Don­na Huan­ca: ar­te e iden­ti­dad al des­nu­do

El Deber - Brújula - - Personaje Mes Del - ADHEMAR MAN­JÓN EL DE­BER

Don­na Huan­ca ha sa­bi­do ga­nar­se un es­pa­cio en el mun­do del ar­te con­tem­po­rá­neo. Con 36 años, me­dios es­pe­cia­li­za­dos la han men­cio­na­do co­mo una de las ar­tis­tas jó­ve­nes a to­mar en cuen­ta, o al­gu­nas de sus ex­po­si­cio­nes, co­mo la que pre­sen­tó el año pa­sa­do en Lon­dres, Scar Cym­bals, fue­ron des­ta­ca­das en im­por­tan­tes re­vis­tas.

Huan­ca na­ció en Chica­go, sus pa­dres son bolivianos. En sus pues­tas mul­ti­sen­so­ria­les, que in­clu­yen es­cul­tu­ras, pin­tu­ras y per­for­man­ces con cuer­pos des­nu­dos y pin­ta­dos, in­da­ga en te­mas co­mo la iden­ti­dad o la im­por­tan­cia mis­ma de esos cuer­pos.

Scar Cym­bals se pre­sen­tó en la ga­le­ría Za­blu­do­wicz Co­llec­tion de Lon­dres, el tran­ce si­co­dé­li­co ge­ne­ra­do por alu­ci­nó­ge­nos co­mo la ayahuas­ca (que tu­vo una im­por­tan­cia en el ca­mino que to­mó la ca­rre­ra de Huan­ca) fue un dis­pa­ra­dor pa­ra sus per­for­man­ces.“To­do lo que yo ha­go es un in­ten­to de cen­trar­te en el pre­sen­te, lo que los alu­ci­nó­ge­nos usual­men­te ha­cen”, di­ce.

Ac­tual­men­te, Huan­ca tie­ne una ex­po en la ga­le­ría Tra­ve­sía Cua­tro, de Ma­drid (Es­pa­ña), ti­tu­la­da Len­gua de Bar­to­li­na Si­sa. La ‘len­gua’ men­cio­na­da en el tí­tu­lo se re­fie­re al mis­mo tiem­po a la pér­di­da del len­gua­je y al po­de­ro­so ar­que­ti­po gue­rre­ro de Bar­to­li­na Si­sa, quien en 1781 li­de­ró el le­van­ta­mien­to in­dí­ge­na en La Paz con­tra la con­quis­ta es­pa­ño­la. Si­sa fue cap­tu­ra­da y su cuer­po des­mem­bra­do en cua­tro par­tes y en­via­do a di­fe­ren­tes pue­blos in­dí­ge­nas.

Huan­ca pin­ta cuer­pos des­nu­dos du­ran­te sus per­for­man­ces, los fo­to­gra­fía e im­pri­me esa fo­to en un lien­zo de gran for­ma­to pa­ra in­ter­ve­nir­la con pin­tu­ra. El lien­zo en­cie­rra así to­do el pro­ce­so de pin­tu­ra del cuer­po, per­for­man­ce, re­gis­tro fo­to­grá­fi­co y pin­tu­ra.

“En es­ta mues­tra plas­mo su vi­ta­li­dad en­car­na­da en una cons­te­la­ción de lu­cha­do­ras y ánimas re­pre­sen­ta­das, ta­les co­mo una piel que­ma­da y ci­ca­tri­za­da o pe­lo arran­ca­do. Sen­tí la ne-

“To­do lo que yo ha­go es un in­ten­to de cen­trar­te en el pre­sen­te, que es lo que los alu­ci­nó­ge­nos usual­men­te ha­cen”

Don­na Huan­ca

ce­si­dad de pre­sen­tar­me de es­ta ma­ne­ra en es­te con­tex­to del eje co­lo­nial (del ar­te) la­ti­noa­me­ri­cano en un in­ten­to de cu­ra­ción”.

En La len­gua de Bar­to­li­na Si­sa, co­mo en sus an­te­rio­res ex­po­si­cio­nes, el te­ma de la frag­men­ta­ción de la iden­ti­dad es re­cu­rren­te. “En Es­ta­dos Uni­dos las po­lí­ti­cas de iden­ti­dad son muy re­le­van­tes por­que la ma­yo­ría de la gen­te vie­ne de fa­mi­lias que emi­gra­ron, y sus hi­jos, al igual que yo,

DON­NA HUAN­CA

Don­na Huan­ca ha si­do des­ta­ca­da en va­rias re­vis­tas co­mo una ar­tis­ta con una im­por­tan­te pro­yec­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.