Cin­co fac­to­res que im­pul­san el pre­cio del pe­tró­leo a $us 75

El Deber - Cuerpo B - - Economía - Da­vid Shep­pard

Los pre­cios del pe­tró­leo han subido a $us 75 por ba­rril por pri­me­ra vez en cua­tro años. Pe­ro, ¿qué ha im­pul­sa­do el re­pun­te? ¿Es pro­ba­ble que se pro­lon­gue? A con­ti­nua­ción, se en­cuen­tran las cin­co áreas cla­ve a te­ner en cuen­ta:

1. Ofer­ta y de­man­da. La ra­zón más sim­ple del au­men­to en los pre­cios del pe­tró­leo es que los mer­ca­dos se han en­du­re­ci­do du­ran­te los úl­ti­mos 18 me­ses. Los in­ven­ta­rios de cru­do que se ha­bían acu­mu­la­do du­ran­te la su­per­abun­dan­cia de 2014-2016 en gran me­di­da han dis­mi­nui­do de­bi­do a la fuer­te de­man­da im­pul­sa­da por una eco­no­mía mun­dial en au­ge y por los re­cor­tes de su­mi­nis­tro por par­te de la Or­ga­ni­za­ción de Paí­ses Ex­por­ta­do­res de Pe­tró­leo (OPEP) y de Ru­sia.

La Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía (IEA, por sus si­glas en in­glés) de­cla­ró que la OPEP pu­die­ra pron­to de­cla­rar una ‘mi­sión cum­pli­da’ si es­tu­vie­ra bus­can­do re­du­cir los in­ven­ta­rios mun­dia­les de pe­tró­leo en con­cor­dan­cia con el pro­me­dio de cin­co años.

Al­gu­nos creen que lo an­te­rior sub­es­ti­ma cuán en­du­re­ci­do es­tá el mer­ca­do con­for­me la de­man­da se ha dis­pa­ra­do en más de 5 mi­llo­nes de ba­rri­les por día (b/d), o más del 5%, du­ran­te los úl­ti­mos tres años, y con la es­pe­ran­za de que el con­su­mo mun­dial su­pe­rará los 100 mi­llo­nes de b/d por pri­me­ra vez más ade­lan­te es­te año. Eso sig­ni­fi­ca que se de­bie­ran re­que­rir ma­yo­res in­ven­ta­rios pa­ra pro­por­cio­nar la mis­ma can­ti­dad de días de co­ber­tu­ra a las re­fi­ne­rías pe­tro­le­ras.

2. OPEP y Ru­sia. En­ton­ces, si los in­ven­ta­rios de pe­tró­leo es­tán de vuel­ta a ni­ve­les ca­si nor­ma­les, ¿bus­ca­rán la OPEP y Ru­sia po­ner fin a sus re­cor­tes de su­mi­nis­tro, los cua­les han eli­mi­na­do al me­nos 1,8 mi­llo­nes de b/d del mer­ca­do des­de prin­ci­pios de 2017?

La ma­yo­ría de los ope­ra­do­res y de los ana­lis­tas pien­sa que no se­rá así. Mien­tras que Mos­cú ha ex­pre­sa­do preo­cu­pa­ción por el im­pac­to que un pre­cio de más de $us 70 pu­die­ra te­ner en es­ti­mu­lar los su­mi­nis­tros de sus rivales (co­mo el de es­quis­to es­ta­dou­ni­den­se). Kha­lid al-Fa­lih, el mi­nis­tro de Ener­gía de Ara­bia Sau­di­ta, ha ha­bla­do de la ne­ce­si­dad de es­ti­mu­lar una ma­yor in­ver­sión en nue­vos su­mi­nis­tros. El reino tam­bién es­tá pre­pa­ran­do una ofer­ta pú­bli­ca ini­cial (OPI) de la pe­tro­le­ra es­ta­tal, Sau­di Aram­co, que pro­ba­ble­men­te se be­ne­fi­cie de unos pre­cios del pe­tró­leo más ele­va­dos. Ara­bia Sau­di­ta tam­bién es­tá in­tro­du­cien­do re­for­mas so­cia­les y eco­nó­mi­cas ge­ne­ra­li­za­das en ese país al­ta­men­te con­ser­va­dor. “No ha ha­bi­do se­ñal al­gu­na por par­te de la OPEP de que quie­ran li­mi­tar es­te re­pun­te”, de­cla­ró Bill Fa­rren-Pri­ce de Pe­tro­leum Po­licy In­te­lli­gen­ce. “El país atra­vie­sa un de­li­ca­do pe­rio­do de re­for­mas y con­tar con in­gre­sos adi­cio­na­les en es­te mo­men­to de­fi­ni­ti­va­men­te ayu­da”.

3. Ries­gos geo­po­lí­ti­cos. El mer­ca­do pe­tro­le­ro siem­pre vi­gi­la de cer­ca las in­te­rrup­cio­nes en el su­mi­nis­tro que pu­die­ran tras­tor­nar el de­li­ca­do equi­li­brio en­tre la ofer­ta y la de­man­da. Pe­ro cuan­do los su­mi­nis­tros ya es­tán re­la­ti­va­men­te ajus­ta­dos, es­tos ries­gos pue­den ad­qui­rir una enor­me im­por­tan­cia.

El ries­go más in­me­dia­to es la po­si­bi­li­dad real de que Do­nald Trump, el pre­si­den­te de EEUU, de­ci­da re­ti­rar­se del acuer­do nu­clear con Irán y vol­ver a im­po­ner san­cio­nes a sus ex­por­ta­cio­nes de pe­tró­leo. El se­gun­do ries­go es Ve­ne­zue­la, don­de la pro­duc­ción pe­tro­le­ra ya ha dis­mi­nui­do en al me­nos 500.000 b/d de­bi­do a la cri­sis eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca en el país, con es­ca­sas se­ña­les de que la pe­tro­le­ra es­ta­tal Pdvsa pue­da re­ver­tir la ten­den­cia. Tam­bién exis­te el ries­go de que EEUU im­pon­ga san­cio­nes adi­cio­na­les al Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro, las cua­les pu­die­ran es­tar di­ri­gi­das a los su­mi­nis­tros de pe­tró­leo, des­pués de las elec­cio­nes del pró­xi­mo mes.

El ter­ce­ro es el con­flic­to en­tre el miem­bro de la OPEP, Ara­bia Sau­di­ta, y los re­bel­des hu­tíes en Ye­men.

Por úl­ti­mo, te­ne­mos a Li­bia, don­de la pro­duc­ción de pe­tró­leo se ha re­cu­pe­ra­do a apro­xi­ma­da­men­te 1 mi­llón de b/d, el cual si­gue sien­do al­ta­men­te ines­ta­ble sie­te años des­pués de que es­ta­lla­ra la gue­rra ci­vil.

To­dos es­tos es­ce­na­rios han con­tri­bui­do a ele­var los pre­cios del pe­tró­leo, con un im­por­tan­te ana­lis­ta pe­tro­le­ro ad­vir­tien­do que los ries­gos geo­po­lí­ti­cos en el mer­ca­do pe­tro­le­ro ha­bían si­do los más al­tos que él pu­die­ra re­cor­dar. “Es un en­torno in­creí­ble­men­te al­cis­ta. Te­ne­mos una re­con­si­de­ra­ción de las san­cio­nes so­bre Irán, las elec­cio­nes en Ve­ne­zue­la el 20 de ma­yo y las si­tua­cio­nes en Ye­men y en Li­bia”, co­men­tó Gary Ross, je­fe de pe­tró­leo glo­bal de S&P Glo­bal Platts y fun­da­dor de Pi­ra Energy.

4. Fon­dos de co­ber­tu­ra. Los fon­dos de co­ber­tu­ra y otros es­pe­cu­la­do­res se han vis­to atraí­dos por el pe­tró­leo es­te año, pe­ro so­lo en par­te de­bi­do a los ries­gos geo­po­lí­ti­cos. Los in­ver­sio­nis­tas ya te­nían una gran pre­sen­cia en el mer­ca­do, ha­bien­do al­can­za­do una po­si­ción récord en el cru­do a co­mien­zos de año. Mien­tras que una sig­ni­fi­ca­ti­va po­si­ción es­pe­cu­la­ti­va nor­mal­men­te re­pre­sen­ta una se­ñal de ad­ver­ten­cia de que el mer­ca­do se ha des­equi­li­bra­do, lo cual au­men­ta el ries­go de una li­qui­da­ción si los ope­ra­do­res de­ci­den to­mar ga­nan­cias al mis­mo tiem­po, eso no ha su­ce­di­do en lo que va del año.

5. El pe­tró­leo de es­quis­to es­ta­dou­ni­den­se. Es­tá su­peran­do las expectativas de cre­ci­mien­to y se an­ti­ci­pa que la pro­duc­ción to­tal de EEUU crez­ca apro­xi­ma­da­men­te un 10%, o 1,4 mi­llo­nes de b/d es­te año. Los pro­duc­to­res en EEUU tam­bién es­tán ge­ne­ran­do flu­jo de efec­ti­vo dis­po­ni­ble de­bi­do a que los pre­cios son más ele­va­dos. Pe­ro has­ta aho­ra no ha si­do su­fi­cien­te pa­ra des­ca­rri­lar el re­pun­te, sien­do la ma­yor pro­duc­ción ab­sor­bi­da, en gran me­di­da, por una cre­cien­te de­man­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.