Eco­no­mis­tas acon­se­jan aho­rrar y prio­ri­zar sa­lud con el agui­nal­do

Aho­rro, sa­lud, via­jes, me­jo­ras en ca­sa, ad­qui­si­ción de lí­nea blan­ca y do­na­cio­nes son al­gu­nas de las su­ge­ren­cias rea­li­za­das por dos ex­per­tos eco­no­mis­tas

El Deber - Dinero (Bolivia) - - FINANZAS PERSONALES - PA­TRI­CIA RI­BE­RA el­de­[email protected]­de­ber.com.bo

“Ya ten­go pen­sa­do en qué gas­tar mi agui­nal­do”, es la pre­mi­sa de los tra­ba­ja­do­res con con­tra­tos a tér­mino in­de­fi­ni­do o fi­jo, quie­nes re­ci­bi­rán sus agui­nal­dos en po­cos días (an­tes del 20, se­gún la ley).

Las em­pre­sas rea­li­za­rán la can­ce­la­ción de agui­nal­dos y, por ello, es im­por­tan­te sa­ber cuál se­ría el me­jor des­tino que le pue­de dar a su in­gre­so ex­tra. Los eco­no­mis­tas coin­ci­den en que el aho­rro de­be es­tar en pri­mer lu­gar, lue­go la sa­lud y si que­da di­ne­ro, in­ver­tir.

Acon­se­jan pa­gar deu­das

El eco­no­mis­ta Jo­sé Al­ber­ti pro­po­ne aho­rrar de acuer­do a los in­gre­sos, amor­ti­zar ca­pi­tal a las deu­das, so­bre todo aque­llas que tie­nen ta­sas de in­te­rés más al­tas, deu­das de con­su­mo o de vehícu­los, y prés­ta­mos para via­jes, que si tie­nen ta­sas de in­te­rés al­to en­ton­ces es me­jor amor­ti­zar.

Asi­mis­mo, plan­tea des­ti­nar re­cur­sos a los che­queos mé­di­cos ge­ne­ra­les o tra­tar al­gu­na en­fer­me­dad si se pa­de­ce. Lue­go se pue­de com­prar en­se­res para el ho­gar con el fin de me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da. Tam­bién es acon­se­ja­ble in­ver­tir en me­jo­ras ci­vi­les en la ca­sa o ne­go­cio, pin­tar la vi­vien­da o me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra.

En tan­to que el ana­lis­ta eco­nó­mi­co Ch­ris­tian Ara­ma­yo coin­ci­de con Al­ber­ti en el aho­rro co­mo prio­ri­dad del agui­nal­do. “Con­vie­ne aho­rrar a tra­vés de ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros co­mo las SAFI o los bo­nos”, se­ña­la.

Con­si­de­ra que se de­be in­ver­tir tam­bién en edu­ca­ción a tra­vés de cur­sos cor­tos cer­ti­fi­ca­dos in­ter- na­cio­nal­men­te. En ter­cer lu­gar, se pue­de des­ti­nar al­go del bono na­vi­de­ño a con­su­mir pro­duc­tos que ge­ne­ren bie­nes­tar a la fa­mi­lia o pa­que­tes va­ca­cio­na­les.

Ara­ma­yo in­di­ca que di­ver­si­fi­car in­ver­sio­nes per­mi­te que con el tiem­po se vuel­van en fuen­tes al­ter­na­ti­vas de in­gre­so adi­cio­nal.

La dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos ex­tra tam­bién brin­da la opor­tu­ni­dad de do­nar a los ho­ga­res y fun­da­cio­nes de ca­ri­dad, agre­ga el eco­no­mis­ta.

Ro­dri­go Na­dal, eje­cu­ti­vo de la fir­ma Re­suel­ve tu deu­da, afir­ma que la ma­yo­ría de las per­so­nas cuan­do re­ci­be su pri­ma tien­den a des­ti­nar­la al gas­to de co­sas in­ne­ce­sa­rias. Con­si­de­ra que la dis­tri­bu­ción ideal es del 70-30, en don­de el 70% in­clu­ye vi­vien­da, sa­lud, edu­ca­ción y trans­por­te, y el 30% se des­ti­na al aho­rro, en­tre­te­ni­mien­to, gus­tos per­so­na­les y pa­go de deu­da. “In­ver­tir la pri­ma navideña pue­de brin­dar­le tran­qui­li­dad e in­gre­sos ex­tra a me­diano y lar­go pla­zo. An­tes de to­mar de­ci­sio­nes con el di­ne­ro adi­cio­nal, el pri­mer pa­so es rea­li­zar un pre­su­pues­to men­sual o ac­tua­li­zar­lo en ca­so de te­ner­lo”, sos­tu­vo.

Es im­por­tan­te re­vi­sar la si­tua­ción fi­nan­cie­ra, re­co­mien­da Na­dal. “Así po­drá eva­luar sus ne­ce­si­da­des y po­drá to­mar la me­jor de­ci­sión so­bre el des­tino que ten­drá ese di­ne­ro”, agre­ga.

EL DE­BER

Más ven­tas. Du­ran­te di­ciem­bre los co­mer­cios im­pul­san ofer­tas para quie­nes des­ti­nan su agui­nal­do a me­jo­rar sus con­di­cio­nes de vi­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.