Hay seis nue­vos per­fi­les pro­fe­sio­na­les en el país

En Bolivia las em­pre­sas de­man­dan más ha­bi­li­da­des en los re­cur­sos humanos. Hay po­cos es­pe­cia­lis­tas con én­fa­sis di­gi­tal. En Yan­bal (f) hay en­car­ga­dos de pro­ce­sos

El Deber - Dinero (Bolivia) - - PORTADA - ÁL­VA­RO RO­SA­LES MEL­GAR al­va­ro.ro­sa­les@el­de­ber.com.bo

Las nue­vas cre­den­cia­les pro­fe­sio­na­les mues­tran que en el mer­ca­do la­bo­ral na­da es per­ma­nen­te, to­do evo­lu­cio­na. Es­ta afir­ma­ción la res­pal­dan los ac­to­res em­pre­sa­ria­les, que ob­ser­van có­mo se en­san­cha el ho­ri­zon­te la­bo­ral con nue­vos pues­tos que, has­ta ha­ce un lus­tro, no exis­tían en Bolivia.

Seis son los nue­vos per­fi­les pues­tos en evi­den­cia por la Guía Sa­la­rial Exe­cu­ti­ve 2018 Al­tos man­dos con me­nos suel­do, ela­bo­ra­da por Hu­man Va­lue, fir­ma de con­sul­to­ría e in­ves­ti­ga­ción de BPO Cen­ter. Es­tán aso­cia­dos a un con­cep­to que los di­fe­ren­cia: la di­gi­ta­li­za­ción.

Lí­de­res de tec­no­lo­gía y ges­to­res de pro­yec­tos, co­mer­cia­les con pen­sa­mien­to di­gi­tal y en red, ex­per­tos en mar­ke­ting y co­mu­ni­ca­ción di­gi­tal y es­pe­cia­lis­tas en da­ta mi­ning son las pro­fe­sio­nes que in­te­gran la lis­ta de desea­dos en sec­to­res co­mo la ban­ca, el au­to­mo­triz y de re­tail. A es­tos se su­ma el lí­der de experiencia del usua­rio quien garantiza la cohe­ren­cia y sa­tis­fac­ción en los canales e in­ter­ac­ción con productos y ser­vi­cios.

El es­pe­cia­lis­ta LEAN es otro perfil ali­nea­do al mo­mén­tum, se­gún el es­tu­dio, ya que las mar­cas se en­fo­can en pro­ce­sos de me­jo­ra, sien­do es­te perfil el que co­man­da la bús­que­da de efi­cien­cia ope­ra­cio­nal y quien labra una cul­tu­ra orien­ta­da a pro­ce­sos de me­jo­ra con­ti­nua.

De acuer­do con la CEO de BPO Cen­ter, De­ni­se Hur­ta­do, la for­ma­ción di­gi­tal es la nue­va competencia en to­das las es­ca­las de pro­fe­sio­na­les y con de­ci­sión, des­de los me­dios eje­cu­ti­vos has­ta los al­tos. “El mun­do di­gi­tal re­quie­re el do­mi­nio y pre­sen­cia de ana­lis­tas, je­fes y ge­ren­tes. Lo que más cues­ta en­con­trar es el perfil hí­bri­do, que com­bi­na áreas de mar­ke­ting y ana­lí­ti­ca”, en­fa­ti­za.

La eje­cu­ti­va ex­po­ne que un obs­tácu­lo pa­ra las em­pre­sas es que hay po­cos pro­fe­sio­na­les con la experiencia di­gi­tal de al me­nos tres años y los que ya cuen­tan con la práctica per­ci­ben sa­la­rios por en­ci­ma de la me­dia del mer­ca­do (un ejem­plo es el je­fe de da­ta mi­ning, que co­bra por sus ser­vi­cios has­ta Bs 24.000). No to­das las fir­mas pue­den con­tra­tar­los.

Es­tos cam­bios en las com­pe­ten­cias no se dan en es­pa­cios fí­si­cos, sino a tra­vés de la in­fra­es­truc­tu­ra tec­no­ló­gi­ca y en el uso de sus he­rra­mien­tas, se­gún la pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción Bo­li­via­na de Ges­tión Hu­ma­na (Aso­bogh), Ca­ri­na Ri­ve­ro, quien ex­pre­sa que no hay su­fi­cien­tes per­fi­les pa­ra res­pon­der a las de­man­das y que exis­ten áreas, co­mo el sector lo­gís­ti­co, que es­tán re­za­ga­das en es­tos ám­bi­tos.

Pro­ta­go­nis­tas

En el ho­tel Ma­rriott San­ta Cruz de la Sie­rra, la fu­sión del fac­tor hu­mano y las nue­vas tec­no­lo­gías es cla­ve pa­ra me­jo­rar la experiencia del clien­te. Se­gún el front of­fi­ce ma­na­ger, Paul Agui­lar, las im­ple­men­ta­cio­nes de la em­pre­sa im­pac­tan en la ra­pi­dez del ser­vi­cio y per­mi­ten te­ner un re­por­te en detalle del usua­rio y sus ne­ce­si­da­des, es ahí don­de se cum­ple el rol de “ele­var el ar­te de aten­der a los hués­pe­des”.

Se­gún el di­rec­tor de Rooms del ho­tel, Javier Gi­les, las per­so­nas y los nue­vos pro­gra­mas o ser­vi­cios que se ofre­cen son el ma­yor di­fe­ren­cial en el sector. “Un equi­pa- mien­to o una ca­ma de ca­li­dad son re­que­ri­mien­tos mí­ni­mos y que cual­quier hués­ped es­pe­ra, pe­ro la evo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca con un co­rrec­to acom­pa­ña­mien­to de per­so­nal en­tre­na­do es cla­ve en la cap­ta­ción de clien­tes”, ase­ve­ra.

Con la apa­ri­ción de es­tos per­fi­les tam­bién emer­gen nue­vos de­par­ta­men­tos. Así es en el Ban­co Mer­can­til San­ta Cruz (BMSC) pa­ra res­pon­der a la de­man­da de ser­vi­cios en la ban­ca, cu­ya evo­lu­ción exi­ge la in­cor­po­ra­ción de nue­vos ele­men­tos, productos, ser­vi­cios y nue­vos ac­to­res. Se­gún el vi­ce­pre­si­den­te de re­cur­sos humanos, Hernán So­la­res, los es­pe­cia­lis­tas en mar­ke­ting, co­mu­ni­ca­ción di­gi­tal y da­ta mi­ning tie­nen un lu­gar pro­pio en la ana­lí­ti­ca de la em­pre­sa fi­nan­cie­ra.

Des­de la fir­ma 3M, su ge­ren­te co­mer­cial, Wendy Be­ní­tez, ex­pli­ca que los per­fi­les de la lis­ta son trans­ver­sa­les en la lí­nea es­tra­té­gi­ca de la com­pa­ñía y que es­tos ro­tan pa­ra dar so­por­te a las di­fe­ren­tes oficinas de la re­gión.

Mien­tras, los con­tra­tos de la mul­ti­na­cio­nal Sam­sung se desen­vuel­ven en las áreas co­mer­cial y mar­ke­ting con un co­no­ci­mien­to só­li­do tec­no­ló­gi­co di­gi­tal. “Las

En el en­torno pro­fe­sio­nal los cam­bios no se dan de for­ma fí­si­ca, sino a tra­vés de los dis­po­si­ti­vos

ba­rre­ras geo­grá­fi­cas ca­ye­ron, por lo que su pen­sa­mien­to es­tra­té­gi­co de­be ser glo­bal. Los co­la­bo­ra­do­res de­ben ser di­gi­ta­les, ya que te­ne­mos que usar me­jor el tiem­po y, pa­ra es­to, mu­chas ta­reas manuales de­ben au­to­ma­ti­zar­se”, ex­po­ne el CE Se­nior Ma­na­ger, Percy Ur­di­ni­nea.

En el ca­so de Ti­go, los es­ti­los de vi­da di­gi­tal de sus clien­tes dan lu­gar a que los co­la­bo­ra­do­res de la em­pre­sa adap­ten sus per­fi­les pro­fe­sio­na­les y pa­ra re­clu­tar nue­vos ta­len­tos se va­lo­ran las com­pe­ten­cias di­gi­ta­les que es­tén en sin­cro­nía con la evo­lu­ción del ne­go­cio. “Pa­ra cer­ti­fi­car que es­tos son los me­jo­res ca­mi­nos pa­ra lo­grar co­nec­ti­vi­dad y desa­rro­llo, de­be­mos re­co­rrer­los an­tes y ase­gu­rar­nos de que la experiencia de nues­tros clien­tes se­rá sa­tis­fac­to­ria. Por es­to, los per­fi­les den­tro de la com­pa­ñía de­ben abra­zar el cre­ci­mien­to y cam­bio di­gi­tal, en­fo­ca­dos en los mis­mos ob­je­ti­vos”, se­ña­la Le­da Ybar­ne­ga­ray, ge­ren­te de co­mu­ni­ca­ción y cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal de Ti­go.

En tan­to que en VI­VA, el CEO Juan Pa­blo Cal­vo con­si­de­ra que el pro­fe­sio­nal de­be en­ten­der to­da la ca­de­na de valor y el im­pac­to de su con­tri­bu­ción pa­ra la sa­tis­fac­ción del clien­te y, en cuan­to al en­torno di­gi­tal, los co­la­bo­ra­do­res “de­ben apren­der y reapren­der cons­tan­te­men­te, bus­car la in­no­va­ción y ser dis­rup­ti­vos. Te­ner un perfil di­gi­tal sig­ni­fi­ca en­ten­der el ne­go­cio pa­ra brin­dar un ser­vi­cio”, pun­tua­li­za.

Ade­más, Cal­vo agre­ga que las or­ga­ni­za­cio­nes de­ben hu­ma­ni­zar­se, ya que sin la crea­ti­vi­dad de las per­so­nas las tec­no­lo­gías no pue­den im­pac­tar en el clien­te.

Por su par­te, el ge­ren­te de re­cur­sos humanos de PIL An­di­na, Mau­ri­cio Mo­ra­les, apun­ta a que la mi­gra­ción al mun­do di­gi­tal exi­ge que la em­pre­sa es­pe­cia­li­ce a su área co­mer­cial con un pro­gra­ma de ac­tua­li­za­ción que res­pon­da a las nue­vas ten­den­cias. Sin em­bar­go, el eje­cu­ti­vo se­ña­la que de­ben re­cu­rrir al ta­len­to in­ter­na­cio­nal pa­ra ha­llar es­pe­cia­lis­tas.

Un ca­so si­mi­lar se da en Ita- cam­ba don­de los per­fi­les téc­ni­cos, co­mo los de ope­ra­do­res de pa­ne­les cen­tra­les, son los más co­di­cia­dos por su es­pe­cia­li­za­ción en pro­duc­ción, se­gún el je­fe de re­cur­sos humanos, Pe­ter Ri­be­ra. In­clu­so ter­cia­ri­zan ser­vi­cios.

“Las em­pre­sas que se apo­yan en avan­ces di­gi­ta­les han en­cum­bra­do a es­ca­la glo­bal con nue­vos mo­de­los de ne­go­cio; por eso, hoy se bus­can es­tos per­fi­les en nues­tro me­dio en lí­nea con el desa­rro­llo”, ex­pli­ca el sub­ge­ren­te del Cen­tro Bo­li­viano de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos de Cain­co (Ce­bec), Pa­blo Mendieta.

El eje­cu­ti­vo ob­ser­va que en es­tos per­fi­les se bus­ca co­no­ci­mien­to y ha­bi­li­da­des prác­ti­cas y con­si­de­ra que la for­ma­ción aca­dé­mi­ca tra­di­cio­nal en el área de los ne­go­cios de­be adap­tar­se, “pues la di­ná­mi­ca em­pre­sa­rial ya ha de­fi­ni­do un cam­bio en­fo­ca­do en la di­gi­ta­li­za­ción y la co­nec­ti­vi­dad pa­ra que to­do es­té en el smartp­ho­ne”.

Mi­ra­da aca­dé­mi­ca

El titular de la ca­rre­ra de Ad­mi­nis­tra­ción de la Utep­sa, Mir­ko Mu­ze­vic, pun­tua­li­za que los de­man­dan­tes de productos y ser­vi­cios son dis­tin­tos por dé­ca­da y que aho­ra la tec­no­lo­gía es la que mar­ca el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor. Tam­bién con­si­de­ra que es ne­ce­sa­rio te­ner ba­se de ca­rre­ras tra­di­cio­na­les y des­pués bus­car la es­pe­cia­li­za­ción.

Des­de la vi­sión del je­fe de mar­ke­ting de Uni­franz, Jorge Cas­tri­llón, hoy en el en­torno pro­fe­sio­nal se de­be ser crea­ti­vo e in­no­va­dor pen­san­do en tec­no­lo­gías. “Un es­co­lar es­tu­dia­rá una ca­rre­ra que aún no exis­te, ahí hay un desafío. Se de­be desa­rro­llar ta­len­to pa­ra co­nec­tar­lo con el mun­do. Los cam­bios en el mer­ca­do son ex­po­nen­cia­les”, sen­ten­cia.

Por su par­te, el di­rec­tor del Co­le­gio de Pos­gra­do de la Uni­ver­si­dad Nur, Car­los Gue­va­ra, for­mu­la que con el rit­mo glo­bal ac­tual exis­ten mé­to­dos que que­da­ron ob­so­le­tos y es­to im­pli­ca un cam­bio de men­ta­li­dad en la for­ma­ción aca­dé­mi­ca.

HERNÁN VIR­GO

JORGE GU­TIÉ­RREZ

He­rra­mien­tas. El Ma­rriott San­ta Cruz de la Sie­rra cuen­ta con ser­vi­cios co­mo el check-in mó­vil y un sis­te­ma de re­tro­ali­men­ta­ción di­gi­tal pa­ra me­dir la ca­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.