Lo que hay que sa­ber so­bre el acei­te pa­ra su mo­tor

El Deber - A todo motor - - CONSEJOS -

El cam­bio de acei­te es una ope­ra­ción de man­te­ni­mien­to muy im­por­tan­te pa­ra ga­ran­ti­zar el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de cual­quier mo­to­ri­za­do, ba­ra­to o ca­ro, de lu­jo o co­mún que sea. In­cum­plir de ma­ne­ra co­rrec­ta el cam­bio de acei­te de acuer­do al ki­lo­me­tra­je es­ta­ble­ci­do por el fa­bri­can­te, sig­ni­fi­ca re­du­cir el ci­clo de vi­da de nues­tro mo­tor y au­men­tar los gas­tos pa­ra cam­biar las pie­zas que se pue­den da­ñar. En ge­ne­ral, la prin­ci­pal fun­ción de cual­quier acei­te en el Mo­tor es lu­bri­car las par­tes mó­vi­les con el fin de re­du­cir la fricción, lim­piar, in­hi­bir la co­rro­sión y di­si­par el ca­lor. Ca­da acei­te, in­de­pen­dien­te­men­te de la mar­ca, se di­fe­ren­cia por su có­di­go in­ter­na­cio­nal SAE (So­ciety Automotive En­gi­neers) (que se pue­de re­co­no­cer de la si­guien­te ma­ne­ra, por ejem­plo: SAE 5 W 30, don­de el nú­me­ro “5” in­di­ca el pun­to de flui­dez en frio que en es­te ca­so se­ría 5 ºC, “W” es la abre­via­ción de la pa­la­bra en in­gles Win­ter (in­vierno) y 30 es el gra­do de vis­co­si­dad a 100 ºC de tem­pe­ra­tu­ra. Fí­jen­se lo que di­ce la clasificación API, (Ame­ri­can Pe­tro­leum Ins­ti­tu­te), pa­ra ele­gir un buen acei­te, que en la eti­que­ta del en­va­se apa­rez­ca la es­cri­ta “SN” y no “SG” y “SH”, es­tos úl­ti­mos dos son pa­ra mo­to­res de ga­so­li­na muy an­ti­guos (años 80). A su vez los lu­bri­can­tes pa­ra mo­tor se di­vi­den en mi­ne­ra­les, se­mi - sintéticos y sintéticos. En ge­ne­ral los lu­bri­can­tes mi­ne­ra­les son ap­tos pa­ra mo­to­res con ma­yor re­co­rri­do, mien­tras que los se­mi sintéticos y sintéticos son pa­ra vehícu­los mo­der­nos. Las ven­ta­jas de los acei­tes mi­ne­ra­les que son de­ri­va­dos del pe­tró­leo, es su ba­jo cos­to y es el úni­co que pue­de ser uti­li­za­do en vehícu­los fa­bri­ca­dos an­tes del 1990, sin em­bar­go, las des­ven­ta­jas se ad­vier­ten con un ma­yor con­su­mo de com­bus­ti­ble y un me­nor ren­di­mien­to en ki­lo­me­tra­je. Por su par­te, los acei­tes sintéticos si bien tie­nen ba­ses mi­ne­ra­les del pe­tró­leo, son mo­di­fi­ca­dos pa­ra ba­lan­cear su com­po­si­ción mo­le­cu­lar me­dian­te adi­ti­vos es­pe­cia­les que ayu­dan a po­ten­ciar el mo­tor. Es­tos lu­bri­can­tes son di­se­ña­dos pa­ra vehícu­los más mo­der­nos, re­sis­ten las al­tas tem­pe­ra­tu­ras, pro­lon­gan la vi­da útil del mo­tor, ade­más au­men­ta el ahorro de com­bus­ti­ble, tie­ne me­jor flu­jo a tem­pe­ra­tu­ras ba­jas, es re­sis­ten­te a la oxi­da­ción y tie­ne ma­yor ren­di­mien­to en ki­lo­me­tra­je, el pre­cio es un po­co más ele­va­do. To­man­do en cuen­ta las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas, co­mo por ejem­plo las de San­ta Cruz, es pre­fe­ri­ble que a ca­da cam­bio de acei­te se cam­bie tam­bién el fil­tro de acei­te, re­co­men­da­da por el fa­bri­can­te del vehícu­lo. Pa­ra los mo­to­ri­za­dos que uti­li­zan el acei­te mi­ne­ral es re­co­men­da­ble cam­biar­lo ca­da 4.000 km, pa­ra aque­llos que uti­li­zan el se­mi sin­té­ti­co ca­da 5.000 o 7.000 km y aque­llos 100% sintéticos ca­da 8.000 o 10.000 km. En co­la­bo­ra­ción con BG Mul­ti­mo­tors 340-3575 / 756-87077

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.