Cua­tro as­pec­tos que de­ter­mi­nan en la mu­jer la com­pra de un au­to

El Deber - A todo motor - - News - Mauro No­ga­rin Edi­tor ATM

Es­te es­pe­cial de A To­do Mo­tor es de­di­ca­do a las ma­dres de Bo­li­via que ya con­du­cen, con­du­ci­rán o es­tán pen­san­do de con­du­cir un vehícu­lo.

Po­ne­mos en sus ma­nos un am­plio aba­ni­co de ofer­tas que las im­por­ta­do­ras de vehícu­los han pre­pa­ra­do por el día de la rei­na del ho­gar.

Ade­más, en­con­tra­rá en es­ta edi­ción va­rias te­má­ti­cas re­la­cio­na­das al fas­ci­nan­te mun­do au­to­mo­triz, co­mo por ejem­plo, una se­rie de con­se­jos so­bre el ma­ne­jo de vehícu­lo cuan­do la mu­jer se en­cuen­tra em­ba­ra­za­da o so­bre los as­pec­tos téc­ni­cos y prác­ti­cos que las damas mi­ran an­tes de com­prar un vehícu­lo ce­ro ki­ló­me­tro. Des­ta­ca tam­bién una no­ta so­bre una en­cues­ta in­ter­na­cio­nal, don­de se mues­tra cuál es el fa­bri­can­te mun­dial au­to­mo­triz que uti­li­za el ma­yor nú­me­ro de mu­je­res en sus em­pre­sas.

Des­de un pun­to de vis­ta es­ta­dís­ti­co, gra­cias a la gen­til co­la­bo­ra­ción de la Uni­dad de Ba­se de da­tos del Se­gip, se pre­sen­ta un cua­dro muy in­tere­san­te so­bre el nú­me­ro de mu­je­res que han tra­mi­ta­do su li­cen­cia de con­du­cir y el in­cre­men­to que se re­gis­tra ca­da año en el país.

Se­gún los ex­per­tos, las mu­je­res se fi­jan en los de­ta­lles. A di­fe­ren­cia de los va­ro­nes que prio­ri­zan la po­ten­cia del mo­tor, con­trol de trac­ción, fre­na­do etc… en sus prio­ri­da­des se en­cuen­tran la se­gu­ri­dad, que in­di­rec­ta­men­te re­fle­ja la pro­tec­ción de los hi­jos, ya que mu­chas ve­ces se con­vier­ten en los pa­sa­je­ros más im­por­tan­tes en el desa­rro­llo de sus ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas. El sis­te­ma de fre­na­do ABS, nu­me­ro de bol­sas de ai­re la­te­ra­les, cin­tu­ro­nes de se­gu­ri­dad y sis­te­ma de an­cla­je Isofix pa­ra los por­ta­be­bés son los otros as­pec­tos que ob­ser­van.

Se­gun­do pun­to im­por­tan­te es la prac­ti­ci­dad, es de­cir, el con­su­mo de com­bus­ti­ble por ki­ló­me­tro en la ciu­dad y en ca­rre­te­ra, ya que es­to les per­mi­te cal­cu­lar en cier­ta for­ma el pre­su­pues­to se­ma­nal y men­sual pa­ra el au­to. Las di­men­sio­nes del vehícu­lo tam­bién jue­gan un rol im­por­tan­te a la ho­ra de apar­car en la ciu­dad, sin sa­cri­fi­car mu­cho el es­pa­cio al in­te­rior.

Ter­ce­ro es la co­mo­di­dad. Los asien­tos de­ben ser có­mo­dos, pa­ra cui­dar la es­pal­da, re­gu­la­bles en al­tu­ra tam­bién, to­man­do en cuen­ta que nor­mal­men­te el asien­to del ma­ri­do siem­pre es más alto y cues­ta adap­tar­se pa­ra lo­grar la dis­tan­cia a los pe­da­les y de la pla­ta­for­ma del cha­sis pa­ra su­bir y ba­jar del mo­to­ri­za­do. No pue­de fal­tar el ai­re acon­di­cio­na­do, que sea fá­cil pa­ra re­gu­lar la tem­pe­ra­tu­ra. La ca­ja au­to­má­ti­ca es im­por­tan­te, con­si­de­ran­do que el 80% del tiem­po se trans­cu­rre al in­te­rior del trá­fi­co ur­bano. La ca­ja au­to­má­ti­ca ayu­da a dis­mi­nuir de ma­ne­ra con­si­de­ra­ble el es­trés.

Cuar­to, el pre­cio, no tie­ne que su­pe­rar las ex­pec­ta­ti­vas to­da vez que si el au­to nue­vo cum­ple por el 90% con los tres pun­tos an­tes men­cio­na­dos, y el va­lor es un po­co su­pe­rior al pre­su­pues­to que te­nía en men­te, la mu­jer pue­de ex­ce­der un po­co y así to­mar la de­ci­sión fi­nal de ma­ne­ra sa­tis­fac­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.