Có­mo pro­mo­ver el co­mer­cio elec­tró­ni­co en Amé­ri­ca La­ti­na

El Deber - Cuerpo B - - ANÁLISIS - Ro­dri­go A. Contreras BID

Cuan­do ha­bla­mos de co­mer­cio elec­tró­ni­co nos re­fe­ri­mos a la com­pra­ven­ta de bie­nes o ser­vi­cios rea­li­za­da a tra­vés de re­des in­for­má­ti­cas, es­pe­cial­men­te re­des co­nec­ta­das por in­ter­net. Las re­des en lí­nea son am­plia­men­te uti­li­za­das pa­ra efec­tuar y re­ci­bir pe­di­dos y pa­gos. Pa­ra el ca­so de cier­tos ser­vi­cios, la en­tre­ga pue­de efec­tuar­se en lí­nea tam­bién; mien­tras que, en el ca­so de las mer­can­cías, su en­tre­ga se ha­ce fí­si­ca­men­te a tra­vés de las re­des lo­gís­ti­cas.

El co­mer­cio elec­tró­ni­co se com­po­ne de cin­co ele­men­tos cla­ve: ( 1) con­su­mi­do­res que ten­gan ac­ce­so a in­for­ma­ción en lí­nea y si­tios web; ( 2) pla­ta­de­do­res de co­mer­cio elec­tró­ni­co que in­clu­yan una efec­ti­va fun­ción de bús­que­da; (3) em­pre­sas co­mer­cia­les que ten­gan ac­ce­so con­fia­ble por in­ter­net a con­su­mi­do­res y mar­ket­pla­ces; (4) ser­vi­cios fi­nan­cie­ros/de pa­go que es­tén dis­po­ni­bles pa­ra ve­ri­fi­car y eje­cu­tar transac­cio­nes; y (5) pro­vee­do­res de ser­vi­cios lo­gís­ti­cos y de co­rreo ex­pre­so que pue­dan trans­fe­rir mer­can­cías des­de ven- a con­su­mi­do­res.

De acuer­do con el Mo­ni­tor de Co­mer­cio e In­te­gra­ción 2017 del BID, el co­mer­cio elec­tró­ni­co en Amé­ri­ca La­ti­na ha ex­pe­ri­men­ta­do un cre­ci­mien­to sus­tan­cial en los úl­ti­mos años, pe­ro si­gue sien­do mar­gi­nal. Las ven­tas de ne­go­cio al con­su­mi­dor (B2C, por sus si­glas en in­glés) en la re­gión al­can­za­ron los 47 mil mi­llo­nes de dó­la­res en 2015, equi­va­len­te a un cre­ci­mien­to del 24% con res­pec­to al año an­te­rior.

Adi­cio­nal­men­te, co­mo pro­por­ción del to­tal de las ven­tas al por me­nor, en 2016 las ven­tas elec­tró­ni­cas en la re­gión al­can­za­ron en­tre un 1% y 1,9%, y se si­tua­ron con­si­de­ra­ble­men­te por de­ba­jo del pro­me­dio mun­dial, en­tre un 7% y un 8,7%. Es­tas ci­fras, su­ma­do al he­cho de que so­lo la mi­tad de los la­ti­noa­me­ri­ca­nos es­tán co­nec­ta­dos en lí­nea e in­clu­so me­nos tie­nen co­ne­xio­nes de ban­da an­cha, mues­tran que exis­te un gran es­pa­cio pa­ra el cre­ci­mien­to del co­mer­cio elec­tró­ni­co en la re­gión que es pre­ci­so apro­ve­char.

Pa­ra que Amé­ri­ca La­ti­na ma­xi­mi­ce las opor­tu­ni­da­des del co­mer­cio elec­tró­ni­co es ne­ce­sa­rio im­ple­men­tar po­lí­ti­cas co­mer­cia­les que re­duz­can las ba­rre­ras a su desa­rro­llo, tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo re­gio­nal. Es­ta la­bor no es sen­ci­lla, ya que es­tas ba­rre­ras son de di­fí­cil cuan­ti­fi­ca­ción y re­duc­ción en com­pa­ra­ción con en­fo­ques tra­di­cio­na­les de li­be­ra­li­za­ción co­mer­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.