Des­tro­yers: el pa­ti­to feo en­tre los clu­bes cru­ce­ños

El Deber - Diez - - MISCELÁNEA -

Ape­nas ju­ró Sa­li­nas co­mo pre­si­den­te de la FBF, con Des­tro­yers co­mo uno de sus alia­dos en la elec­ción, ca­li­fi­ca­ti­vos de to­do ti­po y ca­li­bre le ca­ye­ron a los di­ri­gen­tes de es­te club por ha­ber­le da­do su vo­to al can­di­da­to ri­val del blo­que cruceño, que res­pal­da­ba a Gui­do Loay­za. Con ese vo­to o sin él igual Sa­li­nas te­nía la sar­tén por el man­go por­que se mo­vió me­jor, hi­zo lobby y su­po con­quis­tar a las aso­cia­cio­nes. ¿A cam­bio de qué? No se sa­be, el tiem­po lo di­rá. Lo cier­to es que Des­tro­yers ju­gó a ga­na­dor y no le pe­ló al ga­jo. Ti­ró qui­na se­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.