Ch­ris­tian Schilling Dal­gas “El ma­yor desafío que en­fren­té fue pro­fe­sio­na­li­zar la em­pre­sa"

Dis­tin­cio­nes. Droguería Inti fue re­co­no­ci­da re­cien­te­men­te co­mo una Em­pre­sa con Tra­yec­to­ria Lí­der y co­mo una de las com­pa­ñías del país con Me­jor Repu­tación en 2018

El Deber - Cuerpo B - - EL PERSONAJE - MAU­RI­CIO VASQUEZ mau­ri­[email protected]­de­ber.com.bo

Des­de ha­ce po­co más de 10 años, Ch­ris­tian Schilling Dal­gas (54 años) di­ri­ge Droguería Inti. La com­pa­ñía, fun­da­da por su abue­lo Er­nes­to co­mo Droguería Ham­bur­go, cum­plió 82 años ope­ran­do en Bo­li­via en 2018.

La em­pre­sa, que ela­bo­ra Men­ti­san, uno de los pro­duc­tos más re­co­no­ci­dos de Bo­li­via, em­plea a más de 1.000 per­so­nas en el te­rri­to­rio na­cio­nal. Cuen­ta con seis plan­tas que pro­du­cen me­di­ca­men­tos só­li­dos, lí­qui­dos, cre­mas e in­yec­ta­bles.

La se­ma­na pa­sa­da Inti fue re­co­no­ci­da co­mo Em­pre­sa con Tra­yec­to­ria Lí­der por la Al­cal­día de la ciu­dad de La Paz y co­mo una de las com­pa­ñías con Me­jor Repu­tación en 2018 por Mer­co Em­pre­sas y Lí­de­res.

Pa­ra 2019, la com­pa­ñía es­tre­na­rá un soft­wa­re de ges­tión de tec­no­lo­gía ale­ma­na, que ha cos­ta­do en­tre dos y tres mi­llo­nes de dó­la­res. Es­te año in­vir­tió otros $us 2 mi­llo­nes pa­ra ini­ciar la pro­duc­ción de me­di­ca­men­tos en am­po­llas de plás­ti­co.

— En los 82 años que lle­van ope­ran­do en el país, ¿có­mo ha evo­lu­cio­na­do la em­pre­sa?

Por for­tu­na, po­si­ti­va­men­te. He­mos te­ni­do mo­men­tos al­tos y otros ba­jos, ya que la co­yun­tu­ra no siem­pre es fa­vo­ra­ble, pe­ro con tra­ba­jo du­ro se ha lle­va­do ade­lan­te. Nues­tro sec­tor es com­pli­ca­do, pe­ro las co­sas son me­nos com­pli­ca­das si uno se com­pro­me­te con la ca­li­dad del pro­duc­to, el ser­vi­cio, el bie­nes­tar de los pa­cien­tes, por­que tra­ba­ja­mos en el sec­tor de la sa­lud. Re­cuer­do que mi abue­lo se de­di­có a tra­ba­jar y mi pa­dre, igual. Tra­ba­jan­do es que se lo­gran los éxi­tos. Se ha con­fia­do mu­cho en el país, se han rea­li­za­do va­rias in­ver­sio­nes, ya que el far­ma­céu­ti­co es un sec­tor en el que nun­ca se de­ja de in­ver­tir.

— ¿Cuán­tos años lle­va al fren­te de la com­pa­ñía y cuá­les han si­do los ma­yo­res desafíos que ha en­fren­ta­do en ese pe­rio­do?

Es­toy en­tre 10 y 11 años al fren­te de la em­pre­sa. El ma­yor desafío que he en­fren­ta­do, sin du­da al­gu­na, ha si­do pro­fe­sio­na­li­zar más la em­pre­sa y man­te­ner­la a la van­guar­dia tec­no­ló­gi­ca­men­te, ya que ha­bía un desa­rro­llo im­por­tan­te en cuan­to a las nor­mas que se apli­can a es­ta in­dus­tria, co­mo las far­ma­céu­ti­cas, ade­más de otra se­rie de com­pli­ca­cio­nes. Afor­tu­na­da­men­te, he­mos pa­sa­do un ci­clo eco­nó­mi­ca­men­te muy fa­vo­ra­ble, con cre­ci­mien­tos muy im­por­tan­tes y he­mos po­di­do rea­li­zar in­ver­sio­nes re­le­van­tes, pu­dien­do con­so­li­dar mu­chas de las que te­nía­mos pre­vis­tas. Mi­ran­do el pa­sa­do, me sor­pren­do por to­do lo que he­mos po­di­do ha­cer en esos po­co más de 10 años al fren­te de la com­pa­ñía. En la ac­tua­li­dad, en la em­pre­sa tra­ba­jan más de 1.000 per­so­nas. Te­ne­mos un com­ple­jo don­de ope­ran seis plan­tas que pro­du­cen me­di­ca­men­tos só­li­dos, lí­qui­dos, cre­mas e in­yec­ta­bles.

— Es­te año in­vir­tie­ron $us 2 mi­llo­nes pa­ra pro­du­cir y en­va­sar am­po­llas de plás­ti­co, ¿esa ac­ción res­pon­de a una ne­ce­si­dad del mer­ca­do en par­ti­cu­lar?

Fue una re­no­va­ción de em­pa­ques y tam­bién un te­ma de mar­ke­ting, ya que exis­tía la ne­ce­si­dad de te­ner por fin en­va­ses de Men­ti­san que se pue­dan abrir fá­cil­men­te sin ti­rar­los al sue­lo, co­mo pa­sa­ba tra­di­cio­nal­men­te con nues­tra la­ta. La in­ver­sión fue muy im­por­tan­te por­que con­si­de­ra­mos im­pres­cin­di­ble man­te­ner­nos al tan­to de las úl­ti­mas tec­no­lo­gías, a fin de brin­dar las me­jo­res so­lu­cio­nes a la po­bla­ción, ade­más con un pre­cio jus­to. La tec­no­lo­gía ‘ bot­tel pack’ que in­cor­po­ra­mos es con­si­de­ra­da por las agen­cias que re­gu­lan el en­va­sa­do de pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos y de sa­lud uno de los prin­ci­pa­les sis­te­mas de pro­ce­sa­mien­to es­te­ri­li­za­do de me­di­ca­men­tos en la ac­tua­li­dad. En la prác­ti­ca, las nue­vas am­po­llas ofre­cen múl­ti­ples ven­ta­jas en com­pa­ra­ción con las de vi­drio. Son más sen­ci­llas de abrir por­que in­clu­yen un sis­te­ma de ros­ca, las je­rin­gas ex­traen el lí­qui­do de las am­po­llas sin ne­ce­si­dad de una agu­ja. Son fá­ci­les de al­ma­ce­nar y trans­por­tar re­du­cien­do al mí­ni­mo la opor­tu­ni­dad que ocu­rra la rup­tu­ra de al­gún me­di­ca­men­to.

— Ha­blan­do de Men­ti­san, que es uno de los pro­duc­tos más icó­ni­cos del país, ¿a qué fac­to­res atri­bu­ye su éxi­to?

Con­si­de­ro que es por­que es un buen pro­duc­to. La gen­te ha te­ni­do so­lo ex­pe­rien­cias po­si­ti­vas con el pro­duc­to en to­dos los ám­bi­tos y lo han ido trans­mi­tien­do de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción y la ca­li­dad del mis­mo no ha cam­bia­do nun­ca. Esa es la ra­zón por la que la gen­te le tie­ne tan­ta fe, ya que so­lo aso­cia va­lo­res po­si­ti­vos con ese pro­duc­to, des­de su in­fan­cia has­ta la adul­tez; siem­pre los ha ayu­da­do.

— Ade­más de Bo­li­via, Men­ti­san se ven­de en Ale­ma­nia, ¿exis­te la po­si­bi­li­dad de que arri­be a otros mer­ca­dos?

Cla­ro que sí, es­ta­mos in­for­mal­men­te en va­rios mer­ca­dos. Hay me­dios que han de­tec­ta­do que Men­ti­san es uno de los pro­duc­tos más via­je­ros, ya que en ca­si to­das las ma­le­tas que sa­len de Bo­li­via hay Men­ti­san. Es un po­co com­pli­ca­do ex­por­tar por­que los mer­ca­dos tie­nen dis­tin­tas nor­mas y re­gla­men­ta­cio­nes con res­pec­to a los re­qui­si­tos que se tie­nen que

cum­plir pa­ra ex­por­tar y eso com­pli­ca el in­gre­so a nue­vos mer­ca­dos. En­trar a un mer­ca­do gran­de es un gran re­to que tie­ne un cos­to ele­va­do. Ade­más, aún te­ne­mos co­sas por ha­cer lo­cal­men­te.

— En cuan­to al mer­ca­do in­terno, ¿ có­mo se com­por­tan las ven­tas de Inti?

El mer­ca­do pri­va­do más gran­de que tie­ne Inti es San­ta Cruz, el se­gun­do La Paz y el ter­ce­ro Co­cha­bam­ba. Lue­go se en­cuen­tran Ta­ri­ja, Su­cre y Oru­ro, sien­do uno de nues­tros pro­duc­tos más re­que­ri­dos el Men­ti­san.

— ¿Qué nue­vos pro­yec­tos es­tá en­ca­ran­do la fir­ma o pla­nea ha­cer en 2019?

Ac­tual­men­te es­ta­mos en­ca­ran­do la im­ple­men­ta­ción de un soft­wa­re de ges­tión, ya que con­tá­ba­mos con un soft­wa­re que nos ha acom­pa­ña­do mu­chí­si­mos años y creo que ha que­da­do un po­co ob­so­le­to. Aho­ra es­ta­mos apos­tan­do en gran­de por ese SAP, que es un soft­wa­re de ges­tión ale­mán, que es un es­tán­dar en la in­dus­tria. Es­ta­mos en ese pro­ce­so, con la ‘ca­sa’ lle­na de cons­truc­to­res, or­de­nan­do pro­ce­sos de la em­pre­sa y ‘lim­pian­do’ to­da la ba­se de da­tos. Es­pe­ra­mos po­der co­men­zar a uti­li­zar el nue­vo sis­te­ma des­de abril de 2019 de la pró­xi­ma ges­tión.

— ¿Cuán­to es­tán in­vir­tien­do en el nue­vo soft­wa­re?

Ha si­do más de lo que es­ti­ma­mos en un prin­ci­pio, es­ta­mos ha­blan­do de unos $us 2 mi­llo­nes o $us 3 mi­llo­nes.

— ¿Es­pe­ran me­jo­rar sus pro­ce­sos con esa apues­ta?

Eso es­pe­ro. En reali­dad es­ta­mos re­de­fi­nien­do to­dos nues­tros pro­ce­sos, adop­tan­do to­das las me­jo- res prác­ti­cas de SAP, que es una em­pre­sa ale­ma­na que du­ran­te 40 años vie­ne tra­ba­jan­do con com­pa­ñías gran­des, apren­dien­do de sus pro­ce­sos y op­ti­mi­zán­do­los. Al tra­ba­jar con no­so­tros, su­gie­ren las me­jo­res prác­ti­cas pa­ra ca­da uno de los pro­ce­sos, que los va­mos a im­ple­men­tar en la ma­yo­ría de los ca­sos.

— Re­cien­te­men­te Inti fue re­co­no­ci­da co­mo Em­pre­sa con Tra­yec­to­ria Lí­der por la Al­cal­día pa­ce­ña y co­mo una de las com­pa­ñías con Me­jor Repu­tación en 2018 por Mer­co Em­pre­sa y Lí­de­res, ¿qué sig­ni­fi­can esas dis­tin­cio­nes?

Las re­ci­bi­mos con mu­cho agra­do, por­que de al­gu­na ma­ne­ra sig­ni­fi­ca que no es­ta­mos ha­cien­do tan mal las co­sas y la gen­te lo re­co­no­ce. Es­pe­ro que no nos re­co­noz­can so­la­men­te por es­tar en la pren­sa, sino por­que re­co­no­cen una ca­li­dad cons­tan­te de los pro­duc­tos, una res­pon­sa­bi­li­dad so­cial de la em­pre­sa, que la te­ne­mos, que ofre­ce­mos tra­ba­jos es­ta­bles, for­ma­les, re­la­ti­va­men­te bien pa­ga­dos y un desa­rro­llo que he­mos te­ni­do du­ran­te to­dos es­tos años. Se­gui­re­mos ade­lan­te, apos­tan­do por el país. No­so­tros no ha­ce­mos nues­tro tra­ba­jo pa­ra con­se­guir un pre­mio, el pre­mio vie­ne co­mo con­se­cuen­cia, co­mo re­sul­ta­do de nues­tra la­bor. Nos com­pla­ce re­ci­bir­los, pe­ro no pe­lea­mos por ellos. Los pre­mios son re­co­no­ci­mien­tos a la la­bor de ca­da uno de los com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo que en su área po­nen lo me­jor de sí, ya que no es la obra de una so­la per­so­na, sino de un equi­po de tra­ba­jo de per­so­nas que ha­cen bien las co­sas. En Droguería Inti nos sen­ti­mos or­gu­llo­sos de nues­tra his­to­ria.

No­so­tros no ha­ce­mos nues­tro tra­ba­jo por un pre­mio, el pre­mio es fru­to de nues­tra la­bor”

Es­ta­mos re­de­fi­nien­do nues­tros pro­ce­sos, adop­tan­do las me­jo­res prác­ti­cas de SAP”

En 2012. Schilling fue ele­gi­do Em­pre­sa­rio del Año por el Ro­tary Chu­quia­go Mar­ka

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.