Nue­va di­ná­mi­ca pa­ra el ne­go­cio de la ener­gía en el Cono Sur

El Deber - Cuerpo B - - Economía - Ál­va­ro Ríos Ro­ca AC­TUAL SO­CIO DI­REC­TOR DE GAS ENERGY LA­TIN AME­RI­CA

Cuan­do ha­bla­mos del Cono Sur nos re­fe­ri­mos a Argentina, Bra­sil, Chi­le, Uru­guay, Pa­ra­guay y tan­gen­cial­men­te Perú. Ha­ce al­go de más de dos dé­ca­das, se cons­tru­yó gran can­ti­dad de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra in­te­grar a la re­gión con gas na­tu­ral, ener­gía eléc­tri­ca y que flu­yan otros pro­duc­tos co­mo GLP y de­ri­va­dos del pe­tró­leo. Va­rios de es­tos ga­so­duc­tos y lí­neas eléc­tri­cas es­tán subuti­li­za­dos y ge­ne­ran opor­tu­ni­da­des a fu­tu­ro.

Argentina, pro­vee­dor de gas na­tu­ral, por di­ver­sas ra­zo­nes, cor­tó el ci­clo ex­plo­ra­to­rio y sus re­ser­vas/ pro­duc­ción de­cli­na­ron y tu­vo que tor­nar­se im­por­ta­dor de gas y otros energéticos. Bolivia, otro im­por­tan­te su­mi­nis­tra­dor con el cam­bio de re­glas de jue­go y la na­cio­na­li­za­ción, mo­ne­ti­zó re­ser­vas des­cu­bier­tas ex­por­tán­do­las, ge­ne­ran­do exu­be­ran­te ren­ta ga­sí­fe­ra de ma­nos de ele­va­dos pre­cios. La re­gión tu­vo que re­cu­rrir al GNL.

Perú no pu­do integrarse al Cono Sur y que­dó ais­la­da. El nor­te de Chi­le, gran de­man­dan­te de ener­gía, prin­ci­pal­men­te por la mi­ne­ría, tie­ne ahora la so­lu­ción de su abas­te­ci­mien­to con ener­gía so­lar, con res­pal­do de GNL o sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to.

En­tran­do en te­ma, en Chi­le y Perú, las transac­cio­nes co­mer­cia­les de ener­gía den­tro y fue­ra de los paí­ses las plas­man el sec­tor pri­va­do y las em­pre­sas es­ta­ta­les Enap, Pe­tro­pe­rú y Elec­tro Perú en un mer­ca­do abier­to y com­pe­ti­ti­vo. Argentina y Bra­sil es­tán im­plan­tan­do re­for­mas es­truc­tu­ra­les a sus mar­cos le­ga­les y re­gu­la­to­rios y pri­va­ti­zan­do una se­rie de activos en to­da la cadena de la ener­gía, de ma­ne­ra que sus em­pre­sas es­ta­ta­les YPF, Pe­tro­bras y Elec­tro­bras de­jen de ser mo­no­pó­li­cas y com­pi­tan abier­ta­men­te con el ca­pi­tal pri­va­do por los mer­ca­dos.

Pa­ra­guay es un país eléc­tri­co y con fuer­te par­ti­ci­pa­ción es­ta­tal a tra­vés de sus em­pre­sas AN­DE y Pe­tro­par de­be com­pe­tir con el sec­tor pri­va­do pa­ra abas­te­cer com­bus­ti­bles pa­ra su mer­ca­do in­terno. En Uru­guay, UTE, la em­pre­sa eléc­tri­ca, y Ancap, la de hi­dro­car­bu­ros, si bien con­tro­lan gran par­te de la cadena de abas­te­ci­mien­to, de­ben tam­bién com­pe­tir con com­pa­ñías del sec­tor pri­va­do.

En ca­si to­dos los paí­ses se es­tán apli­can­do pre­cios in­ter­na­cio­na­les de mer­ca­do ( y al­gu­nos co­mo Argentina es­tán ca­mino a ha­cer­lo) ob­vian­do sub­ven­cio­nes. Por lo tan­to, las transac­cio­nes y com­pra­ven­ta de ener­gía ( gas na­tu­ral, GLP, elec­tri­ci­dad, de­ri­va­dos del pe­tró­leo, etc.) se da­rán com­pe­ti­ti­va­men­te den­tro y fue­ra de los paí­ses, y don­de las so­cie­da­des es­ta­ta­les de ener­gía ten­drán tam­bién que aco­plar­se y tor­nar­se com­pe­ti­ti­vas.

Los go­bier­nos se­rán me­ros fa­ci­li­ta­do­res pa­ra que las transac­cio­nes en­tre paí­ses sean más flui­das. Cuan­do es­cu­cha­mos en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción que un mi­nis­tro de Ener­gía em­pren­de­rá ne­go­cia­cio­nes de com­pra­ven­ta de GLP/ gas na­tu­ral/ ener­gía eléc­tri­ca con otro mi­nis­tro de Ener­gía, po­de­mos de­du­cir que es más una de­cla­ra­ción po­lí­ti­ca y los com­pro­mi­sos co­mer­cia­les no se con­cre­ta­rán en di­chos en­cuen­tros. Las em­pre­sas pri­va­das y pú­bli­cas en la cadena son y se­rán las res­pon­sa­bles de las transac­cio­nes co­mer­cia­les de los energéticos y no así los mi­nis­te­rios o los go­bier­nos de turno. Las com­pras de ener­gía eléc­tri­ca se con­su­man ahora por li­ci­ta­cio­nes pro­gra­ma­das don­de se de­be com­pe­tir con des­pa­cho eco­nó­mi­co o li­bre­men­te con gran­des usua­rios o en el mer­ca­do spot. Los mi­nis­te­rios no com­pran ni com­pra­rán ener­gía eléc­tri­ca.

El con­tra­to Bolivia- Bra­sil con­clu­ye en los pró­xi­mos dos a tres años. No po­de­mos ima­gi­nar­nos có­mo po­dría el mi­nis­te­rio de Ener­gía de Bra­sil en­ca­rar ne­go­cia­cio­nes de pre­cios, vo­lú­me­nes, TOP, DOP, etc. con el mi­nis­te­rio de Bolivia, cuan­do pa­ra­le­la­men­te es­tá en pleno pro­ce­so de atraer ca­pi­ta­les pri­va­dos a ese país ba­jo un ré­gi­men de com­pe­ten­cia.

Las em­pre­sas que apues­tan ca­pi­tal desean la mí­ni­ma in­tro­mi­sión po­lí­ti­ca y de los go­bier­nos en fi­ja­ción de pre­cios y con­di­cio­nes en los mer­ca­dos de los energéticos. Pa­ra ate­rri­zar con in­ver­sio­nes y com­prar activos en Bra­sil, la po­si­ción es que Pe­tro­bras de­je el mo­no­po­lio de los hi­dro­car­bu­ros y del gas na­tu­ral, de ma­ne­ra que to­dos los agen­tes pue­dan com­pe­tir en ac­ce­so a ca­pa­ci­dad en los duc­tos y pac­tar con­tra­tos de com­pra­ven­ta a par­tir de dis­tin­tas fuen­tes de gas na­tu­ral.

De­fi­ni­ti­va­men­te ya exis­te una nue­va mo­da­li­dad en las transac­cio­nes de ener­gía en el Cono Sur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.