Chi­na au­men­ta su apues­ta por los au­tos eléc­tri­cos

Au­tos a la car­ta, motores eco­ló­gi­cos. Chi­na pro­me­te ha­cer reali­dad el fu­tu­ro de vehícu­los al ser­vi­cio del clien­te y en be­ne­fi­cio del me­dioam­bien­te

El Deber - Cuerpo B - - Portada - CARLOS MO­RA­LES /BEIJING cmo­ra­les@el­de­ber.com.bo

EL DE­BER vi­si­tó la fá­bri­ca más gran­de que ope­ra en Beijing. El gi­gan­te asiá­ti­co quie­re do­mi­nar la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción de tec­no­lo­gías

Un mi­llón de au­tos eléc­tri­cos ya cir­cu­la en las prin­ci­pa­les ciu­da­des chi­nas, 200.000 de los cua­les sa­lie­ron de la fá­bri­ca Beijing Elec­tric Vehi­cle Co. (BJEV). Los au­tos pue­den al­can­zar en­tre los 150 y los 200 ki­ló­me­tros por ho­ra, se­gún el mo­de­lo a ele­gir.

EL DE­BER vi­si­tó la plan­ta de BJEV en la ciu­dad tec­no­ló­gi­ca ubi­ca­da a 50 ki­ló­me­tros de Beijing, uno de los com­ple­jos in­dus­tria­les más gran­des del mun­do con fá­bri­cas de au­tos de las prin­ci­pa­les mar­cas glo­ba­les.

Gra­cias a una can­ti­dad enor­me de fon­dos gu­ber­na­men­ta­les y a la vi­sión de do­mi­nar la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción de tec­no­lo­gías, Chi­na se ha con­ver­ti­do en el ma­yor im­pul­sor de au­tos eléc­tri­cos. Eso pre­sio­na a las au­to­mo­tri­ces - desde De­troit has­ta Yo­koha­ma, desde Seúl has­ta Stutt­gart- a man­te­ner el pa­so o co­rrer el ries­go de re­za­gar­se en el mer­ca­do au­to­mo­triz más gran­de del or­be.

Así, BJEV es un em­pren­di­mien­to es­ta­tal ad­mi­nis­tra­do por el mu­ni­ci­pio de Beijing, que tie­ne más del 60% de las ac­cio­nes, y com­par­te los es­fuer­zos con ca­pi­ta­les pri­va­dos chi­nos y ex­tran­je­ros. La ge­ren­te de mar­ca de BJEV, Helen Yang, ex­pli­có que los au­tos eléc­tri­cos son muy ase­qui­bles pa­ra el gran pú­bli­co en un mo­men­to en que se ha am­plia­do el mer­ca­do de con­su­mo en Chi­na.

Gra­cias al boom eco­nó­mi­co de las úl­ti­mas dé­ca­das y a las po­lí­ti­ma­triz cas so­cia­les de Beijing más de 100 mi­llo­nes de per­so­nas sa­lie­ron de la po­bre­za y se in­cor­po­ra­ron a la cla­se me­dia con­for­ma­da hoy por más de 400 mi­llo­nes de per­so­nas.

Co­mo la com­pe­ten­cia es du­ra, aho­ra la cla­ve es ‘per­so­na­li­zar’. “Us­ted pue­de pe­dir su au­to a la car­ta, con el co­lor de su pre­fe­ren­cia y con las co­mo­di­da­des que ne­ce­si­te”, ex­pli­có Yang al tiem­po de mos­trar el de­por­ti­vo Ar­cFox7, una de las jo­yi­tas de BJEV.

Pe­ro el pre­fe­ri­do de los jó­ve­nes chi­nos es el mo­de­lo Li­te, que cuen­ta con la úl­ti­ma tec­no­lo­gía di­gi­tal, es muy ba­ra­to y pe­sa me­nos de 800 ki­lo­gra­mos.

Vie­ne en va­rios co­lo­res y tie­ne un re­co­rri­do de re­car­ga de más de 200 ki­ló­me­tros. BJEV lo­gró per­mi­so pa­ra in­gre­sar al mer­ca­do eu­ro­peo desde enero de es­te año. La re­car­ga de la ba­te­ría pue­de cos­tar en­tre 10 y 15 dó­la­res y los dis­po­si­ti­vos pue­den du­rar has­ta ocho años con ga­ran­tía.

Otra ma­triz ener­gé­ti­ca

Chi­na ha re­suel­to mo­di­fi­car su ener­gé­ti­ca vehi­cu­lar co­mo me­dio pa­ra fre­nar la al­ta con­ta­mi­na­ción, uno de los pro­ble­mas más se­rios de la so­cie­dad chi­na. El país asiá­ti­co dis­po­ne de enor­mes plan­tas de ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad hi­dráu­li­ca, nu­clear y eó­li­ca pa­ra sa­tis­fa­cer la cre­cien­te de­man­da por el in­gre­so de vehícu­los de es­te ti­po.

Más de 270.000 es­ta­cio­nes de ser­vi­cio eléc­tri­co, en­tre pú­bli­cas y pri­va­das, ya es­tán ins­ta­la­das pa­ra las re­car­gas de ba­te­rías. De he­cho, los vehícu­los eléc­tri­cos con pla­cas es­pe­cial­men­te iden­ti­fi­ca­das ya tie­nen in­gre­so pre­fe­ren­cial al cen­tro de Beijing y otras ciu­da­des.

Más de 270.000 es­ta­cio­nes de ser­vi­cio brin­dan re­car­ga de ba­te­ría

CARLOS MO­RA­LES

De­man­da. El mo­de­lo Li­te es el fa­vo­ri­to de los jó­ve­nes, es muy ba­ra­to y pe­sa me­nos de 800 ki­lo­gra­mos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.