Es una his­to­ria que con­mue­ve

‘Mes­si af­gano’. Su nom­bre es Mur­ta­za y ha si­do des­pla­za­do por el con­flic­to con los ta­li­ba­nes. Tras­cen­dió por su ad­mi­ra­ción a Mes­si, al que co­no­ció en 2016

El Deber - Diez - - LA CONTRA -

La his­to­ria de Mur­ta­za Ah­ma­di, el ‘pe­que­ño Mes­si af­gano’, emo­cio­nó en 2016. Pe­ro tras el sue­ño de ha­ber co­no­ci­do a la es­tre­lla de fút­bol, el ni­ño com­par­te hoy la pe­sa­di­lla de los in­nu­me­ra­bles des­pla­za­dos por el con­flic­to con los ta­li­ba­nes.

La ima­gen inun­dó los me­dios y las re­des so­cia­les. Mur­ta­za, de 6 años, por­ta­ba una ca­mi­se­ta de fút­bol he­cha de bol­sas de plás­ti­co con ra­yas ce­les­tes y blan­cas, los co­lo­res de la se­lec­ción ar­gen­ti­na. En el dor­so, el nom­bre de Lio­nel y su fa­mo­so nú­me­ro 10, es­cri­to con ro­tu­la­dor.

Su sú­bi­ta po­pu­la­ri­dad le per­mi­tió a Mur­ta­za co­no­cer a su ído­lo en 2016 en Ca­tar, du­ran­te un par­ti­do amis­to­so del Bar­ce­lo­na, y en­trar al cam­po de la mano de Mes­si. El ar­gen­tino le ofre­ció lue­go el uni­for­me com­ple­to del FC Bar­ce­lo­na, una ca­mi­se­ta de­di­ca­da por to­da la se­lec­ción al­bi­ce­les­te y un ba­lón.

Pe­ro es­te mo­men­to de pa­sa­je­ra fe­li­ci­dad que­dó rá­pi­da­men­te di­si­pa­do. Su familia fue obli­ga­da a huir en no­viem­bre del dis­tri­to de Jag­ho­ri, an­te la ofen­si­va de los ta­li­ba­nes en la pro­vin­cia de Ghaz­ni, al sur de la capital af­ga­na. AFP ha vis­to a es­ta familia en Ka­bul, don­de se ha re­fu­gia­do y vi­ve en una ha­bi­ta­ción al­qui­la­da.

La ma­dre de Mur­ta­za re­la­ta la pre­ci­pi­ta­da hui­da tras ha­ber es­cu­cha­do dis­pa­ros. “No pu­di­mos lle­var­nos na­da, so­lo salvar nues­tras vi­das”, recuerda Sha­fi­qa, con el ros­tro me­dio cu­bier­to por un ve­lo. La si­tua­ción es di­fí­cil y él, jun­to a su familia, cla­ma en es­tos mo­men­tos por ayu­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.