Pe­rú rom­pe pro­to­co­los de se­gu­ri­dad en su ho­tel

El Deber - Diez - - MUNDIAL RUSIA 2018 -

Des­pués de la primera se­sión abier­ta al pú­bli­co del lunes, Pe­rú inició ayer la que se­rá su ru­ti­na du­ran­te to­do el Mundial, un en­tre­na­mien­to en el Khimki Sta­dium por la ma­ña­na y tar­de de des­can­so en el Ho­tel She­ra­ton She­re­me­tie­vo, ro­dea­do de bos­ques.

Cuan­do que­dan 4 días pa­ra que la Blan­qui­rro­ja regrese a la gran com­pe­ti­ción tras 36 años, el sá­ba­do an­te Di­na­mar­ca en Sa­ransk, el am­bien­te en la 'ca­sa' de Pe­rú es de ar­mo­nía y fe­li­ci­dad.

A di­fe­ren­cia de los cuar­te­les ge­ne­ra­les blin­da­dos de otras se­lec­cio­nes, en el ho­tel pe­ruano los afi­cio­na­dos pueden en­trar con to­tal nor­ma­li­dad e ins­ta­lar­se en el 'hall' o en el bar y asis­tir al tra­sie­go de téc­ni­cos y miem­bros de la ex­pe­di­ción in­ca, que sin problemas se pa­ran a con­ver­sar o sa­car una fo­to. In­clu­so al­gu­nos ju­ga­do­res se aso­man pa­ra sa­lu­dar.

Abier­ta la ve­da, la primera plan­ta del ho­tel se con­vier­te a ra­tos en una ma­rea blan­qui­rro­ja, aunque to­do se desa­rro­lla con na­tu­ra­li­dad, sin es­tri­den­cias, aunque al la­do pase un mi­li­tar ru­so con un enor­me pe­rro vi­gi­lan­do el pa­no­ra­ma.

El se­lec­cio­na­dor Ricardo Ga­re­ca dis­pu­so que el tra­ba­jo sea ma­ti­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.