Via­jar con pe­rro en el au­to

Lle­var una mas­co­ta en el co­che sin to­mar cier­tas me­di­das de pre­cau­ción, pue­de ge­ne­rar una si­tua­ción de pe­li­gro pa­ra el con­duc­tor.

El Deber - A todo motor - - Monitor -

1 La mas­co­ta tie­ne que es­tar pre­fe­ri­ble­men­te en ayu­na por lo me­nos dos ho­ras an­tes de via­jar.

2 Nun­ca de­jar suel­to el animal al in­te­rior del ha­bi­tácu­lo, a ve­ces sin que­rer pue­de acer­car­se de ma­ne­ra des­con­tro­la­da a la pa­lan­ca de la ca­ja de cam­bio o peor a los pe­da­les del ace­le­ra­dor, fre­nos y de em­bra­gue.

3 Si el pe­rro es de ta­lla me­dia­na o gran­de es re­co­men­da­ble po­ner­lo en la par­te tra­se­ra de la va­go­ne­ta y de­bi­da­men­te ata­do. Pre­fe­ri­ble­men­te co­lo­car una te­la que cu­bra to­da la su­per­fi­cie pla­na del ma­le­te­ro, en ca­so de que hi­cie­ra sus ne­ce­si­da­des.

4 Man­te­ner las ven­ta­nas un po­co abier­tas pa­ra ai­rear el am­bien­te.

5 Evi­tar que la ca­be­za de la mas­co­ta so­bre­sal­ga de las ven­ta­nas.

6 Si el clima es par­ti­cu­lar­men­te cá­li­do y el con­duc­tor tie­ne que au­sen­tar­se, lle­ve la mas­co­ta con­si­go. Nun­ca de­je el pe­rro so­lo en el au­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.