Bo­li­via se­gui­rá ex­por­tan­do ma­te­rias pri­mas

Char­la. El eco­no­mis­ta bo­li­viano Víc­tor Ri­co Fron­tau­ra es Secretario Ge­ne­ral de CAF. Ha­bló con EL DE­BER so­bre con­di­cio­nes pa­ra ge­ne­rar un cam­bio que per­mi­ta man­te­ner al­tos ni­ve­les de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co

El Deber - Cuerpo B - - PORTADA - Car­la Paz/Bo­go­tá car­[email protected]­de­ber.com.bo

El eco­no­mis­ta bo­li­viano Víc­tor Ri­co Fron­tau­ra es Secretario Ge­ne­ral de CAF, ha­bló con EL DE­BER so­bre cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

La pro­duc­ti­vi­dad en los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos se ha con­ver­ti­do en un te­ma cen­tral de la agen­da de CAF- ban­co de de­sa­rro­llo de Amé­ri­ca La­ti­na. El te­ma fue abor­da­do en su asam­blea anual rea­li­za­da en Bo­go­tá los días 7 y 8 de no­viem­bre. La bre­cha de pro­duc­ti­vi­dad en­tre La­ti­noa­mé­ri­ca y los paí­ses desa­rro­lla­dos se man­tie­ne ca­si inal­te­ra­da des­de ha­ce 60 años, lo que mues­tra la ur­gen­cia de im­ple­men­tar re­for­mas ins­ti­tu­cio­na­les que me­jo­ren el en­torno em­pre­sa­rial y la in­no­va­ción. EL DE­BER es­tu­vo pre­sen­te en el even­to, gra­cias a una in­vi­ta­ción de la en­ti­dad fi­nan­cia­do­ra. CAF con­si­de­ra im­por­tan­te con­ti­nuar “el es­fuer­zo por me­jo­rar la ins­ti­tu­cio­na­li­dad tan­to en as­pec­tos co­mo el am­bien­te de ne­go­cios y la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, co­mo en re­gu­la­cio­nes pa­ra fa­vo­re­cer la com­pe­ten­cia, el ac­ce­so a in­su­mos, la coo­pe­ra­ción em­pre­sa­rial y el me­jor fun­cio­na­mien­to de los mer­ca­dos la­bo­ral y fi­nan­cie­ro”. En la ci­ta, va­rios ex­per­tos coin­ci­die­ron en que la re­gión no apro­ve­chó la bo­nan­za eco­nó­mi­ca pa­ra apli­car re­for­mas que per­mi­tie­ran ga­ran­ti­zar un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­ble y re­co­men­da­ron dar un gi­ro ha­cia la eco­no­mía na­ran­ja, la ins­ti­tu­cio­na­li­dad y el for­ta­le­ci­mien­to de las py­mes. El eco­no­mis­ta bo­li­viano Víc­tor Ri­co Fron­tau­ra, secretario ge­ne­ral de CAF-ban­co de de­sa­rro­llo de Amé­ri­ca La­ti­na, con­si­de­ra que hay con­di­cio­nes pa­ra ge­ne­rar un cam­bio que per­mi­ta man­te­ner al­tos ni­ve­les de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, la ex­pan­sión de la cla­se me­dia y la re­duc­ción de la po­bre­za y la de­sigual­dad.

¿ Por qué es im­por­tan­te la pro­duc­ti­vi­dad?

El ob­je­ti­vo de la con­fe­ren­cia es ge­ne­rar un de­ba­te en Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra desa­rro­llar ini­cia­ti­vas que per­mi­tan me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad en la re­gión. Es la úni­ca ma­ne­ra de cre­cer so­bre ba­ses só­li­das. En las úl­ti­mas dé­ca­das Amé­ri­ca La­ti­na re­gis­tró ci­fras de cre­ci­mien­to im­por­tan­tes, pe­ro sus­ten­ta­das prin­ci­pal­men­te en al­tos pre­cios de las ma­te­rias pri­mas.

Sin em­bar­go, ba­ja­ron los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas…

Sí y he­mos in­gre­sa­do a pe­rio­dos de des­ace­le­ra­ción e in­clu­so de re­ce­sión eco­nó­mi­ca. En­ton­ces, so­lo au­men­tan­do la pro­duc­ti­vi­dad va­mos a po­der re­ver­tir ese com­por­ta­mien­to vo­lá­til en el cre­ci­mien­to de las eco­no­mías de la re­gión. Co­mo se­ña­la­ba el pre­si­den­te de la CAF, Luis Ca­rran­za, gran par­te del cre­ci­mien­to del in­gre­so per cá­pi­ta se ex­pli­ca más por la pro­duc­ti­vi­dad que por la do­ta­ción de ca­pi­tal fí­si­co o ca­pi­tal hu­mano. En­ton­ces, es­te es un de­ba­te cru­cial.

¿ Cree que Amé­ri­ca La­ti­na per­dió la opor­tu­ni­dad de apli­car re­for­mas pa­ra di­ver­si­fi­car su ma­triz pro­duc­ti­va en un con­tex­to de bo­nan­za eco­nó­mi­ca?

El ban­co CAF siem­pre fue muy cau­te­lo­so con res­pec­to al gran cre­ci­mien­to de las eco­no­mías la­ti­noa­me­ri­ca­nas en la dé­ca­da pa­sa­da y ha­blá­ba­mos de no en­trar en la au­to­com­pla­cen­cia por­que los ci­clos son eso, ci­clos. Y a pe­sar de que fue un sú­per ci­clo por los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas y el pe­rio­do que du­ró, al fi­nal tu­vo que aca­bar­se. Eso ocu­rrió y el te­ma es que cuan­do se aca­ba el ci­clo hay que ver en qué con­di­cio­nes es­tás pa­ra con­ti­nuar con un ni­vel de cre­ci­mien­to que per­mi­ta se­guir in­cre­men­tan­do el in­gre­so per cá­pi­ta y con­so­li­dar las im­por­tan­tes re­for­mas so­cia­les que apli­ca­ron la ma­yo­ría de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, y por su­pues­to, Bo­li­via.

In­sis­to, la bo­nan­za eco­nó­mi­ca era el me­jor mo­men­to pa­ra ha­cer cam­bios es­truc­tu­ra­les e im­pul­sar una eco­no­mía sos­te­ni­ble…

Cla­ro, des­de el pun­to de vis­ta con­cep­tual era el me­jor mo­men­to pa­ra ha­cer las re­for­mas; es de­cir, cuan­do el ci­clo es­tá arri­ba, por­que cuan­do es­tá aba­jo es más difícil so­cial y po­lí­ti­ca­men­te. Al­gu­nos paí­ses hi­cie­ron re­for­mas, otros no. En­to­nes, creo que de­be­mos con­ven­cer­nos de que el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co es un te­ma de lar­go pla­zo, de na­da sir­ve cre­cer un 6 y 7% du­ran­te cin­co años si lue­go vas a caer a un 2 o 3% o in­clu­so de­cre­cer. No con­vie­ne esa vo­la­ti­li­dad en la ex­pan­sión eco­nó­mi­ca.

Ade­más, es un cre­ci­mien­to fic­ti­cio im­pul­sa­do por pre­cios al­tos de ma­te­rias pri­mas…

Es un cre­ci­mien­to que de­pen­de de fac­to­res so­bre los que los paí­ses no tie­nen con­trol; en­ton­ces, lo más acon­se­ja­ble es cre­cer sos­te­ni­da­men­te so­bre ba­ses só­li­das y a ta­sas que per­mi­tan au­men­tar el in­gre­so me­dio, in­cre­men­tar la cla­se me­dia y re­du­cir la po­bre­za y la de­sigual­dad.

El ban­co CAF siem­pre fue muy cau­te­lo­so con res­pec­to al gran cre­ci­mien­to de las eco­no­mías”

La cla­se me­dia en Amé­ri­ca La­ti­na no tie­ne so­lo que man­te­ner­se, sino con­ti­nuar cre­cien­do”

En­ton­ces, ¿ qué plan­tea la CAF pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad?

Una vi­sión in­te­gral, la pro­duc­ti­vi­dad no tie­ne que ver so­lo con el tra­ba­jo y el fi­nan­cia­mien­to del sec­tor pri­va­do, sino tam­bién con los pro­ce­sos po­lí­ti­cos, el cre­ci­mien­to de las ciu­da­des, hay una al­ta ur­ba­ni­za­ción con al­ta con­cen­tra­ción.

Al­gu­nos eco­no­mis­tas ad­vier­ten que exis­te el ries­go de que ha­ya un re­tro­ce­so de la cla­se me­dia…

La cla­se me­dia en Amé­ri­ca La­ti­na no tie­ne so­lo que man­te­ner­se, sino con­ti­nuar cre­cien­do con la ge­ne­ra­ción de bie­nes pú­bli­cos.

En los úl­ti­mos 50 años, la pro­duc­ti­vi­dad en Bo­li­via so­lo au­men­tó un pun­to ( da­tos del BID). Co­mo bo­li­viano, ¿ Cuá­les con­si­de­ra que son los fac­to­res ur­gen­tes y los sec­to­res prio­ri­ta­rios pa­ra que el país pue­da dar un sal­to cua­li­ta­ti­vo y cuan­ti­ta­ti­vo?

La ba­ja pro­duc­ti­vi­dad es una ca­rac­te­rís­ti­ca de la ma­yo­ría de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes que lue­go se fue­ron es­tan­can­do. El te­ma no es sen­ci­llo, pe­ro na­da es sen­ci­llo cuan­do ha­bla­mos de eco­no­mía po­lí­ti­ca. Sin em­bar­go, creo que Bo­li­via se­gui­rá sien­do un país ex­por­ta­dor de ma­te­rias pri­mas y eso es bueno. Tam­po­co hay que sa­ta­ni­zar­lo. Ben­di­to sea Dios que hay gas, mi­ne­ra­les y li­tio. Aho­ra, des­de la CAF la pro­pues­ta es có­mo po­de­mos me­jo­rar la pro­duc­ción de bie­nes y ser­vi­cios aso­cia­dos a la ex­plo­ta­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les. En­ton­ces, ahí Bo­li­via pue­de desa­rro­llar un ‘clus­ter’ al­re­de­dor de la pro­duc­ción de li­tio, ade­más del sec­tor agroin­dus­trial que es clave en San­ta Cruz por­que el po­ten­cial agroa­li­men­ta­rio es gran­de en el país. Ade­más, se se­gui­rá ex­por­tan­do gas na­tu­ral a paí­ses ve­ci­nos por­que si­gue sien­do un pro­duc­to com­pe­ti­ti­vo al mar­gen de los de­sa­rro­llos de Pre­sal en Bra­sil y Va­ca Muer­ta en Ar­gen­ti­na. Eso en cuan­to a los re­cur­sos na­tu­ra­les, pe­ro con­si­de­ro que Bo­li­via de­be pen­sar en una planificación ha­cia la eco­no­mía di­gi­tal y pa­ra eso hay que tra­ba­jar mu­cho. En el país hay una vi­ta­li­dad y ener­gía en los jó­ve­nes pa­ra ge­ne­rar em­pren­di­mien­tos y el Es­ta­do de­be ayu­dar a que eso se desa­rro­lle y no di­fi­cul­tar. Tam­bién ha­bla­mos de la eco­no­mía na­ran­ja en la que Bo­li­via tie­ne un po­ten­cial im­pre­sio­nan­te por su ca­pi­tal cul­tu­ral, tu­rís­ti­co y gas­tro­nó­mi­co. En­ton­ces, la eco­no­mía na­ran­ja, la in­no­va­ción y el em­pren­di­mien­to son ve­tas a desa­rro­llar. No ol­vi­de­mos que Bo­li­via ha in­ver­ti­do mu­cho en in­fra­es­truc­tu­ra en los úl­ti­mos años y eso es im­por­tan­te, pe­ro se de­be crear un marco ins­ti­tu­cio­nal que sea fa­vo­ra­ble al de­sa­rro­llo de la pro­duc­ti­vi­dad, no so­lo a ni­vel de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, sino tam­bién de las en­ti­da­des pri­va­das y los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Sin em­bar­go, tam­po­co se de­be de­jar de la­do los al­tos ni­ve­les de in­for­ma­li­dad en la re­gión y Bo­li­via no es la ex­cep­ción…

La in­for­ma­li­dad afec­ta a to­da la re­gión, un 50% de la po­bla­ción. Eso tie­ne que ver con las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas ( py­mes), que son las que más ge­ne­ran em­pleos. Gran par­te de ellas se man­tie­nen en la in­for­ma­li­dad por una ex­ce­si­va re­gu­la­ción. En­ton­ces, pa­ra las py­mes pa­sar a la for­ma­li­dad es muy cos­to­so. Los Es­ta­dos de­ben dar las con­di­cio­nes pa­ra que es­tas uni­da­des pro­duc­ti­vas se con­so­li­den en su cre­ci­mien­to y pue­dan dar ma­yor es­ta­bi­li­dad a los tra­ba­ja­do­res y con­tri­buir con los im­pues­tos. Cier­ta­men­te la in­for­ma­li­dad es un te­ma en Bo­li­via, no de aho­ra sino de ha­ce mu­chos años, y afec­ta al sec­tor for­mal, pe­ro se pue­de en­fren­tar de dis­tin­tas ma­ne­ras a tra­vés de po­lí­ti­cas tri­bu­ta­rias, adua­ne­ras, cam­bia­rias. Asi­mis­mo, se de­be bus­car la ar­ti­cu­la­ción de las py­mes con los mer­ca­dos glo­ba­les por­que ello le per­mi­ti­rá ge­ne­rar más tec­no­lo­gía y co­no­ci­mien­to.

En Bo­li­via, tam­bién se de­ba­te si de al­gu­na ma­ne­ra el in­gre­so de pro­duc­tos de con­tra­ban­do man­tie­ne con­tro­la­da la in­fla­ción ¿ Qué opi­na al res­pec­to?

Ca­da país apli­ca di­fe­ren­tes po­lí­ti­cas pa­ra con­tro­lar la in­fla­ción co­mo el con­trol del gas­to pú­bli­co, o el ti­po de cam­bio. En el te­ma de la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca, po­de­mos de­cir que Bo­li­via tie­ne aran­ce­les ba­jos, es una eco­no­mía abier­ta, no es so­lo el con­tra­ban­do. Nin­gún go­bierno quie­re lle­gar a los ni­ve­les de hi­per­in­fla­ción que afec­ta­ron a los tra­ba­ja­do­res.

Us­ted men­cio­na que Bo­li­via tie­ne una eco­no­mía muy abier­ta, pe­ro ¿ qué pa­sa con las ex­por­ta­cio­nes?, en los úl­ti­mos 12 años so­lo se ha fir­ma­do un acuer­do co­mer­cial…

El li­bre co­mer­cio no siem­pre be­ne­fi­cia a un país. Es un te­ma com­ple­jo. De­pen­de de la es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va de ca­da país, de có­mo te abres y de los mer­ca­dos. En­ton­ces, no es un axio­ma irre­ba­ti­ble. Con­si­de­ro que Bo­li­via tie­ne los su­fi­cien­tes acuer­dos co­mer­cia­les, tie­ne la CAN, alis­ta su in­gre­so al Mer­co­sur y fir­mó con­ve­nios con to­dos los paí­ses de Amé­ri­ca del Sur, su prin­ci­pal mer­ca­do.

JOÃO ALLBERT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.