Pa­tri­cia San­ta Ma­ri­na “Las fir­mas bus­can so­lu­cio­nes, no un con­sul­tor que te di­ga el ca­mino”

En­tre­vis­ta. La má­xi­ma eje­cu­ti­va de Mi­ner­ba con­si­de­ra que el se­llo de in­no­va­ción abier­ta es esen­cial pa­ra el desa­rro­llo em­pre­sa­rial en un mer­ca­do don­de la co­mu­ni­ca­ción jue­ga un pa­pel ca­da vez más tras­cen­den­tal

El Deber - Dinero (Bolivia) - - EL PERSONAJE - ÁL­VA­RO RO­SA­LES MEL­GAR al­va­ro.ro­sa­[email protected]­de­ber.com.bo

Pa­tri­cia San­ta Ma­ri­na, CEO y fun­da­do­ra de la agen­cia in­ter­na­cio­nal de co­mu­ni­ca­ción Mi­ner­ba, em­pe­zó a abrir la sen­da en Bo­li­via pa­ra con­cre­tar pro­yec­tos des­de su área de ex­pe­rien­cia y rom­per la dis­pa­ri­dad que ob­ser­va en el mer­ca­do na­cio­nal. Ve que el es­pí­ri­tu de cre­ci­mien­to de la ca­pi­tal cru­ce­ña ne­ce­si­ta es­tar acom­pa­ña­do de nue­vos ac­to­res que apor­ten je­rar­quía cor­po­ra­ti­va; la ciu­dad fue ele­gi­da co­mo su nue­vo epi­cen­tro de ope­ra­ción.

—¿Có­mo ven el es­ce­na­rio de la co­mu­ni­ca­ción des­de Mi­ner­ba y de qué ma­ne­ra es­tán en­ca­ran­do las di­ná­mi­cas del mer­ca­do re­gio­nal?

Hay trans­for­ma­ción en to­dos los sen­ti­dos y as­pec­tos. La tec­no­lo­gía cam­bió las for­mas de con­su­mo de in­for­ma­ción y los cam­bios in­flu­yen en la for­ma de bus­car­la y dis­po­ner­la; el usua­rio ya no es­pe­ra un horario pa­ra saber más. Ade­más, y por dar un ejem­plo, es di­fí­cil que al­guien ten­ga una ho­ra pa­ra es­cu­char a al­guien, eso ha­ce que se tien­da a tra­ba­jar en la in­clu­sión pa­ra que la co­mu­ni­ca­ción sea com­pren­si­ble pa­ra to­dos. No obs­tan­te, es­ta re­vo­lu­ción no sig­ni­fi­ca de­jar de la­do los as­pec­tos tra­di­cio­na­les.

—¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne es­to en el ám­bi­to em­pre­sa­rial? Hay de­man­da de tra­ba­jo in­terno y ex­terno a tra­vés de un sal­to cua­li­ta­ti­vo. Las em­pre­sas ya to­man con­cien­cia de la im­por­tan­cia de co­mu­ni­car y ser cla­ros, de trans­for­mar su cul­tu­ra en mensaje, así co­mo sus ideas y pro­duc­tos por me­dio de una fá­cil com­pren­sión. Eso no sig­ni­fi­ca de­cir­lo de ma­ne­ra de­ma­sia­do sim­ple, sino de ser ca­paz de en­con­trar el hue­so del mensaje, sin quitarle el tiem­po al otro. Un usua­rio se fi­de­li­za cuan­do sien­te que se va­lo­ra y se res­pe­ta su tiem­po.

— ¿Mi­ner­ba apun­ta a es­ta lí­nea con su en­tra­da a Bo­li­via?

El ob­je­ti­vo es ofre­cer ex­pe­rien­cia y di­fe­ren­ciar­nos en el pro­duc­to y re­sul­ta­do de nues­tro tra­ba­jo, por eso nos va­mos a en­fo­car en cre­cer en ca­li­dad y no en vo­lu­men. Co­no­ce­mos de cer­ca a los me­dios y

“Un CEO de­be es­tar acom­pa­ña­do y re­ci­bir con­se­jos de al­guien de su mis­ma je­rar­quía; las em­pre­sas ne­ce­si­tan com­pa­ñe­ros de ru­ta”

el pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes de las em­pre­sas, por lo que en­ten­de­mos las ne­ce­si­da­des de am­bos. Ade­más, nos es­pe­cia­li­za­mos en ma­ne­jo de cri­sis, po­si­cio­na­mien­to y trans­for­ma­ción di­gi­tal. Ca­da co­sa que uno ha­ce de­be ga­nar la con­fian­za del clien­te y un tra­ba­jo me­dio­cre no ge­ne­ra es­to.

—¿Cuál es su lec­tu­ra res­pec­to al mer­ca­do boliviano?

He­mos po­di­do no­tar as­pec­tos muy dis­pa­res. Im­pre­sio­nan las ga­nas de cre­cer y ha­cer las co­sas me­jor, hay un ni­vel de pro­fe­sio­na­li­za­ción al­to por par­te de las em­pre­sas, pe­ro ne­ce­si­tan com­pa­ñe­ros de ru­ta que ten­gan la mis­ma ex­pe­rien­cia. Un CEO de­be re­ci­bir con­se­jos y es­tar acom­pa­ña­do por al­guien de su mis­ma je­rar­quía. La co­mu­ni­ca­ción de­be acom­pa­ñar el es­pí­ri­tu de cre­ci­mien­to que se mues­tra en San­ta Cruz y en Bo­li­via.

—¿Qué sec­to­res es­tán en la mi­ra?

Tra­ba­ja­mos pa­ra dis­tin­tos sec­to­res: me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ban­ca tra­di­cio­nal y fin­tech, em­pre­sas de con­su­mo ma­si­vo y mul­ti­na­cio­na­les eu­ro­peas, así co­mo ser­vi­cios y edu­ca­ción. Co­mu­ni­ca­ción cor­po­ra­ti­va no so­lo son asun­tos ins­ti­tu­cio­na­les. Im­pul­sa­mos la in­no­va­ción abier­ta y es im­por­tan­te tra­ba­jar con quien pue­da con­tar eso y al mis­mo tiem­po te­ner he­rra­mien­tas lis­tas. Aho­ra las em­pre­sas bus­can so­lu­cio­nes, no so­lo un con­sul­tor que te di­ga el ca­mino. El con­cep­to de dar una so­lu­ción es esen­cial. La idea es ce­rrar el pro­yec­to de ma­ne­ra que ha­ya un re­sul­ta­do efec­ti­vo.

La eje­cu­ti­va ex­pli­có que Mi­ner­ba in­gre­sa a Bo­li­via de la mano de BMG Group JOR­GE GUTIÉRREZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.