Sau­ma y un debut poé­ti­co

La es­cri­to­ra cru­ce­ña pu­bli­có su pri­mer li­bro, con el tí­tu­lo de con el que ga­nó el Pre­mio Na­cio­nal de Poe­sía Es­cri­to­res No­ve­les 2017

El Deber - Brújula - - Anaqueles - EL DE­BER

“Pien­so en el si­len­cio co­mo un es­pa­cio in­fi­ni­to, en el que pue­de ca­ber to­do y na­da. Los si­len­cios di­cen y ese de­cir es úni­co y per­so­nal, su­ce­de ca­da vez que al­guien se acer­ca a ellos. En la es­cri­tu­ra me gus­ta uti­li­zar los si­len­cios pa­ra dar­le ai­re al tex­to; me gus­ta el efec­to que crean en lo vi­sual y tam­bién en el rit­mo, al per­mi­tir­le al lec­tor res­pi­rar y lle­nar esos va­cíos sus pro­pios si­len­cios”, co­men­ta Me­lis­sa Sau­ma en una en­tre­vis­ta so­bre su li­bro Lu­mi­nis­cen­cia (Edi­to­rial 3600), con el que ga­nó el VIII Pre­mio Na­cio­nal de Poe­sía Es­cri­to­res No­ve­les de Bo­li­via.

El si­len­cio, la muer­te, los re­cuer­dos y el ser poé­ti­co se en­tre­mez­clan en los ver­sos de Sau­ma, que de­bu­ta con la poe­sía, pe­ro que tam­bién ha he­cho es­po­rá­di­cas in­cur­sio­nes en la na­rra­ti­va.

He sa­bi­do de la pa­cien­cia del agua/que ta­lla go­ta a go­ta el cuen­co en la pie­dra es­cri­be en Vien­do llover, uno de los poe­mas que com­po­nen es­te li­bro, en el que ha­bla de esa es­pe­ra inal­can­za­ble de al­go, de al­guien.

“Su­pon­go que se de­be a mis te­mas, a las an­ti­guas ob­se­sio­nes que me ron­dan la ca­be­za. He no­ta­do —co­mo esas co­sas que uno des­cu­bre mu­cho des­pués de es­cri­bir­las— que la muer­te es un te­ma re­cu­rren­te en mis textos, qui­zás por­que es una eta­pa in­elu­di­ble de la con­di­ción hu­ma­na y es­tá ro­dea­da de mis­te­rios”, si­gue ex­pli­can­do Sau­ma.

No te­mo a las au­sen­cias/al si­len­cio/ni a la no­che/Te­mo a la luz per­pen­di­cu­lar/que di­si­mu­la mi som­bra/al gol­pe de luz en el es­pe­jo/que ocul­ta mis ci­ca­tri­ces/al fa­rol ama­ri­llen­to/que par­pa­dea y en­can­di­la/Pue­de la os­cu­ri­dad re­pen­ti­na/arre­ba­tar­nos un mo­men­to/el con­torno de las co­sas (Ani­mal noc­turno).

“No bus­ca­ba de­cir na­da, al me­nos no al prin­ci­pio”, ex­pli­ca Sau­ma, que tie­ne 30 años. “Los poe­mas sur­gie­ron de for­ma dis­per­sa y des­or­de­na­da. No sa­bía si­quie­ra si al­gu­na vez los pu­bli­ca­ría. Lue­go, al ha­cer la pri­me­ra se­lec­ción, vi que ha­bía en ellos un dis­cur­so, una na­rra­ti­va que los en­tre­la­za­ba y que se­gu­ra­men­te los ha­bía ido hil­va­nan­do de for­ma in­cons­cien­te. De to­dos mo­dos, pien­so que lo que ha­ya bus­ca­do de­cir no es tan im­por­tan­te co­mo lo que el lec­tor pue­da en­con­trar, ahí es­tá la ver­da­de­ra ri­que­za de un poe­ma”, pro­si­gue la es­cri­to­ra.

Lu­mi­nis­cen­cia es un pri­mer li­bro de Sau­ma, que for­ma par­te de una nue­va ge­ne­ra­ción de poe­tas cru­ce­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.