El ries­go que­dó atrás, hoy to­ca el cie­lo de la MA­TER­NI­DAD

Ro­xa­na Del Río. La ex­rei­na del Car­na­val ten­drá a su pri­mer be­bé a me­dia­dos de mar­zo, pe­ro du­ran­te la eta­pa de ges­ta­ción fue so­me­ti­da a ci­ru­gía pa­ra que le ex­tir­pen un ri­ñón.

El Deber - Chic - - PORTADA - SIL­VA­NA VINCENTI. TEX­TO ISA­BEL FER­NÁN­DEZ RÍOS. FO­TOS

La eta­pa que so­lo de­bía ser de ilu­sión, co­mo to­da lle­ga­da de un pri­mer be­bé, atra­ve­só la montaña ru­sa por pro­ble­mas de al­to ries­go. Du­ran­te mu­cho tiem­po, Ro­xa­na Del Río man­tu­vo si­len­cio al pa­sar el tran­ce, pe­ro aho­ra, a po­cos días de dar a luz, con su sa­lud y la de su be­bé en per­fec­to es­ta­do, cuen­ta lo que le to­có afron­tar.

En ple­na ges­ta­ción, la ex­rei­na del Car­na­val re­ci­bió un du­ro diag­nós­ti­co, la ar­te­ria que lle­va­ba san­gre a su ri­ñón de­re­cho es­ta­ba blo­quea­da. Tu­vo que so­me­ter­se a un ca­te­te­ris­mo, sin éxi­to, has­ta que por úl­ti­mo los mé­di­cos re­cu­rrie­ron al plan B, la ci­ru­gía, en la que le ex­tir­pa­ron el ri­ñón de­re­cho, cuan­do es­ta­ba con cua­tro me­ses de ges­ta­ción.

Si an­tes ella mis­ma se con­si­de­ra­ba ‘de­bi­lu­cha’ en ma­te­ria de sa­lud, hoy pue­de de­cir que es una ver­da­de­ra gue­rre­ra, igual que Ma­nuel (así se lla­ma­rá el pri­mo­gé­ni­to de ella y de su es­po­so Carlos Ma­nuel ‘Ma­mén’ Saa­ve­dra), que lle­ga­rá al mun­do a me­dia­dos de mar­zo por par­to na­tu­ral, o al me­nos eso esperan.

La con­duc­to­ra de Ac­ti­va TV es­tá a po­cos días de usar su ba­ja, pe­ro es­tu­vo a pun­to de re­nun­ciar a su tra­ba­jo por las re­co­men­da­cio­nes de com­ple­to re­po­so.

Ella y ‘Ma­mén’ es­tán re­cu­rrien­do a los ser­vi­cios de una du­la, una me­xi­ca­na de nom­bre Citla­lli Moc­te­zu­ma, que es al­go así co­mo una com­pa­ñe­ra de ges­ta­ción, que acom­pa­ña­rá a Ro­xa­na du­ran­te la la­bor de par­to y que la ha es­ta­do ca­pa­ci­tan­do pa­ra ate­nuar el do­lor y afron­tar el mo­men­to con la ma­yor se­re­ni­dad po­si­ble. “Nos des­pe­jó mie­dos y eso a no­so­tros co­mo pa­dres pri­me­ri­zos nos ayu­dó mu­chí­si­mo. La ce­sá­rea es res­pe­ta­ble, pe­ro mi recomendación es que, si de­ci­den al­go, lo ha­gan bien in­for­ma­dos, lue­go de in­ves­ti­gar, no so­lo por ten­den­cia”, re­co­mien­da.

Siem­pre fue una mu­jer de fe, pe­ro hoy Ro­xa­na se im­pre­sio­na con su for­ta­le­za en ese mo­men­to, y al abor­dar los re­cuer­dos lo ha­ce con mu­cha se­re­ni­dad. “Cuan­do los mé­di­cos me enu­me­ra­ban los ries­gos en la ci­ru­gía, yo pen­sa­ba que me con­ta­ban la his­to­ria de un uni­ver­so pa­ra­le­lo, co­mo si no fue­ra a afec­tar­me. Así co­mo la son­ri­sa con­ta­gia, es­pe­ro que la fe tam­bién, hay quie­nes ven el pa­no­ra­ma tur­bio y lo cier­to es que cuan­do las co­sas peor se po­nen, es cuan­do más hay que lu­char. Aho­ra me ven sa­can­do el ju­go a mi em­ba­ra­zo, con mil baby sho­wers, fe­liz, ple­na y agra­de­ci­da con Dios por­que él se lle­va el mé­ri­to. Aho­ra me sien­to in­ven­ci­ble”, di­ce la ex­so­be­ra­na que ja­más per­dió la son­ri­sa.

Quie­re más hi­jos. Es­ta es ape­nas la pri­me­ra de va­rias aven­tu­ras ma­ter­na­les, a pe­sar del sus­to. Se sien­te más fuer­te que nun­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.