Hay pe­que­ños pro­duc­to­res que op­tan por al­qui­lar sus tie­rras por deu­das

El pre­cio por el arren­da­mien­to ba­jó de $us 300, hoy fluc­túa en­tre $us 150 y 250 por Ha. Los agri­cul­to­res que dan sus pre­dios no pue­den sos­te­ner los cos­tos de pro­duc­ción

El Deber - Cuerpo B - - Economía - Er­nes­to Es­tre­ma­doi­ro F. er­nes­to.es­tre­ma­doi­ro@el­de­ber.com.bo

Los úl­ti­mos años fue­ron com­pli­ca­dos pa­ra el agro, los efec­tos del cli­ma y los ba­jos pre­cios, pa­sa­ron fac­tu­ra a va­rios miem­bros del sec­tor. Pe­se a que en 2017 la ac­ti­vi­dad re­gis­tró una re­cu­pe­ra­ción, el da­ño ya fue he­cho. Hay bue­nas pro­yec­cio­nes pa­ra 2018, pe­ro va­rios pe­que­ños pro­duc­to­res op­ta­ron por al­qui­lar sus tie­rras, lue­go de su­frir cam­pa­ñas con nú­me­ros ro­jos. Si bien el arren­da­mien­to es ais­la­do, in­clu­so los pre­cios ba­ja­ron de $us 300 a $us 250 la hec­tá­rea, es el úl­ti­mo re­cur­so pa­ra po­der sa­lir de la cri­sis y pa­gar deu­das.

El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Pro­duc­to­res de Olea­gi­no­sas y Tri­go (Ana­po), Ri­chard Paz, se­ña­ló que es­te ti­po de sis­te­ma es usa­do por los pe­que­ños pro­duc­to­res “que por uno u otro mo­ti­vo no lo­gra­ron ac­ce­der a al­gún fon­do de reac­ti­va­ción fi­nan­cie­ra”.

“Ellos (los agri­cul­to­res) se es­tán vien­do en la inevi­ta­ble ne­ce­si­dad de al­qui­lar sus tie­rras, pues ya no tie­nen ca­pi­tal pa­ra se­guir pro­du­cien­do”, de­ta­lló el di­ri­gen­te.

Paz sos­tu­vo que en Ana­po no se tie­ne cuan­ti­fi­ca­do cuán­tos pro­duc­to­res al­qui­lan tie­rra, ni cuán­tas hec­tá­reas es­tán arren­da­das.

“Lo que po­de­mos ase­gu­rar es que la gran ma­yo­ría de los pro­duc­to­res tra­ba­ja sus tie­rras pa­ra se­guir pro­du­cien­do ali­men­tos pa­ra el país”, afir­mó el di­ri­gen­te.

De acuer­do a da­tos del Cen­so Agrí­co­la rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (INE) el 1,4% de la tie­rra de uso agro­pe­cua­rio es arren­da­da. En el país, se­gún la es­ta­dís­ti­ca ofi­cial, exis­ten cer­ca de 2,7 mi­llo­nes hec­tá­reas de su­per­fi­cie cul­ti­va­da.

Pa­ra el ge­ren­te ge­ne­ral de la Cá­ma­ra Agro­pe­cua­ria del Orien­te (CAO), Edil­ber­to Osi­na­ga, es­te sis­te­ma de pro­duc­ción “no es una ac­ti­vi­dad per­ma­nen­te” en el agro.

“No es un mer­ca­do del que se ten­ga in­for­ma­ción. Se ve a ve­ces a gen­te bus­can­do gen­te pa­ra al­qui­lar, pe­ro la ac­ti­vi­dad es muy in­ci­pien­te”, ex­pli­có.

Pa­no­ra­ma

Si bien el al­qui­ler de tie­rras es una ac­ti­vi­dad que se va re­du­cien­do, en San Ju­lián, dis­tan­te a 151 km de San­ta Cruz de la Sie­rra, en par­te la zo­na Es­te, es­te sis­te­ma es usa­do por el 10% de los pro­duc­to­res, sos­tu­vo Su­sano Ter­ce­ros, pro­duc­tor de es­ta re­gión y pre­si­den­te de la fi­lial de Ana­po.

“Su­ce­de que el pe­que­ño pro­duc­tor no tie­ne las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias, co­mo ma­qui­na­rias pa­ra ha­cer su tra­ba­jo. Des­de ha­ce tres años, se vio obli­ga­do a al­qui­lar sus tie­rras por­que se en­deu­dó y en la co­se­cha les fue muy mal”, afir­mó.

De acuer­do a da­tos de Ana­po el cos­to de pro­duc­ción en so­ya, grano más co­mer­cial, pa­ra sem­brar en esa zo­na es de al­re­de­dor de $us 500 la hec­tá­rea.

En San Ju­lián exis­ten cer­ca de 140.000 hec­tá­reas pa­ra cul­ti­vos, en su ma­yo­ría se usan pa­ra la pro­duc­ción de so­ya y maíz.

Cer­ca de 15.000 agri­cul­to­res son los en­car­ga­dos de la pro­duc­ción de es­tos gra­nos. El cos­to que pa­gan al­gu­nos de es­tos pro­duc­to­res, por la tie­rra al­qui­la­da, es­tá en­tre los $us 150 y 200.

“Te­ne­mos 140.000 hec­tá­reas, un 10% se al­qui­la, que es no­más una ci­fra sig­ni­fi­ca­ti­va”, afir­mó.

Una si­tua­ción si­mi­lar ocu­rre en el mu­ni­ci­pio de Cua­tro Ca­ña­das. En esa re­gión es­ta op­ción ali­via a los pro­duc­to­res que han te­ni­do ma­las cam­pa­ñas , y les ase­gu­ra un in­gre­so se­gu­ro pa­ra sol­ven­tar los pa­gos a sus acree­do­res.

“Hay mu­chos ca­sos acá, en es­pe­cial cuan­do la co­se­cha es ma­la”, di­jo Isaías Ga­lán, agri­cul­tor asen­ta­do en esa co­mu­na.

Ga­lán ex­pli­có que la ma­yo­ría de los agri­cul­to­res que rea­li­zan es­te ti­po de ne­go­cios son los que cuen­tan con pre­dios cer­ca de las co­lo­nias me­no­ni­tas, “que son los que más bus­can tie­rras”.

Isi­do­ro Ba­rrien­tos, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Pe­que­ños Pro­duc­to­res del Orien­te (Cap­po), di­jo que los pre­cios por los pre­dios ba­ja­ron con re­la­ción a otros años.

Ha­ce tres años el arren­da­mien­to fluc­tua­ba en­tre $us 180 y 300. En la ac­tua­li­dad, el pre­cio to­pe lle­ga a $us 250 la hec­tá­rea. Es­te pa­go es anual.

Ex­pli­có que un pe­que­ño pro­duc­tor, de­pen­dien­do de su ca­pa­ci­dad, pue­de al­qui­lar en­tre 10, 20 o has­ta 200 hec­tá­reas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.