LA CO­PA en­tra en jue­go

Es­pe­ra­do. El pla­ne­ta en­te­ro tie­ne la mi­ra­da pues­ta en Ru­sia, don­de hoy se pon­drá en marcha el Mun­dial de fút­bol. El ac­to inau­gu­ral en Moscú es­tá pre­vis­to pa­ra las 10:00

El Deber - Diez - - PORTADA - M. CAMBARÁ - ALEX VIDAL MOSCÚ

El trá­fi­co lu­cía in­fer­nal que has­ta los pro­pios ta­xis­tas re­co­men­da­ban uti­li­zar el me­tro. Los po­li­cías des­ple­ga­dos por las abier­tas ave­ni­das de Moscú in­ten­ta­ban po­ner cal­ma en una jor­na­da en que las prin­ci­pa­les ar­te­rias de la ciu­dad her­vían. Los al­re­de­do­res del es­ta­dio Luzh­ni­kí es­ta­ban co­lap­sa­dos, y pa­ra ac­ce­der ha­bía que ca­mi­nar al me­nos 1,5 km. La or­ga­ni­za­ción tra­ba­ja­ba ten­sa en la pre­via al arran­que de la Co­pa del Mun­do 2018 en Ru­sia.

Pe­ro ha­bía que ac­ce­der, no so­lo los me­dios sino tam­bién los hin­chas que lle­ga­ban con en­tra­da en mano pa­ra re­gis­trar­se en los Fan ID (ver no­ta del cos­ta­do). Pa­ra in­gre­sar a cual­quier re­cin­to de con­cen­tra­ción ha­bía que de­jar en ma­nos del agen­te la ma­le­ta, el bolso o la mo­chi­la que de in­me­dia­to pa­sa­ba por el es­cá­ner. Na­da al azar pa­ra los ru­sos que mi­ran de reojo, co­mo si has­ta por mo­men­tos les fas­ti­dia­ra el bu­lli­cio de los fa­ná­ti­cos que lle­ga­ron a ese país.

Por den­tro del Luzh­ni­kí ya no ha­bía ac­ce­so, ni pa­ra los que cuel­gan en su pe­cho con la acre­di­ta­ción a can­cha. Eso sí, se po­día per­ci­bir el ver­de cés­ped ca­si im­pe­ca­ble, cui­da­do al ex­tre­mo con un lar­go co­ber­tor en los lu­ga­res sen­si­bles (zo­na de los ar­cos) pa­ra evi­tar que la he­la­da de las no­ches afec­ta­ra. Ru­sia-Ara­bia Sau­dí abre la Co­pa y es co­mo si la me­sa ya es­tu­vie­ra ser­vi­da con to­do lo que se ha pre­pa­ra­do.

Co­lom­bia­nos y al­gu­nos uru­gua­yos que sor­tea­ron el es­tre­san­te trá­fi­co pa­ra ver aun­que sea por fue­ra el es­ta­dio, pre­gun­ta­ban so­bre el pa­pel que ha­rá el bra­si­le­ño Ro­nal­do en la inau­gu­ra­ción y se sor­pren­dían cuan­do la res­pues­ta era de que se­rá el con­duc­tor. Sí, ve­re­mos a ‘O Fe­nó­meno’ en un pa­pel po­co ha­bi­tual, con mi­cró­fono en mano pa­ra lle­var ade­lan­te la pre­via al due­lo que se an­ti­ci­pa con mu­cha mú­si­ca, bai­le y ho­me­na­je al an­fi­trión. El cli­ma de ayer fue bueno, con un sol que pro­vo­có ca­lor -aun­que pa­rez­ca in­creí­ble en Ru­sia- pe­ro en la no­che vol­vió el frío.

La inau­gu­ra­ción es­tá mar­ca­da pa­ra las 10:00 (hb), una ho­ra an­tes del jue­go y ten­drá co­mo ar­tis- tas in­vi­ta­dos a Rob­bie Wi­lliams, Nicky Jam, Will Smith y Era Is­tre­fi que can­ta­rán ‘Li­ve It Up’, el te­ma ofi­cial del tor­neo. Pe­ro no es­ta­rán so­los, por­que la or­ga­ni­za­ción ha pre­vis­to el se­llo ru­so: na­da me­nos que la so­prano Ai­da Ga­ri­fu­lli­na que en­ga­la­na­rá la fies­ta. La pro­duc­ción de to­do ha si­do en­car­ga­da a Channel One y la di­ri­gi­rá Felix Mik­hai­lov, con­si­de­ra­da la men­te crea­ti­va de los gran­des even­tos.

80.000 al­mas pa­ra vi­brar

Las en­tra­das fue­ron ven­di­das con an­ti­ci­pa­ción y pa­ra hoy se es­pe­ran al me­nos 80.000 per­so­nas sen­ta­das en las tri­bu­nas, en­tre ellas, el pre­si­den­te del Es­ta­do Plu­ri­na­cio­nal de Bo­li­via, Evo Morales. Ayer, en con­fe­ren­cia, con­fir­mó a EL DE­BER su in­vi­ta­ción de FIFA. Su ho­mó­lo­go ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, se­rá el in­vi­ta­do de ho­nor en una jor­na­da que se an­ti­ci­pa his­tó­ri­ca. “En Ru­sia se ju­ga­rá la me­jor Co­pa de to­da la his­to­ria”, di­jo op­ti­mis­ta el ti­tu­lar de FIFA, Gian­ni In­fan­tino, cuan­do se le pre­gun­tó so­bre el tor­neo.

Los voluntarios, ves­ti­dos con cha­ma­rras ro­jas y pan­ta­lón os­cu­ro, ya sa­ben sus lu­ga­res y la se­ña­lé­ti­ca que de­ben lle­var pa­ra fa­ci­li­tar­les el ac­ce­so a las per­so­nas que lle­guen con su en­tra­da en mano. Pa­ra ac­ce­der has­ta el lu­gar hay que te­ner el re­gis­tro, ca­so con­tra­rio se co­rre el ries­go de no atra­ve­sar los ani­llos de con­trol. Ru­sia es­tá así, con­vul­sio­na­da y ex­pec­tan­te, vi­vien­do un am­bien­te iné­di­to cu­yos hin­chas al ver tan­to fa­na­tis­mo, op­tan por su­mar­se. Su Mun­dial es­tá a tan po­co de ini­ciar­se que ellos di­cen es­tar pre­pa­ra­dos.

AFP

LOS AR­GEN­TI­NOS SE HA­CEN SEN­TIR Los se­gui­do­res de la Al­bi­ce­les­te to­ma­ron las ca­lles de Moscú

Los se­gui­do­res pe­rua­nos es­tán en­tre los más en­tu­sias­tas de los vi­si­tan­tes

Las gran­des ca­de­nas han si­do ins­ta­la­das. Los pe­rio­dis­tas tam­bién hi­cie­ron sus úl­ti­mas prue­bas an­tes del ini­cio SA­TÉ­LI­TES DES­PLE­GA­DOS DES­DE AYER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.