PAUL RIGGIO, PRO­DUC­TOR DE FAC­TOR X MUN­DIAL, SOR­PREN­DI­DO CON BOLIVIA

Re­fe­ren­te. Es pro­duc­tor de al­gu­nos de los for­ma­tos de en­tre­te­ni­mien­to más gran­des en cua­tro con­ti­nen­tes. Lle­gó pa­ra co­la­bo­rar en la ver­sión bo­li­via­na del rea­lity Fac­tor X. Ha­bla de su ex­pe­rien­cia

El Deber - Chic - - PORTADA - MAR­CE­LO SUÁ­REZ R. mar­ce­lo.sua­rez@el­de­ber.com.bo

Su nom­bre es si­nó­ni­mo de en­tre­te­ni­mien­to. El bri­tá­ni­co Paul Riggio, con­sa­gra­do pro­duc­tor de te­le­vi­sión y de es­pec­tácu­los, con más de 15 años de ex­pe­rien­cia, es­tu­vo es­ta se­ma­na en San­ta Cruz de la Sie­rra, in­vi­ta­do por la Red Uno, ca­nal que emi­te Fac­tor X. Pre­ci­sa­men­te, es­te pro­gra­ma, que se ha con­ver­ti­do en el ma­yor re­fe­ren­te de los reali­ties shows de can­to en el mun­do, tie­ne a Riggio co­mo uno de sus prin­ci­pa­les pro­duc­to­res. En su ha­ber cuen­ta tam­bién con tra­ba­jos si­mi­la­res rea­li­za­dos en La Ban­da, Got Ta­lent, Aus­tra­lian Idol y So You Think You Can Dan­ce.

El ex­per­to ca­li­fi­có de ex­ce­len­te el tra­ba­jo que se es­tá ha­cien­do en Fac­tor X Bolivia y fe­li­ci­tó a los eje­cu­ti­vos del ca­nal por ani­mar­se a es­te for­ma­to, por­que, se­gún su cri­te­rio, se tra­ta de una de las apues­tas más so­li­das en ma­te­ria de en­tre­te­ni­mien­to en la ac­tua­li- dad. Asi­mis­mo, re­sal­tó la ca­li­dad de los con­cur­san­tes. “Es­ta es la opor­tu­ni­dad más gran­de que han te­ni­do to­dos los par­ti­ci­pan­tes y de­ben dis­fru­tar­la por­que es­tán tra­ba­jan­do con gran­des pro­fe­sio­na­les. De­ben apro­ve­char es­te mo­men­to”, ex­pre­sa Paul.

“Fac­tor X Bolivia ha de­mos­tra­do que en la di­ver­si­dad es­tá la di­fe­ren­cia. He vis­to in­creí­bles gru­pos de can­tan­tes, bri­llan­tes so­lis­tas, tan­to hom­bres co­mo mujeres. To­das las ca­te­go­rías im­pli­can un re­to bas­tan­te fuer­te pa­ra los con­cur­san­tes, pe­ro ellos mos­tra­ron que es­tán a la al­tu­ra de las exi­gen­cias”, aña­de.

To­do cam­bia

Crea­do por Si­mon Co­well, Fac­tor X es des­de 2004 uno de los pro­gra­mas te­le­vi­si­vos pa­ra bus­car ta­len­tos mu­si­ca­les más gran­des del mun­do. El for­ma­to se emi­te en Bolivia des­de mar­zo de es­te año y tie­ne co­mo ob­je­ti­vo la bús­que­da de ta­len­tos y es­tre­llas de la mú­si­ca pop pa­ra que sean pro­mo­vi­dos a es­ca­la mun­dial.

Al res­pec­to, Paul Riggio des­ta­có el acuer­do que Fac­tor X ha fir­ma­do con Sony Music, lo que per­mi­ti­rá que el ga­na­dor del rea­lity ten­ga co­mo pre­mio un con­tra­to dis­co­grá­fi­co in­ter­na­cio­nal. Es­te con­ve­nio re­pre­sen­ta tam­bién el re­torno de la com­pa­ñía al mer­ca­do ar­tís­ti­co bo­li­viano.

Pa­ra Riggio, to­do es­to no ha­ce más que con­fir­mar que es­te es el mo­men­to de ma­yo­res cam­bios en la in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to y va­lo­ra que Bolivia no se que­de re­za­ga­da en ese as­pec­to.

“Los ado­les­cen­tes y jó­ve­nes son el pú­bli­co po­ten­cial, pe­ro no son el úni­co ob­je­ti­vo del pro­gra­ma.

Fac­tor X pue­de ser vis­to por tu hi­jo, tu her­mano, tu ma­dre o tu abue­la”, ase­gu­ra Paul.

Tam­bién afir­ma que es­ta in­dus­tria es­tá cam­bian­do to­do. “Las for­mas de con­su­mo son dis­tin­tas, y lo que ha­cen pro­gra­mas co­mo Fac­tor X es lle­var en­tre­te­ni­mien­to a las ma­sas, a la vez que da la po­si­bi­li­dad de que los ta­len­tos ocul­tos sal­gan y lo­gren el éxi­to en el mun­do. Y si es­to es al­go que te ha­ce sen­tir bien, te per­mi­te es­ca­par de tu abu­rri­mien­to, de tus preo­cu­pa­cio­nes y te brin­da un par de ho­ras de fe­li­ci­dad, pues pa­ra mí es mi­sión cum­pli­da”, fi­na­li­za el pro­duc­tor.

“Los con­cur­san­tes han de­mos­tra­do que es­tán a la al­tu­ra de un pro­gra­ma de ca­li­dad in­ter­na­cio­nal”

Paul, en el set de Fac­tor X Bolivia, de­lan­te de los jó­ve­nes que sue­ñan en gran­de. El ex­per­to los apo­ya

Sony Music fir­mó un con­tra­to con Fac­tor X pa­ra gra­bar un dis­co del ga­na­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.