‘Cen­ten­nials’ se vi­si­bi­li­zan en el mer­ca­do

Los ‘hi­jos de la tec­no­lo­gía’ abar­can has­ta un 10% de las pla­ni­llas la­bo­ra­les y em­pre­sas per­ci­ben una nue­va ma­sa de con­su­mi­do­res hi­per­co­nec­ta­dos e in­de­pen­dien­tes

El Deber - Dinero (Bolivia) - - PORTADA - ÁL­VA­RO RO­SA­LES / M. VÁS­QUEZ al­va­ro.ro­sa­les@el­de­ber.com.bo

Úl­ti­mo lus­tro del si­glo XX. De acuer­do con los re­gis­tros, la eco­no­mía afron­ta­ba una trans­for­ma­ción con el au­men­to de ‘ in­puts’ – fac­to­res ( ma­te­rias pri­mas, pro­duc­tos in­ter­me­dios o ener­gía) que in­ter­vie­nen en la ge­ne­ra­ción de un bien o un ser­vi­cio– que pre­do­mi­na­ron co­mo fuen­te de cre­ci­mien­to y reac­ti­va­ción de pro­duc­ti­vi­dad. El fe­nó­meno de la red in­ter­net da­ba sus pri­me­ros des­te­llos glo­ba­les en­tre los con­su­mi­do­res y, sin te­ner con­cep­tua­li­za­cio­nes, se ges­ta­ba una fron­te­ra que hoy se­pa­ra a los mi­llen­nials de una nue­va ge­ne­ra­ción emer­gen­te que apa­re­ce co­mo una nue­va fuer­za la­bo­ral y de con­su­mi­do­res: los ‘cen­ten­nials’.

Na­ci­dos des­pués de 1995 (has­ta 2010) y tam­bién co­no­ci­dos co­mo la Ge­ne­ra­ción Z, los cen­ten­nials se caracteriz­an por ser ‘hi­jos’ de la tec­no­lo­gía (na­ti­vos di­gi­ta­les hi­per­co­nec­ta­dos), por bus­car ob­je­ti­vos a cor­to pla­zo, re­sul­ta­dos in­me­dia­tos, ser au­tó­no­mos y, al mis­mo tiem­po, te­ner un es­pí­ri­tu em­pren­de­dor. Ese per­fil es re­sul­ta­do del es­tu­dio de en­ten­di­mien­to ge­ne­ra­cio­nal ¿Có­mo son los cen­ten­nials bo­li­via­nos?, rea­li­za­do por el centro de in­ves­ti­ga­ción Hu­man Va­lue y que se pre­sen­ta co­mo una brú­ju­la pa­ra los re­clu­ta­do­res de ta­len­to y es­pe­cia­lis­tas de re­cur­sos humanos.

El in­for­me es­ta­ble­ce que es­ta ge­ne­ra­ción es­tá co­pan­do has­ta el 10% de las pla­ni­llas la­bo­ra­les de al­gu­nas em­pre­sas. Ade­más, su im­por­tan­cia den­tro de la Po­bla­ción Eco­nó­mi­ca­men­te Ac­ti­va (PEA), to­man­do co­mo re­fe­ren­cia los da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca (INE), va en ascenso. Es­te gru­po eta­rio re­pre­sen­ta el 17,1%, es de­cir, 402.612 per­so­nas for­man par­te de la PEA, se­gún el in­for­me de la en­ti­dad apo­ya­do en el cen­so de 2012. Por gru­pos de edad, en­tre cen­ten­nials em­plea­bles por las em­pre­sas re­pre­sen­tan el 29,9% o una ci­fra su­pe­rior a los 120.000 nue­vos per­fi­les.

A es­ca­la re­gio­nal, hay más de 70 mi­llo­nes de per­so­nas na­ci­das más allá de 1995 ya en edad de tra­ba­jar, se­gún las es­ta­dís­ti­cas del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo (BID). De ellas, la ma­yo­ría (ca­si un 58%) se en­cuen­tra to­da­vía inac­ti­va en el mer­ca­do la­bo­ral, es de­cir, no es­tá tra­ba­jan­do ni tam­po­co bus­can­do un em­pleo (al­gu­nos si­guen es­tu­dian­do).

La lí­der de la in­ves­ti­ga­ción, De­ni­se Hur­ta­do, ex­pli­có que, si bien la co­mu­ni­dad de Re­cur­sos Hu-

To­da­vía fal­tan ins­tan­cias prác­ti­cas que ayu­den a los cen­ten­nials a en­trar al mer­ca­do la­bo­ral

ma­nos to­da­vía es­tá desa­rro­llan­do ins­tan­cias prác­ti­cas que les ayu­den a in­ser­tar­se en el mer­ca­do la­bo­ral, exis­ten pa­tro­nes que de­ter­mi­nan la pre­di­lec­ción de un Gen-Z por una or­ga­ni­za­ción.

Ta­les pa­tro­nes se re­fie­ren al desa­rro­llo de la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal, guías pa­ra en­con­trar pro­pó­si­tos y ta­len­tos, de­jar que li­de­ren su em­plea­bi­li­dad y com­pro­mi­so con la éti­ca (es­tar pen­dien­tes al ejem­plo y cre­di­bi­li­dad), así co­mo re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co y lí­de­res que sean crea­ti­vos brin­dan­do fle­xi­bi­li­dad “en la in­fle­xi­bi­li­dad la­bo­ral bo­li­via­na”.

A es­ta voz se su­mó la pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción Bo­li­via­na de Ges­tión Hu­ma­na (Aso­bogh), Oria­na Ho­yos, quien ex­pre­só que un cam­bio ge­ne­ra­cio­nal afec­ta las es­truc­tu­ras, las for­mas de in­ter­ac­tuar y sis­te­mas de tra­ba­jo en las or­ga­ni­za­cio­nes, de­bi­do a que ca­da ge­ne­ra­ción tie­ne su for­ma de ver las co­sas y rea­li­zar su tra­ba­jo.

“Uno de los te­mas im­por­tan­tes que las em­pre­sas de­ben abor­dar y tra­ba­jar es el del res­pe­to ha­cia las di­fe­ren­cias ge­ne­ra­cio­na­les, que se ten­drán que en­ca­rar con los va­lo­res den­tro de ca­da or­ga­ni­za­ción. A par­tir del res­pe­to a las di­fe­ren­cias se lle­ga a dar un en­ten­di­mien­to y una for­ma sa­na de en­ca­rar los queha­ce­res dia­rios”, sos­tu­vo la eje­cu­ti­va. No obs­tan­te, el em­pren­di­mien­to tam­bién tie­ne ca­bi­da. El di­rec­tor ti­tu­lar de Ju­ven­tud Em­pre­sa, Saúl Pa­nia­gua, dijo que hay una fuer­te ten­den­cia en es­te sen­ti­do y que al­go muy co­mún pa­ra con­se­guir sus me­tas es que se es­tán alian­do en­tre ellos pa­ra con­se­guir­lo y, “pe­se a la in­cer­ti­dum­bre de la eco­no­mía na­cio­nal, es­tos apun­tan a lar­go pla­zo”, ex­pli­có, a tiem­po de agre­gar que apun­tan a ser em­pre­sa­rios in­no­va­do­res a tra­vés de la con­so­li­da­ción de star­tups. Ju­ven­tud Em­pre­sa cuen­ta con al me­nos 400 aso­cia­dos y el 15% (60) son cen­ten­nials.

Por su par­te, el ge­ren­te ge­ne­ral de Aví­co­la So­fía, Ma­rio Ig­na­cio An­gla­rill, se­ña­ló que los lí­de­res em­pre­sa­ria­les de­ben apren­der a di­fe­ren­ciar a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes pa­ra lue­go iden­ti­fi­car los per­fi­les y adap­tar­se a ellos. “Es un desafío. Se tar­da un po­co en acos­tum­brar­se a con­ge­niar y tra­ba­jar con las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. Hay que en­ten­der sus mo­ti­va­cio­nes. Con los ‘mi­llen­nials’ he­mos apren­di­do a lle­var­nos bien to­das las ge­ne­ra­cio­nes, ya que es la ge­ne­ra­ción más gran­de en la ac­tua­li­dad”, in­di­có.

Com­por­ta­mien­to de con­su­mo

Se­gún An­gla­rill, pa­ra a atraer a los con­su­mi­do­res de nue­vas ge­ne­ra­cio­nes hay que te­ner en cuen­ta que es­tos ya no com­pran una mar­ca por ne­ce­si­dad o gus­to, sino que bus­can mar­cas que sean responsabl­es, sa­lu­da­bles e ino­cuas, ade­más que ana­li­zan los pro­duc­tos y ser­vi­cios en 360 gra­dos.

El ge­ren­te ge­ne­ral del ho­tel Ma­rriott San­ta Cruz de la Sie­rra, Gus­ta­vo Lo­ve­ra, ma­ni­fes­tó que, ade­más de con­tar con el 12% de co­la­bo­ra­do­res cen­ten­nials en el cen­te­nar de su pla­ni­lla la­bo­ral, es­tos tam­bién son hués­pe­des con ne­ce­si­da­des co­mo la co­nec­ti­vi­dad y fa­ci­li­dad pa­ra ob­te­ner co­sas es­pe­cí­fi­cas ajus­ta­das a sus gus­tos. “Hay que sa­ber adap­tar­se a ellos por­que los ne­ce­si­ta­mos co­mo fuer­za la­bo­ral y tam­bién co­mo hués­pe­des”, sub­ra­yó.

Pa­ra el ge­ren­te ge­ne­ral de RoHo, Mar­ce­lo Áñez, ha si­do una sor­pre­sa que, así co­mo fa­mi­lias con­ven­cio­na­les, exis­ten con­su­mi­do­res que co­rres­pon­den a la Ge­ne­ra­ción Z y que ya se orien­tan a vi­vir de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te, as­pec­to que se ha sa­bi­do en­ca­jar con el pú­bli­co jo­ven in­terno de la em­pre­sa que no so­lo se ha­lla en la par­te ope­ra­ti­va, sino tam­bién en áreas de ge­ren­cia.

Áñez aco­tó que en la con­fluen­cia ge­ne­ra­cio­nal de la or­ga­ni­za­ción se per­ci­be la vo­lun­tad de apren­der y apor­tar des­de las dis­tin­tas par­tes y pun­tos de vis­ta, al igual que exis­ten plan­tea­mien­tos y pers­pec­ti­vas de los cen­ten­nials que per­mi­tie­ron am­pliar la vi­sión de la em­pre­sa.

Es­ta ge­ne­ra­ción es­tá com­pro­me­ti­da con la éti­ca, el ejem­plo y la cre­di­bi­li­dad de ac­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.