Ru­sia y Ara­bia ju­ga­rán hoy a las 11:00

El pri­mer par­ti­do del Mun­dial 2018 se ju­ga­rá en el es­ta­dio Luzh­ni­ki, de Moscú, con el ar­bi­tra­je de Nés­tor Pi­ta­na

El Deber - Diez - - PORTADA - EFE MOSCÚ

El Mun­dial de Ru­sia 2018 echa­rá a an­dar hoy en su es­ta­dio más em­ble­má­ti­co, el Luzh­ni­ki de Moscú, don­de el his­pano-ar­gen­tino Juan An­to­nio Piz­zi y su Ara­bia Sau­dí mi­den el sue­ño de la se­lec­ción an­fi­trio­na, in­mer­sa en un mar de du­das so­bre su ren­di­mien­to.

La de­rro­ta an­te Aus­tria y el em­pa­te con­tra Tur­quía en los úl­ti­mos amis­to­sos no hi­cie­ron sino in­cre­men­tar la in­cer­ti­dum­bre acer­ca del ren­di­mien­to del con­jun­to que di­ri­ge Sta­nis­lav Cher­che­sov que tu­vo un ren­di­mien­to en lí­neas ge­ne­ra­les muy ale­ja­do de lo que el país es­pe­ra.

Sie­te par­ti­dos lle­va Ru­sia sin ga­nar. No con­si­gue ven­cer des­de el 7 de oc­tu­bre, cuan­do le ga­nó a Co­rea del Sur (4-2) en Moscú. En la úl­ti­ma Co­pa de las Con­fe­de­ra­cio­nes tan so­lo fue ca­paz de su­pe­rar a Nue­va Ze­lan­da.

Tie­ne un buen gru­po so­bre el pa­pel pa­ra pro­gre­sar, pe­ro a la vez pe­li­gro­so. Con Uru­guay co­mo ri­val a prio­ri, Egip­to se pre­sen­ta co­mo la otra ame­na­za y Ara­bia Sau­dí, de re­gre­so a un Mun­dial 12 años des­pués, acu­de co­mo el con­jun­to más ac­ce­si­ble.

La pre­sión del de­but y de su con­di­ción de an­fi­trión son da­tos a te­ner en cuen­ta pa­ra Ru­sia. Ara­bia Sau­dí en­ca­ra el par­ti­do más li­be­ra­da de ten­sión, con la ilu­sión por ban­de­ra y se aga­rra a las nu­me­ro­sas sor­pre­sas que hu­bo en la his­to­ria de los par­ti- dos inau­gu­ra­les de la Co­pa del Mun­do. Piz­zi, que me­ses atrás la­men­ta­ba amar­ga­men­te no ha­ber po­di­do cla­si­fi­car a Chi­le pa­ra Ru­sia 2018, en­con­tró lue­go es­ta opor­tu­ni­dad tras la sa­li­da del ar­gen­tino Ed­gar­do Bau­za.

Piz­zi con­ven­ció a sus hom­bres de que no tie­nen na­da que te­mer y que por lo tan­to en el es­ca­pa­ra­te del par­ti­do inau­gu­ral pue­den sa­lir a ex­po­ner to­das sus cua­li­da­des. Re­for­mó el 4-3-3 que Bert van Mar­wijk usó du­ran­te to­da la fa­se de cla­si­fi­ca­ción y apos­tó por un 42-3-1 que se­rá el que pro­ba­ble­men­te dis­pon­ga an­te Ru­sia.

Los sau­díes no re­ga­la­rán na­da y tra­ta­rán de dar la pri­me­ra sor­pre­sa pa­ra in­ten­tar re­pe­tir el éxi­to de Es­ta­dos Uni­dos 94, cuan­do pa­sa­ron la pri­me­ra fa­se.

Smo­lov es la es­pe­ran­za

Ru­sia se con­fía en su ata­can­te Fió­dor Smo­lov. El de­lan­te­ro del Kras­no­dar es­tá lla­ma­do a ser la re­fe­ren­cia de es­ta se­lec­ción pa­ra aca­bar con el ma­le­fi­cio mun­dia­lis­ta y por fin de­jar atrás tan­tas edi­cio­nes sin su­pe­rar la fa­se de gru­pos, des­de la caí­da de la URSS en 1991. Cher­che­sov y sus hom­bres sa­ben que se pre­sen­ta un par­ti­do de una di­rec­ción, an­te un ri­val que tra­ta­rá de ce­rrar es­pa­cios y es­pe­rar al­gu­na ac­ción ais­la­da a la con­tra. El ar­gen­tino Nés­tor Pi­ta­na se­rá el ár­bi­tro del par­ti­do.

REUTERS

Ígor Akin­féev, ar­que­ro ti­tu­lar del se­lec­cio­na­do ru­so, que de­bu­ta hoy

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.