Ni el al­za del cru­do sal­va­rá a Ma­du­ro

El Deber - Dinero (Bolivia) - - Claves - BO­RIS GÓ­MEZ ÚZQUEDA ANA­LIS­TA EN HI­DRO­CAR­BU­ROS

La re­cien­te ‘elec­ción pre­si­den­cial’ fa­bri­ca­da a gus­to y an­to­jo del ré­gi­men co­mu­nis­ta de Ma­du­ro en Ve­ne­zue­la es otra prue­ba más de que ese be­llo país es­tá ba­jo do­mi­nio de un círcu­lo de fal­sos ‘pro­fe­tas’ que, ade­más de em­po­bre­cer al país, no van a con­tar con el di­ne­ro de la ven­ta de pe­tró­leo da­do que, aun­que ha­ya subido el pre­cio del ba­rril esa suba no les da­rá el su­fi­cien­te efec­ti­vo pa­ra ta­par la im­pa­ra­ble in­fla­ción ni otros pro­ble­mas eco­nó­mi­cos que a es­tas al­tu­ras son ya un cáncer.

Vol­ve­mos a con­fir­mar –ba­sa­dos en va­rios re­por­tes del cár­tel de paí­ses pro­duc­to­res y otros in­de­pen­dien­tes- que la pro­duc­ción de pe­tró­leo en Ve­ne­zue­la re­gis­tró otra caí­da en abril de 2018 y se ubi­ca en 1,5 mi­llo­nes de ba­rri­les dia­rios de pro­duc­ción (mbd), muy ale­ja­do de los años 70 en los que lle­gó a un pi­co de pro­duc­ción dia­rio de 3,78 mbd. Los 10 años del so­cia­lis­mo cha­vis­ta han des­tro­za­do la in­dus­tria y el país.

No hay bue­na pro­duc­ción sen­ci­lla­men­te por­que los equi­pos tec­no­ló­gi­cos de pro­duc­ción son ob­so­le­tos, los re­cur­sos hu­ma­nos es­tán des­gas­ta­dos y desac­tua­li­za­dos, no hay in­ver­sio­nes nue­vas pa­ra me­jo­rar cuo­tas de pro­duc­ción y por­que la po­lí­ti­ca se me­tió en el bol­si­llo, lo que de­bió ser una ges­tión ge­ren­cial in­de­pen­dien­te de la es­ta­tal pe­tro­le­ra. Siem­pre in­sis­ti­mos en que los re­gí­me­nes to­ta­li­ta­rios fi­nan­cia­dos por re­cur­sos na­tu­ra­les ter­mi­nan por des­pil­fa­rrar el di­ne­ro in­gre­sa­do y des­truir la ga­lli­na de los hue­vos de oro.

Co­mo Bo­li­via, con el gas na­tu­ral, el pe­tró­leo pa­ra Ve­ne­zue­la es cla­ve en su eco­no­mía: el pe­tró­leo ge­ne­ra el 96% de las di­vi­sas que le lle­gan con cuen­ta­go­tas por los ges­tos be­né­vo­los del ré­gi­men de Chi­na, por­que EEUU le ha blo­quea­do gran par­te de la com­pra de cru­do ve­ne­zo­lano y por­que ne­ce­si­ta me­nos cru­do ex­terno an­te el au­ge del sha­le con el frac­king. Con el cru­do de Irán ca­si fue­ra del ne­go­cio glo­bal y con Ve­ne­zue­la en se­mi­ja­que por EEUU, Ara­bia Sau­di­ta y el sha­le van a pa­liar la even­tual fal­ta de cru­do en el mer­ca­do glo­bal.

Pe­ro vol­va­mos a Ve­ne­zue­la: aun­que Irán y Ve­ne­zue­la, am­bos miem­bros de la OPEP, si­guen sien­do pro­vee­do­res cru­cia­les de los mer­ca­dos del mun­do, te­nien­do en cuen­ta que el pre­cio del Brent –re­fe­ren­te del ba­rril de pe­tró­leo- lle­gó a $us 80, la pro­duc­ción ve­ne­zo­la­na es tan ba­ja que no le al­can­za­rá pa­ra go­zar de ese ‘ve­ra­ni­llo’ de bue­nos pre­cios co­yun­tu­ra­les. El ré­gi­men ten­drá mu­chí­si­mo me­nos di­ne­ro pa­ra des­pil­fa­rrar. Ade­más, des­de el año pa­sa­do Ve­ne­zue­la se ha re­tra­sa­do ca­da vez más en los pa­gos de su deu­da ex­ter­na, ge­ne­ran­do de­man­das mul­ti­mi­llo­na­rias de cor­po­ra­cio­nes con­tra el país y con­ge­lan­do ac­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.