ge Luis Bor­ges ha­bría odia­do en­con­trar­se en una lis­ta de la­ti­noa­me­ri­ca­nos –por más cé­le­bres que fue­ran–: na­die cul­ti­vó co­mo él esa cos­tum­bre tan ar­gen­ti­na que con­sis­tía en creer­nos una pa­tru­lla per­di­da de la vie­ja Eu­ro­pa, un en­cla­ve ci­vi­li­za­do en esas tie­rras bár­ba­ras. Su fa­mi­lia, sin em­bar­go, lle­va­ba mu­cho tiem­po en esas pam­pas: en un país de in­mi­gran­tes, esa du­ra­ción pa­sa­ba por no­ble­za.

Bor­ges na­ció en Bue­nos Ai­res en 1899, y allí vi­vió ca­si siem­pre, pe­ro fue a mo­rir­se a Gi­ne­bra pa­ra que no lo mo­les­ta­ran. An­tes que eso ha­bía es­cri­to dos do­ce­nas de cuen­tos y en­sa­yos –y al­gu­nos poe­mas– que cam­bia­ron la for­ma en que se pien­sa la li­te­ra­tu­ra. An­tes, tam­bién, fue un se­ñor tí­mi­do pe­ro enamo­ra­di­zo que las mu­je­res so­lían re­cha­zar, vi­vió con su ma­má, co­mió mu­cho arroz blan­co, di­ri­gió una bi­blio­te­ca, per­dió la vis­ta, de­cía bar­ba­ri­da­des –“la de­mo­cra­cia es un abu­so de la es­ta­dís­ti­ca”–, pa­sea­ba ti­tu­bean­te por su ba­rrio.

Bor­ges era tan ar­gen­tino, que ex­pli­có que ser ar­gen­tino era ser de nin­gún si­tio y, por lo tan­to, te­ner de­re­cho a la cul­tu­ra de to­dos. Así que se rió de na­cio­na­lis­mos y re­gio­na­lis­mos y se apro­pió de la li­te­ra­tu­ra del mun­do: la vol­vió su pro­pia tra­di­ción, la rein­ven­tó co­mo po­cos es­cri­to­res de es­tos si­glos. El co­mi­té del No­bel, pa­ra no ser me­nos cie­go que él, nun­ca su­po pre­miar­lo. Así, lo pu­so en la lí­nea de los real­men­te gran­des: Proust, Kaf­ka, Joy­ce, el club se­lec­to.

Bor­ges odia­ba tam­bién eso, y tra­tó de ha­cer chis­tes. Era, co­mo se de­be, un or­gu­llo­so que po­sa­ba de hu­mil­de. Son los peo­res, son los in­te­li­gen­tes. Su li­te­ra­tu­ra, por una vez, era –en eso, al me­nos– co­mo él: dis­cre­ta, des­pia­da­da, insuperable.

Mar­tín Ca­pa­rrós (Bue­nos Ai­res, 1957) es pe­rio­dis­ta y no­ve­lis­ta. Sus li­bros más re­cien­tes son Ham­bre, To­do por la pa­tria y Pos­ta­les. Es co­lum­nis­ta ha­bi­tual de ECOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Austria

© PressReader. All rights reserved.