“Se de­be pen­sar en un cam­bio en la dis­tri­bu­ción de re­ga­lías”

El go­ber­na­dor cru­ce­ño se abre a una dis­cu­sión pa­ra me­jo­rar la en­tre­ga de re­cur­sos a las pro­vin­cias. Ase­gu­ra que el 50-40-10 no es­tá es­cri­to en pie­dra y que es per­fec­ti­ble

El Deber - Cuerpo B - - PORTADA - JUAN CAR­LOS SA­LI­NAS COR­TEZ juan­car­los.sa­li­nas@de­ber.com.bo

Ru­bén Cos­tas des­de ha­ce 12 años es­tá al fren­te de la Go­ber­na­ción de San­ta Cruz y es el en­car­ga­do de man­te­ner y apo­yar la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca del de­par­ta­men­to, que tie­ne una par­ti­ci­pa­ción del 30% ($us 10.000 mi­llo­nes) en el Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) del país y cu­yo cre­ci­mien­to os­ci­la en­tre el 5 y el 5%, des­de ha­ce años, por arri­ba del pro­me­dio na­cio­nal. Sin em­bar­go, a pe­sar de los bue­nos nú­me­ros, la au­to­ri­dad con­si­de­ra que el de­par­ta­men­to tie­ne un ta­lón de Aqui­les, y es la ex­tre­ma de­pen­den­cia de los re­cur­sos que ge­ne­ran las re­ga­lías, por lo que, en ca­sos ex­tre­mos, si se cie­rra ese gri­fo, la Go­ber­na­ción es­tá en se­rios pro­ble­mas. Por ello, Cos­tas sa­be que lue­go del con­ge­la­mien­to de los re­cur­sos de In­cahua­si, ur­ge un cam­bio de cur­so pa­ra evi­tar que San­ta Cruz se en­cuen­tre vul­ne­ra­ble, y pa­ra ello ase­gu­ra que pri­me­ro se de­be tra­ba­jar al in­te­rior del de­par­ta­men­to en una nue­va re­dis­tri­bu­ción de los re­cur­sos, pa­ra lue­go apos­tar por esa fi­gu­ra a es­ca­la na­cio­nal.

—¿En es­tos me­ses, el de­par­ta­men­to tu­vo al­gu­nas tur­bu­len­cias por el te­ma de los re­cur­sos de las re­ga­lías del me­ga­cam­po In­cahua­si ¿Qué lec­tu­ra ha­ce del te­ma ya con un re­sul­ta­do fa­vo­ra­ble? Más que tur­bu­len­cias, creo que fue una tem­pes­tad de gran mag­ni­tud que su­frió el de­par­ta­men­to, por lo que se de­be des­ta­car el tra­ba­jo de mis fun­cio­na­rios tan­to en el plano ju­rí­di­co co­mo en el téc­ni­co. Des­pués de dos años de ar­gu­men­ta­ción bien só­li­da, a fin de 2017 nos vie­ne un ar­did del Tri­bu­nal que con­ge­la nues­tros re­cur­sos y nos po­ne en una si­tua­ción muy di­fí­cil. An­te eso de­bo rea­li­zar una re­fle­xión, y es que no pue­de ser que los re­cur­sos re­no­va­bles y no re­no­va­bles nos dis­tan­cien, nos se­pa­ren y nos en­fren­te en­tre re­gio­nes o de­par­ta­men­tos. Por eso de­be­mos tra­ba­jar en una re­dis­tri­bu­ción jus­ta y equi­ta­ti­va con so­li­da­ri­dad en­tre to­dos los de­par­ta­men­tos. —Por or­den de im­por­tan­cia, ¿pue­de de­ta­llar en qué se in­vier­te el di­ne­ro de las re­ga­lías? Las re­ga­lías prin­ci­pal­men­te se usan en el te­ma de la in­fra­es­truc­tu­ra vial, mien­tras que un 30% de los re­cur­sos que te­ne­mos, y que son la ma­yor par­te de las re­ga­lías, se las des­ti­na pa­ra la sa­lud. Por eso el te­ma del con­ge­la­mien­to de nues­tros re­cur­sos nos te­nía muy preo­cu­pa­dos; por ejem­plo, no po­día­mos com­prar una bra­co­te­ra­pia pa­ra tra­tar el cán­cer de cue­llo ute­ri­no que afec­ta a las mu­je­res. En es­tos seis me­ses en los que blo­quea­ron las re­ga­lías, la pla­ni­fi­ca­ción pa­ra ha­cer fren­te a es­te pro­ble­ma fue de­ter­mi­nan­te pa­ra no pa­rar las obras en mar­cha. Por eso de­bo agra­de­cer a las em­pre­sas que es­tán tra­ba­jan­do en la me­jo­ra de la red vial y de ener­gía eléc­tri­ca por la pa­cien­cia y con­fian­za pa­ra es­pe­rar a que les pa­gue­mos. De­bo acla­rar que es­tos más de Bs 160 mi­llo­nes no eran pa­ra ha­cer obras nue­vas, era di­ne­ro ya com­pro­me­ti­do, ya te­nía un des­tino; por ejem­plo, pa­ra los ítems de sa­lud, un as­pec­to re­le­van­te y de­li­ca­do. Con par­te de las re­ga­lías es­ta­mos in­vir­tien­do $us 2.000 mi­llo­nes en ca­rre­te­ras en con­tra­par­te con la ABC y con or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les. Son 25 ca­rre­te­ras que es­truc­tu­ran la red vial del de­par­ta­men­to y que van a per­mi­tir a los pro­duc­to­res de zo­nas ale­ja­das te­ner la po­si­bi­li­dad de sa­car su pro­duc­ción. —Du­ran­te el con­flic­to de In­cahua­si, otro fren­te se abrió en el de­par­ta­men­to y fue el de los mu­ni­ci­pios pro­duc­to­res de gas que bus­can una nue­va dis­tri­bu­ción de los re­cur­sos. Us­ted plan­teó Au­to­no­mía al an­dar, pe­ro cuan­do le pi­den el 40% de las re­ga­lías, pa­re­ce que la Go­ber­na­ción se po­ne ner­vio­sa. No... no, de nin­gu­na ma­ne­ra, me ale­gra mu­cho que aún se re­cuer­de que an­tes que se cons­ti­tu­cio­na­li­ce la au­to­no­mía, cuan­do fui ele­gi­do por es­te pue­blo pre­fec­to, no­so­tros hi­ci­mos Au­to­no­mía al an­dar, y ese fue nues­tro le­ma. Lo te­nía­mos que ha­cer aun­que no te­nía­mos vi­gen­te las le­yes, por eso pu­si­mos en prác­ti­ca un mo­de­lo re­vo­lu­cio­na­rio, y que aún lo es, que es el 50-40-10, don­de se in­cor­po­ró a las pro­vin­cias pro­duc­to­ras de hi­dro­car­bu­ros y se les da­ba el 50% de los re­cur­sos, a los mu­ni­ci­pios que no lo eran, un 40% y un 10% pa­ra el fondo in­dí­ge­na. An­te el nue­vo es­ce­na­rio ha­brá que sen­tar­nos a dis­cu­tir­lo, por­que siem­pre di­je que el 50-40-10 no es­tá es­cri­to en pie­dra, que era per­fec­ti­ble, y esa op­ción es la ley de ré­gi­men pro­vin­cial, que tie­ne que apo­yar ya no so­lo en los re­cur­sos

“La de­fen­sa de nues­tros re­cur­sos, tan­to en el plano le­gal co­mo téc­ni­co, fue de­ter­mi­nan­te pa­ra lo­grar un buen re­sul­ta­do en el te­ma de In­cahua­si”

na­tu­ra­les re­no­va­bles y no re­no­va­bles , sino en la can­ti­dad de po­bla­ción, en el ta­ma­ño te­rri­to­rial y so­bre to­do to­man­do en cuen­ta el ni­vel de po­bre­za. Te­ne­mos ex­pe­rien­cia en la re­dis­tri­bu­ción de las re­ga­lías y po­de­mos me­jo­rar­la. —¿Có­mo se la pue­de me­jo­rar? Se pue­de usar la fór­mu­la de la pla­ni­fi­ca­ción de­par­ta­men­tal, don­de se hi­zo un gran diá­lo­go vi­si­tan­do una a una las pro­vin­cias y los mu­ni­ci­pios y a to­dos los sec­to­res so­cia­les, y a par­tir de ahí pla­ni­fi­ca­mos el cre­ci­mien­to del de­par­ta­men­to. La idea es no bus­car en­co­nos, las re­ga­lías fue­ron bue­nas, se­gu­ro que sí, son ex­tra­or­di­na­rias pa­ra el desa­rro­llo cru­ce­ño, se­gu­ro que sí, pe­ro es ho­ra de que cam­bie­mos de chip y bus­que­mos una re­dis­tri­bu­ción nue­va. No­so­tros ya lo hi­ci­mos con el 50-40-10, lo ten­dre­mos que me­jo­rar con un ré­gi­men pro­vin­cial, pa­ra lue­go que sea na­cio­nal. —¿Cuá­les son los me­ca­nis­mos de con­trol y trans­pa­ren­cia que tie­ne la Go­ber­na­ción en el ma­ne­jo de los re­cur­sos? Tu­ve una reunión con el se­cre­ta­rio So­líz y con Roly Agui­le­ra, nues­tro se­cre­ta­rio ge­ne­ral, don­de me mos­tra­ban el po­ten­cial hi­dro­car­bu­rí­fe­ro que tie­ne el país y có­mo se va a res­pon­der a la de­man­da in­ter­na y a las ex­por­ta­cio­nes; pa­ra ello te­ne­mos un sis­te­ma don­de sa­be­mos se­gun­do a se­gun­do lo que es­tá pa­san­do en los po­zos ga­sí­fe­ros. Ade­más hay un acuer­do en­tre Ta­ri­ja, Chu­qui­sa­ca, Co­cha­bam­ba y no­so­tros pa­ra po­der te­ner el con­trol de los vo­lú­me­nes de pro­duc­ción y cuán­tos re­cur­sos se ge­ne­ra, ahí hay un me­ca­nis­mo de trans­pa­ren­cia. En cuan­to a las obras que rea­li­za­mos, to­das son por li­ci­ta­ción y no por in­vi­ta­ción di­rec­ta. En los es­ta­tu­tos hay la fi­gu­ra de un de­fen­sor, que es el en­car­ga­do de fis­ca­li­zar el tra­ba­jo de la Go­ber­na­ción y del mío, es par­te de los con­tro­les que te­ne­mos. —Del pre­su­pues­to que ma­ne­ja la Go­ber­na­ción, ¿qué por­cen­ta­je se des­ti­na al gas­to co­rrien­te y cuán­to a la in­ver­sión? En es­te as­pec­to te­ne­mos un lí­mi­te en lo que se re­fie­re al gas­to co­rrien­te, hay un to­pe que no po­de­mos pa­sar­lo; por ejem­plo, en el ca­so de la con­tra­ta­ción de em­plea­dos. En es­ta mer­ma de re­cur­sos que tu­vi­mos los dos úl­ti­mos años y que lle­gó al 60%, nos obli­gó a achi­car nues­tra es­truc­tu­ra de re­cur­sos hu­ma­nos. —¿Esa me­di­da de aus­te­ri­dad sig­ni­fi­có des­pi­dos? Sí hu­bo una me­di­da de aus­te­ri­dad que tu­vo ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos, pues an­te es­te pa­no­ra­ma de me­no­res re­cur­sos no hi­ci­mos la po­lí­ti­ca de es­con­der la ca­be­za, sino que la hi­ci­mos de fren­te, pues ya no se es­ta­ba en la bo­nan­za de los bue­nos pre­cios, pues mien­tras ba­ja­ba nues­tro pre­su­pues­to tam­bién íba­mos re­du­cien­do la plan­ta (de tra­ba­ja­do­res) de la Go­ber­na­ción. Hu­bo des­pi­dos de unos 1.500 fun­cio­na­rios y en es­tos dos años us­ted no vio que­jar­se a na­die, ni que se ha­ble de ma­sa­cre blan­ca o que dis­tin­tos gru­pos ha­gan huel­ga de ham­bre fren­te a la Go­ber­na­ción, por­que es­tos des­pi­dos se hi­cie­ron cum­plien­do to­das las nor­mas le­ga­les. —Có­mo go­ber­na­dor, ¿qué pre­su­pues­to tie­nen des­ti­na­do o ma­ne­ja? Ten­go mi suel­do, que lle­ga a los $us 1.500, un vehícu­lo de la Go­ber­na­ción pa­ra el uso de mi fun­ción, un cho­fer, cuen­to con una par­ti­da de gas­tos de re­pre­sen­ta­ción cuan­do vie­ne al­gu­na au­to­ri­dad y se la de­be aten­der. To­do via­je que ten­go que ha­cer, pe­ro que no ha­go por­que es­toy arrai­ga­do, o que ha­ce otro fun­cio­na­rio si no vie­ne con el pa­sa­je y la es­ta­día pa­ga, no se lo rea­li­za. —El mo­de­lo eco­nó­mi­co de San­ta Cruz en­tre el agro y la in­dus­tria es exi­to­so ¿Des­de la Go­ber­na­ción có­mo se lo apo­ya? Hay di­ver­sas for­mas en las que apo­ya­mos; por ejem­plo, en el te­ma agro­pe­cua­rio apun­ta­la­mos al agro me­dian­te el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Agrí­co­la Tro­pi­cal, don­de se ge­ne­ra más del 80% de las se­mi­llas. Re­ci­bi­mos el 2006 un de­par­ta­men­to que te­nía me­nos del 50% de co­ber­tu­ra eléc­tri­ca, al igual que de agua po­ta­ble. Te­nía ape­nas 3.600 ki­ló­me­tros de ca­mino de­par­ta­men­tal y un 5% as­fal­ta­do. Eso ha cam­bia­do, pues hay 15.000 ki­ló­me­tros de ten­di­do eléc­tri­co, 8.000 he­chos en mi ges­tión. Sin du­das que es­to sir­vió pa­ra un mo­de­lo de desa­rro­llo so­cial, mien­tras la em­pre­sa pri­va­da ge­ne­ra­ba pues­tos de tra­ba­jo y ya con­ta­ba con ca­mi­nos, ener­gía y agua po­ta­ble pa­ra ins­ta­lar sus in­dus­trias o tra­ba­jar en el cam­po, ahí re­si­de nues­tro apo­yo. —¿Có­mo sus­ten­ta que el pac­to fis­cal es la me­jor op­ción pa­ra Bo­li­via y por qué no se bus­can otras al­ter­na­ti­vas en el de­par­ta­men­to pa­ra ge­ne­rar nue­vas fuen­tes de in­gre­so? Cuan­do re­cla­má­ba­mos por el pac­to fis­cal, el Go­bierno nos di­jo, y me pa­re­ce ver­gon­zo­so, que co­bre­mos más im­pues­tos y que ha­ga­mos co­mo ellos, es de­cir que cree­mos em­pre­sas pú­bli­cas. ¿Ha­cer em­pre­sas? ¿Con qué re­cur­sos?, si ape­nas ma­ne­ja­mos el 1% del Pre­su­pues­to Ge­ne­ral del Es­ta­do. Igual no voy a per­mi­tir que el bo­li­viano que vi­va en es­ta re­gión ten­ga que sub­ven­cio­nar y pa­gar los pla­tos ro­tos por una ma­la ges­tión o ad­mi­nis­tra­ción de po­si­bles em­pre­sas de la Go­ber­na­ción. Y cuan­do nos di­cen que co­bre­mos im­pues­tos, so­lo po­de­mos co­brar los im­pues­tos su­ce­so­rios a las he­ren­cias y los im­pues­tos a las avio­ne­tas, ade­más con­si­de­ro que pa­ra el co­bro de un im­pues­to se de­be brin­dar un ser­vi­cio, y un cla­ro ejem­plo es el que se da en la pe­cua­ria y la lu­cha con­tra la fie­bre af­to­sa. Un pro­gra­ma que lo sos­tu­vo me­dian­te el co­bro mí­ni­mo de la va­cu­na la Go­ber­na­ción, los ga­na­de­ros y los fri­go­rí­fi­cos. En el te­ma del pac­to fis­cal, el Go­bierno que se cree re­vo­lu­cio­na­rio si­gue con el mo­de­lo de re­dis­tri­bu­ción del pre­si­den­te Sánchez de Lozada, un mo­de­lo anacró­ni­co. No­so­tros so­li­ci­ta­mos que el 50% de la co­par­ti­ci­pa­ción tri­bu­ta­ria vuel­va a to­dos los go­bier­nos sub­na­cio­na­les y a las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas y el otro 50% que lo ma­ne­je el Go­bierno cen­tral; nues­tra pro­pues­ta no sig­ni­fi­ca ni el 5% del PGE. Sin em­bar­go, pen­san­do pa­ra más ade­lan­te, ya no al­can­za con me­jo­rar esa co­par­ti­ci­pa­ción tri­bu­ta­ria, sino lo­grar que to­dos los in­gre­sos del país se re­dis­tri­bu­yan de ma­ne­ra equi­ta­ti­va y jus­ta pa­ra así evi­tar que los bo­li­via­nos pe­leen por un pozo de gas.

“La idea no es bus­car en­co­nos, las re­ga­lías fue­ron bue­nas, sí, son ex­tra­or­di­na­rias pa­ra el cre­ci­mien­to de San­ta Cruz, sí, pe­ro es tiem­po de cam­biar en su re­dis­tri­bu­ción”

FUAD LAN­DÍ­VAR

FOTOS: FUAD LAN­DÍ­VAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.