Los am­bien­ta­do­res pa­ra au­tos, la be­lle­za in­vi­si­ble

El Deber - A todo motor - - News - Ca­li­for­nia Scents

Ca­da fra­gan­cia iden­ti­fi­ca el es­ti­lo de una per­so­na, tan­to pa­ra hom­bres co­mo pa­ra mu­je­res. Sin em­bar­go, pa­ra ella es un as­pec­to aún más im­por­tan­te. Atrás de ca­da esen­cia, flo­rea­da, cí­tri­ca o dul­ce que sea, se en­cuen­tra su per­so­na­li­dad, su ca­rác­ter. Es­to sig­ni­fi­ca dar un es­ti­lo a su pro­pio vehícu­lo y así crear una at­mós­fe­ra pla­cen­te­ra, ami­ga­ble pa­ra el pa­sa­je­ro, pa­ra com­par­tir esa sen­sa­ción en el tiem­po que se que­de al in­te­rior del vehícu­lo. Es una ma­ne­ra pa­ra em­be­lle­cer el in­te­rior del vehícu­lo, más allá del equi­pa­mien­to o del ma­te­rial de los asien­tos, cue­ro o te­la. Es di­fí­cil es­ta­ble­cer si el per­fu­me en gel, lí­qui­do o ae­ro­sol du­ra más tiem­po, es un de­ta­lle re­la­ti­vo, lo más im­por­tan­te es en­con­trar la fra­gan­cia que más se acer­ca a su gus­to, su per­so­na­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.