DU­RA EN­TRA­DA DE PÉ­REZ A GA­GO Y NIE­GAN LA APE­LA­CIÓN AL XE­NEI­ZE

El Deber - Diez - - FÚTBOL -

En Bo­ca Ju­niors se vi­vió un día fre­né­ti­co en la pre­via a la se­gun­da fi­nal de la Libertadores. Pri­me­ro, por­que du­ran­te la prác­ti­ca de fút­bol que se reali­zó en es­pa­cio re­du­ci­do hu­bo un fuer­te re­cla­mo del vo­lan­te Fer­nan­do Ga­go al ca­pi­tán Pa­blo Pé­rez por una en­tra­da de es­te úl­ti­mo en una pe­lo­ta di­vi­di­da.

Pé­rez se dis­cul­pó por la si­tua­ción y tras la in­ter­ven­ción de sus com­pa­ñe­ros y del pro­pio téc­ni­co Gui­ller­mo Ba­rros Sche­lot­to, la prác­ti­ca flu­yó. Lue­go hu­bo un tra­ba­jo de reacon­di­cio­na­mien­to fí­si­co y has­ta se en­sa­yó ti­ros li­bres sin ba­rre­ra en los que par­ti­ci­pó el bo­li­viano Car­los Lampe (ver no­ta del cos­ta­do).

Pe­ro ade­más, y a ni­vel di­ri­gen­cial, la Con­me­bol res­pon­dió a la ape­la­ción que hi­zo Bo­ca, que re­cla­ma los tres pun­tos en me­sa lue­go del ‘ata­que’ al bus que trans­por­ta­ba al plan­tel el 24 de no­viem­bre al Mo­nu­men­tal. El Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na le ne­gó en pri­me­ra ins­tan­cia y, por eso, la di­ri­gen­cia de­ci­dió ape­lar.

Sin em­bar­go, ayer el Tri­bu­nal de Al­za­da de Con­me­bol, com­pues­to por Gui­ller­mo San­tos, Gi­ral­do Mu­ñoz y el bo­li­viano Omar Do­ra­do, des­es­ti­mó es­te re­cla­mo de­jan­do a Bo­ca con una nueva de­rro­ta, aun­que su pre­si­den­te, Da­niel An­ge­li­ci, ad­mi­tió que irán al TAS. Con es­to, la Su­per­fi­nal es­tá más que con­fir­ma­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.