Consejos pa­ra una ma­yor du­ra­bi­li­dad y me­jor uso de los fre­nos

El Deber - A todo motor - - Monitor -

Los fre­nos son el prin­ci­pal dis­po­si­ti­vo de se­gu­ri­dad de un vehícu­lo. Por eso es in­dis­pen­sa­ble y muy im­por­tan­te con­tro­lar­los de ma­ne­ra re­gu­lar ca­da 15.000 km.

Si el au­to es nue­vo, la pri­me­ra vez se­rá su­fi­cien­te so­plar ai­re com­pri­mi­do so­bre la su­per­fi­cie de las pas­ti­llas y las mor­da­zas, ade­más de con­tro­lar si la su­per­fi­cie del dis­co es per­fec­ta­men­te li­sa.

Si el vehícu­lo es an­ti­guo el dis­co a ve­ces pue­de su­frir al­gún da­ño cuan­do en­tra en con­tac­to con al­gu­na par­te me­tá­li­ca, en es­te ca­so se pue­den for­mar una se­rie de sur­cos so­bre la su­per­fi­cie del dis­co, lo que afec­ta la efi­cien­cia de los fre­nos.

En es­te ca­so si el sur­co no es muy pro­fun­do se pue­de co­rre­gir con una rectificación, ca­so con­tra­rio es ne­ce­sa­rio el re­em­pla­zo del dis­co.

Se re­co­mien­da que al mo­men­to de cam­biar las pas­ti­llas se las re­em­pla­ce con aque­llas ori­gi­na­les in­di­ca­das por el mis­mo fa­bri­can­te, so­lo así se ga­ran­ti­za su per­fec­to es­ta­do de fun­cio­na­mien­to de los fre­nos. Si bien son un po­co más ca­ras las pas­ti­llas ori­gi­na­les, es­to evi­ta que los ma­te­ria­les de ba­ja ca­li­dad da­ñen el dis­co, que es aún más cos­to­so.

En fin, po­cos sa­ben que tam­bién el lí­qui­do de fre­nos tie­ne una vi­da útil, que en pro­me­dio es de dos años, o ca­da 40.000 km. Quí­mi­ca­men­te es­te lí­qui­do se oxi­da y si no se cam­bia pue­de da­ñar las par­tes me­cá­ni­cas co­nec­ta­das al sis­te­ma de fre­nos. En co­la­bo­ra­ción con BG Mul­ti­mo­tors 3403574 – 756 87077

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.